Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Un tribunal ordena bloquear los bienes de Rousseff por daños a Petrobras

Foto: Silvia Izquierdo
AP Foto

El Tribunal de Cuentas de Brasil (TCU) ha determinado este miércoles el bloqueo cautelar de bienes de la expresidenta Dilma Rousseff y otros exmiembros del Consejo de Administración de Petrobras por la compra irregular de una refinería en Pasadena (EEUU) en 2006, informa AFP.

El organismo fiscalizador de las cuentas del gobierno ha afirmado que ese negocio se concretó siguiendo criterios “antieconómicos” y ha resultado en un perjuicio de más de 580 millones de dólares para la estatal Petrobras.

El TCU ha ordenado el bloqueo temporario de bienes de la exmandataria, destituida en 2016 por adulterar la cuentas públicas, junto con los del exministro de Hacienda Antonio Palocci -actualmente preso por el escándalo de desvíos en Petrobras- y del expresidente de la petrolera Sergio Gabrielli, entre otros exintegrantes del Consejo.

El tribunal ha otorgado 15 días a los implicados para presentar sus explicaciones y recurrir la decisión o resarcir a los cofres públicos por las pérdidas provocadas.

En 2006, Rousseff era la jefa de gabinete del presidente Luiz Inácio Lula da Silva y presidía el Consejo de Administración de Petrobras cuando la petrolera estatal había comprado el 50% de la refinería de Pasadena a la belga Astra Oil, por 360 millones de dólares.

Astra había pagado un año antes 42,5 millones de dólares por el total de la planta.

En 2008, Petrobras había comprado la otra mitad de la refinería porque unas cláusulas en el contrato la obligaron a hacerlo. Finalmente, la operación ha terminado costando más de 1.000 millones de dólares.

Rousseff ha reiterado este miércoles que el Consejo de Administración no ha cometido “ningún ilícito” y que presentará su recurso ante el TCU para probarlo.

Continúa leyendo: Petrobras acuerda pagar 2.950 millones de dólares para evitar ir a juicio contra sus accionistas

Petrobras acuerda pagar 2.950 millones de dólares para evitar ir a juicio contra sus accionistas

Foto: PAULO WHITAKER
Reuters/Archivo

La petrolera brasileña Petrobras ha firmado un acuerdo en el que se ha comprometido a pagar 2.950 millones de dólares a los accionistas que presentaron denuncias en su contra en Estados Unidos con el fin de evitar ir a juicio. El acuerdo pretende poner fin al proceso judicial colectivo iniciado por varios accionistas de la petrolera brasileña en la Corte Federal de Nueva York, informa la compañía en un comunicado.

La petrolera indemnizará a aquellos inversores que compraron acciones de Petrobras en la bolsa de valores Nueva York, y que demandaron a la empresa al sentirse perjudicados tras invertir en una compañía acusada de usar una red de corrupción para desviar recursos públicos.

Petrobras se ha visto envuelta en el mayor escándalo de corrupción en la historia de Brasil, el caso Petrobras, al revelarse que numerosas empresas pagaban sobornos a funcionarios de la petrolera y a los políticos que amparaban las corruptelas para adjudicarse contratos millonarios.

El escándalo, con ramificaciones en varios países, ha llevado a la cárcel a decenas de ex altos funcionarios de Petrobras y a influyentes políticos, y ha provocado grandes pérdidas a la compañía y un descenso de su valor en Bolsa.

Petrobras ha explicado su decisión de pagar a sus demandantes para evitar que el proceso llegue hasta un juicio totalmente imprevisible, y en el que corre el riesgo de ser condenada a pagar indemnizaciones aún mayores.

Petrobras acuerda pagar 2.950 millones de dólares para evitar ir a juicio en la Corte Federal de Nueva York 1
El actual presidente brasileño, Michel Temer, se ha visto salpicado por el caso Petrobras. | Foto: Adriano Machado/Reuters

“El acuerdo, que será sometido a la apreciación del juez, busca poner fin a todas las demandas actualmente en curso y las que podrían ser presentadas por los compradores de valores mobiliarios de Petrobras en Estados Unidos”, ha comunicado la petrolera. De acuerdo con la empresa, “el acuerdo elimina el riesgo de un juicio desfavorable que podría provocarle efectos materiales adversos a la compañía y a su situación financiera”.

