Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Un remoto pueblo en Alaska tendrá internet gracias al cambio climático

Foto: Iler Stoe
Unsplash

El cambio climático es uno de los grandes peligros de este siglo y supone una auténtica amenaza para nuestro entorno y la Humanidad. No obstante, parece que va a haber algunos beneficiados con esta tragedia medioambiental.

El deshielo en algunas zonas del Ártico está creando nuevas vías por las que los barcos pueden navegar, una circunstancia que la compañía de telecomunicaciones Quintillion aprovecha para establecer cables de Internet de alta velocidad bajo el mar con el objetivo de crear una conexión digital más rápida entre Tokio y Londres. Este proyecto ha facilitado el acceso a Internet a los municipios del norte del estado de Alaska. En concreto, la localidad de Point Hope  -que cuenta con unos 600 habitantes-, es la mayor beneficiada.

Este pequeño pueblo está situado a lo largo de la ruta utilizada por Quintillion, con sede en Anchorage, Alaska. Su localización es tan remota que, a día de hoy, los alimentos básicos deben ser transportados por avión. Point Hope no contaba con una conexión de Internet de banda ancha, algo que se corregirá gracias a la nueva ruta establecida por Quintillion, una vía abierta por los efectos del cambio climático.

Para la comunidad nativa de esta zona de Alaska, este nuevo acceso Internet podría ofrecer un mundo de posibilidades: desde una mejor educación hasta una atención médica de mayor calidad. En el comercio también podría tener efectos positivos: los artesanos locales también podrían vender sus productos online, y los negocios locales podrían pedir suministros de forma más fácil y rápida.

Un remoto pueblo en Alaska tendrá internet gracias al cambio climático 1
La localidad del Point Hope, en Alaska, vista desde el aire en verano de 2014. | Foto: Google Maps

No obstante, no todos los habitantes de Point Hope están contentos con su nuevo acceso a la red. Para Steve Oomittuk, un cazador de ballenas cuya familia ha vivido en Point Hope durante generaciones, “Internet hace que las personas se impacienten por todo. Esta no es nuestra forma de vida “, ha declarado al diario The New York Times.

Continúa leyendo: Un vehículo se estrella contra una barrera de protección de la Casa Blanca

Un vehículo se estrella contra una barrera de protección de la Casa Blanca

Foto: J. Scott Applewhite
AP Foto

Una mujer ha estrellado este viernes su vehículo contra una de las vallas de seguridad que protegen la Casa Blanca, lo que ha obligado a cerrar temporalmente el complejo que alberga la residencia presidencial, informa Efe.

“Un individuo conduciendo un vehículo se estrelló contra una barrera de seguridad cerca de la Casa Blanca”, ha informado a través de Twitter el Servicio Secreto, que unos minutos más tarde ha añadido que el conductor era una mujer y que ya se encuentra bajo custodia policial.

Según las autoridades, ningún miembro de las Fuerzas de Seguridad ha resultado herido en el suceso ni ha sido necesario recurrir a las armas “durante el incidente del vehículo”.

El suceso se produjo minutos después de que el presidente Donald Trump y el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, ofrecieran una rueda de prensa conjunta en la misma Casa Blanca.

El Servicio Secreto, el cuerpo encargado de proteger al presidente de Estados Unidos. y a su familia, ha explicado que el vehículo no ha atravesado en ningún momento el perímetro de seguridad.

Según ha señalado la cadena CNN, el choque habría sido intencionado y la conductora podría sufrir problemas mentales, aunque las autoridades aún no se han manifestado al respecto.

El incidente ha obligado a las autoridades a cerrar, además, dos de las calles que rodean la residencia presidencial, que se encuentra en el centro de Washington.

Varios incidentes similares en los últimos años, protagonizados por individuos que han saltado la verja que protege la Casa Blanca, han motivado un aumento gradual de la seguridad en el perímetro de la residencia presidencial.

Continúa leyendo: 105 estudiantes siguen desaparecidas tras el ataque de Boko Haram en Nigeria

105 estudiantes siguen desaparecidas tras el ataque de Boko Haram en Nigeria

Foto: AMINU ABUBAKAR
AFP

El presidente de Nigeria, Muhammadu Bahari, ha declarado este viernes que el país ha sufrido un “desastre nacional” después de que docenas de niñas hayan desaparecido tras el ataque del grupo yihadista Boko Haram en Dapchi (noreste de Nigeria).

