Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Un atentado en el metro de San Petersburgo deja varios muertos

Foto: Ruslan SHAMUKOV
AFP

Al menos 14 personas han muerto y 45 han resultado heridas por una explosión un metro que circulaba entre dos estaciones muy transitadas del metro de San Petersburgo, han informado varias agencias de noticias rusas. Una segunda bomba fue colocada en la estación de Plóshad Vosstanie, camuflada como un extintor y que se logró desactivar, según el Comité Nacional Antiterrorista de Rusia. El metro ha tenido que ser evacuado y sus estaciones han sido cerradas. La policía busca en estos momentos a dos sospechosos.

Once personas murieron en el lugar y otras tres cuando eran trasladadas en ambulancia o en el hospital de esta ciudad, la segunda más importante de Rusia. El balance anterior, facilitado por los servicios antiterroristas rusos, era de 11 muertos.

El artefacto explosivo fue abandonado en un vagón del metro de San Petersburgo y se investiga la posibilidad de que sea un caso de extremismo, según informa la agencia Sputnik. El presidente ruso, Vladimir Putin, que se encuentra en la ciudad para reunirse con el presidente de Bielorrusia, Aleksandr Lukashenko, ha mostrado sus condolencias a los familiares de las víctimas mortales. Putin ha dicho que “no están claras las causas de las explosiones y que no se descarta ninguna hipótesis, incluida la de un posible ataque terrorista”.

El canal de televisión Rusia 24, ha informado de que el artefacto explosivo relleno de metralla estaba incrustado en el vagón. El Comité Nacional Antiterrorista de Rusia (NAK, por sus siglas en ruso) ha asegurado que ha dado por concluida la evacuación del metro.  “La evacuación está prácticamente terminada, prestamos ayuda a los heridos”, ha dicho el portavoz del NAK, Andréi Przhedomski, a la misma cadena de televisión.

El segundo artefacto no llegó a explotar. “En la estación Ploshad Vosstania fue encontrado y desactivado a tiempo un artefacto explosivo”, ha asegurado el organismo mediante un comunicado. El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha recibido el informe del Servicio Federal de Seguridad (FSB) acerca de la explosión en el metro de San Petersburgo, según ha informado el portal web del Kremlin.

Los servicios de emergencia han acudido al lugar de los hechos para atender a las víctimas del atentado, muchas de ellas afectadas por la metralla y por la inhalación de humo, y algunos helicópteros se han desplazado a la zona para evacuar a las víctimas.

Un atentado en el metro de San Petersburgo deja varios muertos 1
Los servicios de emergencia en las proximidades de la estación de metro Technological Institute | Foto: Olga MALTSEVA/AFP

“El metro de Moscú toma medidas adicionales de seguridad en el marco de la ley federal sobre la seguridad en el transporte de la Federación Rusa”, ha asegurado la institución en un comunicado comunicado en Twitter. Por su parte, el aeropuerto Púlkovo de la ciudad se encuentra en modo de emergencia y se han reforzado las medidas de seguridad. Facebook ya ha activado la Comprobación del Estado de Seguridad para los habitantes de la ciudad rusa. El Comité Nacional Antiterrorista (NAK) ya está coordinando el trabajo de las fuerzas de seguridad para evitar otras explosiones en San Petersburgo, según ha informado el propio organismo.

El presidente del Comité de Defensa de la Cámara Alta del Parlamento,Víctor Ozérov, ha declarado a Sputnik que “lo más probable es que haya sido un atentado, todas las señales indican esto”, sin embargo, el portavoz de la Fiscalía de Rusia, Alexandr Kurennoi, ha asegurado que todavía es temprano para calificar la explosión en el metro de San Petersburgo de atentado terrorista. “Actualmente en el lugar de los hechos trabaja un grupo de trabajadores de la Fiscalía de San Petersburgo, liderados por el fiscal general de la ciudad, Serguéi Litvinenko. Es demasiado pronto para sacar conclusiones”, ha señalado.

“Estoy absolutamente convencido de que a este descarado desafío se dará una respuesta contundente”, ha asegurado el presidente adjunto del Comité para la Defensa y Seguridad del Consejo de la Federación de Rusia, Frants Klintsévich, que también ha apuntado que las explosiones “indudablemente son atentados terroristas”.

Ya son varios los representantes internacionales que han condenado el atentado y se han solidarizado con Rusia, como el secretario general de la OTAN, el Gobierno británico, el estadounidense o el sirio, entre otros. La embajada de EEUU en Rusia también ha mostrado sus condolencias a través de Twitter. “Estamos consternados y entristecidos por las explosiones en San Petersburgo, que provocaron la muerte de personas y lesiones, acompañamos en el dolor a las víctimas y sus familiares”, ha dicho la portavoz de la embajada, Maria Olson.  Asimismo, el ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Boris Johnson, ha expresado sus condolencias en relación con la explosión en San Petersburgo. “Estoy conmocionado por la noticia de la explosión en San Petersburgo. Me simpatizo con las víctimas y sus familias”, ha escrito en su cuenta de Twitter.

Las autoridades de San Petersburgo han declarado tres días de luto en la ciudad, empezando desde este martes, 3 de abril, a causa de la explosión que ha sacudido el metro de San Petersburgo.

Un atentado en el metro de San Petersburgo deja varios muertos
Los servicios de emergencia ayudan a uno de los heridos fuera de la estación de metro Sennaya Ploshchad | Foto: Anton Vaganov/Reuters


Un ataque talibán en Afganistán se salda con 20 policías muertos

Foto: Parwiz Parwiz
Reuters

Veinte policías afganos han muerto este domingo en un ataque coordinado por los talibanes en un puesto de control provincial situado en el sureste de Afganistán, tal y como han podido confirmar fuentes locales.