La empresa se ha comprometido a pagar los 2.950 millones de dólares en tres cuotas. La primera será desembolsada diez días después de que el juez acepte el acuerdo de forma preliminar; la segunda, diez días después de la aprobación y la última se abonará seis meses después o hasta el 15 de enero de 2019.

“El acuerdo no constituye reconocimiento de culpa o de práctica de actos irregulares por parte de Petrobras”, ha afirmado compañía, que niega expresamente “cualquier responsabilidad“.

Continúa leyendo: Detenidos dos exejecutivos de Petrobras en una operación por el pago de sobornos

Detenidos dos exejecutivos de Petrobras en una operación por el pago de sobornos

Foto: PILAR OLIVARES
Reuters

La Policía Federal de Brasil ha detenido a dos personas en el marco de una operación contra el pago de sobornos a ejecutivos de la petrolera estatal Petrobras por parte del grupo Odebrecht, según fuentes oficiales, informa EFE.

Los detenidos son el exgerente del departamento Internacional de Petrobras, Luiz Carlos Moreira Sales, y un exejecutivo de la empresa, Djalma Rodrigues da Souza. El primero está acusado de destruir pruebas y ha sido condenado a 12 años de prisión por el juez federal Sérgio Moro en una sentencia publicada este viernes.

La operación ha tenido lugar en los estados de Río de Janeiro y de Pernambuco y su objetivo es cumplir un mandato de prisión temporal, cuatro de búsqueda y aprehensión y uno de conducción coercitiva, es decir, llevar a una persona de manera obligatoria a prestar declaración. En la operación se investigan los crímenes de asociación delictiva, corrupción y lavado de dinero.

Esta condena forma parte del proceso que investiga el pago de sobornos a políticos del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMBD) y a empleados de Petrobras para contratar a la compañía Samsung Heavy Industries para construir dos navíos sonda para la empresa.

La investigación señala que varios gerentes de Petrobras se unieron para beneficiar al grupo Odebrecht en contratos con la petrolera mediante el pago de sobornos, disimulados a través de cuentas de empresas fantasma en el exterior.

La operación Lava Jato, como se conoce el caso Petrobras, señala que las constructoras sobrevaloraban los contratos con la empresa petrolera y los sobornos eran repartidos entre ejecutivos de esas empresas, exdirectores de Petrobras y alrededor de un centenar de políticos del país.

Continúa leyendo: La mayoría del Supremo de Brasil rechaza bloquear un juicio contra Temer

La mayoría del Supremo de Brasil rechaza bloquear un juicio contra Temer

Foto: Leo Correa
AP Foto

La mayoría de los jueces de la Corte suprema brasileña ha rechazado el miércoles suspender la acusación de la Fiscalía General contra el presidente Michel Temer como presunto líder de una “organización criminal” para desviar fondos estatales, informa AFP.

El voto de seis de los once magistrados ha abierto la puerta para enviar la denuncia a la Cámara de Diputados, donde los legisladores deberán votar si autorizan al máximo tribunal a evaluarla y eventualmente elevarla a juicio. “La palabra está con la Cámara de Diputados”, ha dicho el juez Luís Roberto Barroso al explicar su posición.

Esta nueva derrota de Temer pone punto final a la batalla judicial que ha lanzado su defensa para frenar un caso que, hipotéticamente, podría costarle el cargo al jefe de Estado.

El tribunal había dejado pendiente el miércoles pasado un pedido para impedir que la Fiscalía presentara cargos hasta que se determine si hubo irregularidades en la obtención de las pruebas surgidas en las delaciones de los directivos del gigante de la alimentación JBS.

Esa postergación ha abierto una ventana que ha aprovechado el fiscal Rodrigo Janot, que ha terminado su mandato el domingo pasado, para presentar su segunda denuncia contra Temer, como jefe de una “organización criminal” integrada por varios de sus principales ministros y colaboradores y por tentativas de obstrucción de la labor de la justicia.

Según la denuncia, esa “organización criminal” recibió “por lo menos 587 millones de reales (unos 189 millones de dólares) en sobornos”.

Janot ha convertido a Temer en el primer presidente brasileño en ejercicio en ser acusado de un crimen común, al pedir su encausamiento por “corrupción pasiva”. No obstante, la confortable mayoría que apoya a Temer en la Cámara baja rechazó autorizar la apertura de una investigación en el STF.