“Después de que nos engañaran […] las autoridades, que primero negaron el secuestro, antes de hacernos creer que habían encontrado a nuestras hijas, hemos decidido trabajar juntos para su liberación”, ha explicado a Afp Bashir Manzo, presidente de la Asociación de los padres de las desaparecidas desde el lunes. Además, ha señalado que tras realizar “una lista completa de todas las chichas desparecidas” han registrado 105 nombres de niñas que faltan.

“El padre de cada una de las niñas se ha presentado y nos ha dado su nombre, el nombre de su hija, su edad, su clase, su ciudad natal y su número de teléfono”, ha precisado Manzo. Su hija de 16 años, Fatima, también está desaparecida.

Cientos de chicas jóvenes del internado de Dapchi, en el Estado de Yobe, consiguieron huir durante el asalto de su escuela. Insurgentes del grupo Boko Haram llegaron por la noche en un convoy de vehículos para secuestrar a las estudiantes, según testimonios de lugareños. Varios días después de los hechos, las autoridades siguen sin ponerse de acuerdo sobre el número de chicas desaparecidas ni sobre qué les puede haber ocurrido.

El ataque recuerda al secuestro de 276 estudiantes de Chibok en abril de 2014, que dio a conocer a Boko Haram (cuyo nombre significa “la educación occidental es un pecado”) en la escena internacional, conmoviendo a la opinión pública mundial en las redes sociales a través del movimiento “bring back our girls” (devolvednos a nuestras chicas). Más de 100 niñas secuestradas en ese ataque han sido liberadas, pero 112 permanecen aún en cautiverio. Desde 2009, el grupo yihadista protagoniza una sangrienta insurrección en el noreste de Nigeria. Sus ataques, y la represión por parte del ejército, han dejado más de 20.000 muertos y 2,6 millones de desplazados.

Bahari ha prometido liberar a “las chicas de Chibok” durante su mandato. Hasta ahora, se ha podido rescatar a casi un centenar de ellas, a cambio de prisioneros e importantes sumas de dinero.

Continúa leyendo: El Reina Sofía adquiere en ARCO 2018 veintitrés obras por 224.480 euros

El Reina Sofía adquiere en ARCO 2018 veintitrés obras por 224.480 euros

Foto: Wikipedia

El Reina Sofía ha adquirido en ARCO 2018 veintitrés obras que firman los artistas Rosa Barba, Patricia Esquivias, David Bestué, María Ruido, Inmaculada Salinas, Algirdas Seskus, Joachim Koester, Ángels Ribé y Engel Leonardo, por un total de 224.480 euros, ha informado el museo en una nota de prensa.

La obra que ha comprado de la italiana Rosa Barba (1972) es ‘Bending to Earth’ (2015), una película del denominado “cine de exposición”, entre la tradición y la ciencia ficción, de 35 mm, en color y en inglés en al que reúne imágenes de unos almacenes de basura nuclear de California, Utah y Colorado. El museo tenía ya de Barba la película ‘Waiting Grounds’ y la escultura ‘Western Round Table’, ambas de 2007.

De la venezolana Patricia Esquivias (1979), cuyo principal interés es la arquitectura y las artes populares, han adquirido el vídeo: 111-119 Generalísimo/Castellana, las fotografías Murales de cerámica realizados por Manuel S. Molezún y Amadeo Gabino en 1958 y la composición El pueblo español tiene un camino que conduce a una estrella.

Del barcelonés David Bestué (1990), que revisa críticamente las vanguardias del siglo XX, han comprado las esculturas Rueda de escoria de Valdemingómez (2017), Manzana de cenizas del 11-S sobre taburete con partículas del muro de Berlín (2017), Lámpara de rosa, azahar y madreselva (2017), Listón de palmera con clavo de diente y labio de clavel (2017) y Naranjas (2017).

El museo se ha hecho también con las obras de María Ruido (Ginzo de Limia, Orense, 1967) ‘Plan Rosebud 1’ (2008) y ‘Plan Rosebud 2’. Convocando a los fantasmas (2010), vídeos centrados en la Transición española y que refuerzan la línea de trabajo del Reina Sofía en la producción videográfica y la revisión de los relatos históricos.