“Esta noche, hacia la una de la mañana, un grupo de talibanes armados ha lanzado un ataque contra los puestos de control de policía del distrito de Shah Joy, en la provincia de Zabul”, ha dicho el gobernador provincial, Bismillah Afghanmal, a la agencia AFP, que cifra las víctimas mortales en al menos 20 personas, todos ellos policías.

El asalto, de acuerdo con las mismas fuentes, se prolongó durante cuatro horas y dejó a otros 15 agentes heridos.

James Comey acepta comparecer en público ante el Senado

Foto: Evan Vucci
AP Photo

El exdirector del FBI James Comey, cesado la semana pasada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha aceptado este viernes comparecer en una sesión pública ante el Comité de Inteligencia del Senado, que investiga sobre la posible coordinación entre el Gobierno ruso y el equipo del magnate para interferir en los resultados de las elecciones del pasado noviembre.

La comparecencia, aún sin fecha, ocurrirá después de la jornada festiva del 29 de mayo, Día de los Caídos en Estados Unidos.

A pocos días de su destitución, Comey había rechazado la invitación para testificar ante el Senado sobre su investigación Trump-Rusia supuestamente por unas amenazas que le ha dirigido el mandatario en su contra.

“Será mejor para Comey que no haya grabaciones de nuestras conversaciones antes de que empiece a filtrar a la prensa”, había publicado Trump en su cuenta en Twitter.

Sin embargo, el pasado miércoles el Senado ha reiterado la invitación al exdirector del FBI.

La destitución del exdirector del FBI, del todo inesperada, ha suscitado dudas sobre la Casa Blanca, y el hecho de que Comey hubiera encontrado pruebas que pudieran implicar al entorno de Trump en la trama.

Trump asegura ser objeto de la "mayor caza de brujas" en EEUU

Foto: Jonathan Ernst
Reuters/Archivo

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha criticado este jueves la investigación sobre la supuesta vinculación de su equipo de campaña con Rusia. “¡Ésta es la mayor caza de brujas individual de un político en la historia estadounidense!”, ha escrito en su cuenta de Twitter, un día después de la designación del ex director del FBI, Robert Mueller, como “fiscal especial” encargado de investigar la presunta injerencia rusa en las pasadas elecciones estadounidenses.

Trump también ha acusado a la administración Obama, y a Hillary Clinton, candidata de los demócratas en las elecciones presidenciales del pasado noviembre, de haber cometido “actos ilegales” que no fueron investigados por ningún fiscal especial.

Desde su investidura el pasado 20 de enero, Trump ha tratado por todos los medios poner punto final a la controversia por sus supuestas relaciones con Rusia durante la campaña, pero desde entonces el problema no ha cesado de crecer. El fiscal especial Mueller deberá determinar si hubo algún tipo de injerencia por parte del Kremlin en las elecciones presidenciales para favorecer a Trump con el conocimiento o apoyo de su equipo de campaña.

Trump insistió el miércoles en su inocencia y expresó su confianza en que una “investigación exhaustiva” mostrará que efectivamente su campaña electoral no tuvo ayuda de ninguna “entidad extranjera”.

Robert Mueller, exdirector del FBI, supervisará la investigación sobre Trump y sus relaciones con Rusia

Foto: J. Scott Applewhite
AP Photo

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha designado al exdirector del FBI Robert Mueller como “fiscal especial” para supervisar la investigación federal sobre una posible vinculación entre Rusia y la campaña de Donald Trump para influir en las elecciones presidenciales de 2016.

En un comunicado, el vicefiscal general, Rod Rosenstein, ha anunciado el nombramiento de Mueller para supervisar la investigación dejando claro que esta decisión no significa que tenga constancia de la comisión de delitos. “No he llegado a semejante determinación”.

“Lo que he determinado”, ha precisado, “es que, a partir de circunstancias únicas, el interés público exige que ponga esta investigación bajo la autoridad de una persona que ejerza una cierta independencia en la cadena normal de mando”.

El vicefiscal ha insistido en que “un fiscal especial es necesario para que el pueblo estadounidense tenga una confianza completa en el resultado” de la investigación.

“El fiscal especial Mueller tendrá todos los recursos apropiados para dirigir una investigación exhaustiva y completa, y estoy seguro de que él seguirá los hechos, aplicará la ley y alcanzará un resultado justo”, ha añadido Ronsenstein.

Por su parte, Mueller ha dimitido de  su puesto en un bufete de abogados para el que trabajaba para “evitar conflictos de intereses”, se añade en el comunicado.

El nuevo fiscal especial ha dirigido anteriormente la Oficina Federal de Investigación (FBI) durante 12 años bajo las presidencias del republicano George W. Bush y el demócrata Barack Obama, hasta su retirada en 2013.

Su designación este miércoles se produce después de que el Donald Trump despidiera la semana pasada al ahora exdirector del FBI, James Comey, quien mantenía abierta una investigación para dilucidar si Trump y el gobierno ruso se coordinaron para dañar la campaña electoral de la candidata del Partido Demócrata, Hillary Clinton.

En este sentido, los demócratas, a pesar de rechazar la medida, han pedido en reiteradas ocasiones que una persona ajena al Departamento de Justicia debe hacerse cargo de la investigaciones con enormes implicaciones políticas.

El martes Comey escribió un informe en el que, entre otras cosas, asegura que Trump le había solicitado poner fin a una investigación en torno al exasesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn, algo que él descartó.

TOP