Los abogados de Temer han abierto una batalla de procedimientos, para bloquear o ralentizar el nuevo proceso en cada etapa, sin conseguir su objetivo.

La semana pasada, el STF ha rechazado un pedido de descalificar a Janot por “obsesiva conducta persecutoria”.

La defensa ha alegado luego que el caso debía ser devuelto a la Fiscalía, porque contenía hechos anteriores a la llegada de Temer al poder en mayo de 2016, que solo podrían ser juzgados cuando concluya el actual mandato a fines de 2018. Un juez del STF denegó el martes también ese pedido.

El proceso contra Temer ha entrado en zona de sombras por la polémica delación de los magnates Joesley y Wesley Batista, de JBS, que ha fundamentado la acusación.

Los hermanos Batista, que colaboraron con la justicia a cambio de inmunidad, han dicho que el mandatario había recibido dinero por debajo de la mesa para financiar campañas y había avalado sobornos para mantener callados a quienes pudieran incriminarlo.

Pero su acuerdo fue anulado luego de que se descubriera que habían ocultado información. Ambos hermanos están actualmente encarcelados.

Continúa leyendo: Lula es favorito para ganar la presidencia de Brasil, según un sondeo

Lula es favorito para ganar la presidencia de Brasil, según un sondeo

Foto: Denis Ferreira
AFP PHOTO

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva lidera holgadamente todos los escenarios de cara a las elecciones de 2018, pese a las múltiples causas por corrupción en su contra, seguido por el ultraderechista Jair Bolsonaro, informa AFP.

La encuesta CNT/MDA ha mostrado, por otro lado, un hundimiento de la aprobación del gobierno conservador de Michel Temer, que ha caído a un magrísimo 3,4%, desde el 10,3% de febrero, repitiendo la misma foto política de Brasil que registran todos los sondeos en los últimos meses.

El líder de la izquierda, condenado a casi 10 años de prisión por el escándalo de corrupción en Petrobras y amenazado por otros procesos, se impondría en los nueve escenarios planteados, tanto en primera como en segunda vuelta, según la encuesta publicada el martes. El estudio ha sido realizado del 13 al 16 de septiembre, sobre un universo de 2.002 personas y un margen de error de 2,2 puntos porcentuales.

Si la elección de octubre de 2018 fuera hoy, el extornero mecánico obtendría 32,4% de los votos; le seguiría Bolsonaro, con un 19,8% y la ecologista Marina Silva, con 12,1%. El resto de los postulantes no pasaría de un dígito.

Lula, presidente de 2003 a 2010, podría ver bloqueada su candidatura, y hasta ir a la cárcel, si el fallo dictado en su contra por el juez Sergio Moro fuese confirmado en segunda instancia. Pero aún así su intención de voto crece, pese a que el turbulento presente político de Brasil siembra de incertidumbre cualquier conjetura incluso a corto plazo.

Este mismo martes, un juez federal ha aceptado una nueva denuncia por corrupción pasiva contra el expresidente, acusado ya en otros seis procesos, en una acción que investiga si ha recibido sobornos para beneficiar a ciertas empresas de la industria automotriz.

Su defensa ha vuelto a negar cualquier acusación, atribuyéndola a la “persecución política” que dice padecer el exmandatario para impedir su regreso al poder.

En caso de una segunda vuelta Lula-Bolsonaro, el cofundador del Partido de los Trabajadores (PT) obtendría entre el 39,8% y el 41,8% de los votos, mientras que el diputado que elogia la época de la dictadura militar (1964-85) recibiría 28,5% de los sufragios, según la encuesta CNT/MDA. El índice de rechazo de Lula (50,5% de los interrogados afirmaron que jamás votarían por él) es algo superior a la de Bolsonaro (45,4%).

Por otro lado, la baja popularidad del gobierno de Temer parece no tener fondo: un 75,6% lo considera “malo” o “pésimo”, frente a un 44,1% en febrero. Y apenas un 3,4% “bueno” u “óptimo”.

Y el desempeño personal del mandatario, que la semana pasada ha sido por la fiscalía general de comandar una organización criminal para expoliar al Estado, tiene el rechazo del 84,5% de los encuestados, frente al 62,4% de febrero.

TOP