De Inmaculada Salinas (Sevilla, 1967), el museo se ha decantado por Tiempo de trabajo (2016), una instalación de 534 cartulinas, lápiz y collage que ayuda a configurar una imagen del arte español más contemporáneo y que se une a adquisiciones recientes de artistas como Carme Nogueira o Juan Luis Moraza. Las 8 fotografías, Sin título (1975-1985), del lituano Algirdas Seskus (1945) son imágenes que el artista tomaba de una sociedad que vivía sometida a la tensión de los años de la Guerra Fría en su país y que pueden ponerse en diálogo con las películas que ya tiene el museo de Straub-Huillet y las de Deimantas Narkevicius.

El danés Joachim Koester (1962) utiliza la fotografía y el cine para crear instalaciones en las que el espacio de lo escultórico es el marco para establecer un diálogo entre diferentes lenguajes artísticos y buen ejemplo de ello es la adquirida por el museo, ‘Maybe this act, this work, this thing‘, un retrato ficticio de un grupo de actores de vodevil.

Considerada una de las artistas más significativas de las prácticas conceptuales en Cataluña, la barcelonesa Ángels Ribé (1943) trabajó primero con hierro, como la pieza que ha adquirido el Reina Sofía, ‘Paisatge’ (1983/2011), y luego con neones, además de obra gráfica y sobre papel. El dominicano Engel Leonardo (1977), de quien se ha adquirido la pieza Gemelos (2018), es un artista que realiza un cuidadoso estudio del Caribe y la República Dominicana a través de la forma, las tradiciones artesanales y arquitectónicas, y los cambios que ha sufrido el país caribeño durante el siglo XX y lo que va del XXI.

Continúa leyendo: Concentraciones en toda España por el suicidio del joven transexual de Ondarroa

Concentraciones en toda España por el suicidio del joven transexual de Ondarroa

Foto: Néstor Villamor
The Objective

“Que no nos tengamos que unir nunca más para llorar”, ha reivindicado este viernes por la tarde la vicepresidenta de la asociación de familias de menores transexuales Chrysallis, Saida García. Lo ha dicho durante una concentración de unas 150 personas este viernes en la plaza madrileña de Jacinto Benavente por el suicidio de Ekai, el adolescente transexual de la localidad vizcaína de Ondarroa que se quitó la vida días atrás mientras esperaba un tratamiento hormonal que nunca llegó. Alrededor de una bandera trans iluminada por decenas de velas, los concentrados han guardado cinco minutos de silencio en memoria del joven. “El dolor supera cualquier palabra que esté inventada”, considera García.

La concentración madrileña es solo una de las que se han celebrado este viernes en distintas ciudades de España para protestar contra “un sistema cisheteropatriarcal y opresor”, según el manifiesto leído durante la concentración. Las otras 11 localidades que han protagonizado concentraciones por el mismo motivo este viernes son Fuerteventura, Gran Canaria, Lanzarote, Tenerife, Barcelona, Burgos, Palma de Mallorca, Zaragoza, Cáceres, Sevilla y Vigo. En Ondarroa ya se había organizado una la semana pasada.

“Hemos organizado esta concentración en memoria de Ekai porque las familias [de Chrysallis] en Madrid necesitábamos tener un espacio para recordarlo juntas y para despedirnos. Era lo que necesitábamos”, explica Saida García a The Objective. Ella, como madre de una persona trans, considera que una noticia como la de Ekai “es una situación que te rompe, como familia que pertenece a Chrysallis y como activista. Es una situación de fracaso y de dolor mezclado a partes iguales”, lamenta. Por eso ha querido desplegar una bandera en la que la asociación ha invitado a los concentrados a dejar mensajes de apoyo para la familia de Ekai. “Yo creo que les va a hacer ilusión”, espera la vicepresidenta de Chrysallis.

Concentraciones en toda España por el suicidio del joven transexual de Ondarroa
Un niño deja un mensaje de apoyo a la familia de Ekai sobre una bandera trans. | Foto: Néstor Villamor

Boti García, histórica activista LGTB, también ha querido estar presente en la despedida a Ekai. “¿Cómo no iba a venir! El cuerpo y el alma y el activismo y el sentimiento me pedían estar aquí hoy. Pero tendría que estar con Ekai”, cuenta a The Objective. “Yo creo que tenemos que hacer la revolución“, zanja. “Tenemos que parar esto: tenemos que parar esta injusticia, tenemos que parar esta transfobia”, protesta. ¿Qué hace falta para lograrlo? La activista responde sin titubear: “Que se fueran los que están gobernando. Hay que dar la vuelta a la sociedad. Hay que modificar todo: leyes, mentalidades. Nos está costando pero lo vamos a conseguir. Pero lo que no nos puede costar es una vida más“.

TOP