Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Un atentado en el metro de San Petersburgo deja varios muertos

Foto: Ruslan SHAMUKOV
AFP

Al menos 14 personas han muerto y 45 han resultado heridas por una explosión un metro que circulaba entre dos estaciones muy transitadas del metro de San Petersburgo, han informado varias agencias de noticias rusas. Una segunda bomba fue colocada en la estación de Plóshad Vosstanie, camuflada como un extintor y que se logró desactivar, según el Comité Nacional Antiterrorista de Rusia. El metro ha tenido que ser evacuado y sus estaciones han sido cerradas. La policía busca en estos momentos a dos sospechosos.

Once personas murieron en el lugar y otras tres cuando eran trasladadas en ambulancia o en el hospital de esta ciudad, la segunda más importante de Rusia. El balance anterior, facilitado por los servicios antiterroristas rusos, era de 11 muertos.

El artefacto explosivo fue abandonado en un vagón del metro de San Petersburgo y se investiga la posibilidad de que sea un caso de extremismo, según informa la agencia Sputnik. El presidente ruso, Vladimir Putin, que se encuentra en la ciudad para reunirse con el presidente de Bielorrusia, Aleksandr Lukashenko, ha mostrado sus condolencias a los familiares de las víctimas mortales. Putin ha dicho que “no están claras las causas de las explosiones y que no se descarta ninguna hipótesis, incluida la de un posible ataque terrorista”.

El canal de televisión Rusia 24, ha informado de que el artefacto explosivo relleno de metralla estaba incrustado en el vagón. El Comité Nacional Antiterrorista de Rusia (NAK, por sus siglas en ruso) ha asegurado que ha dado por concluida la evacuación del metro.  “La evacuación está prácticamente terminada, prestamos ayuda a los heridos”, ha dicho el portavoz del NAK, Andréi Przhedomski, a la misma cadena de televisión.

El segundo artefacto no llegó a explotar. “En la estación Ploshad Vosstania fue encontrado y desactivado a tiempo un artefacto explosivo”, ha asegurado el organismo mediante un comunicado. El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha recibido el informe del Servicio Federal de Seguridad (FSB) acerca de la explosión en el metro de San Petersburgo, según ha informado el portal web del Kremlin.

Los servicios de emergencia han acudido al lugar de los hechos para atender a las víctimas del atentado, muchas de ellas afectadas por la metralla y por la inhalación de humo, y algunos helicópteros se han desplazado a la zona para evacuar a las víctimas.

Un atentado en el metro de San Petersburgo deja varios muertos 1
Los servicios de emergencia en las proximidades de la estación de metro Technological Institute | Foto: Olga MALTSEVA/AFP

“El metro de Moscú toma medidas adicionales de seguridad en el marco de la ley federal sobre la seguridad en el transporte de la Federación Rusa”, ha asegurado la institución en un comunicado comunicado en Twitter. Por su parte, el aeropuerto Púlkovo de la ciudad se encuentra en modo de emergencia y se han reforzado las medidas de seguridad. Facebook ya ha activado la Comprobación del Estado de Seguridad para los habitantes de la ciudad rusa. El Comité Nacional Antiterrorista (NAK) ya está coordinando el trabajo de las fuerzas de seguridad para evitar otras explosiones en San Petersburgo, según ha informado el propio organismo.

El presidente del Comité de Defensa de la Cámara Alta del Parlamento,Víctor Ozérov, ha declarado a Sputnik que “lo más probable es que haya sido un atentado, todas las señales indican esto”, sin embargo, el portavoz de la Fiscalía de Rusia, Alexandr Kurennoi, ha asegurado que todavía es temprano para calificar la explosión en el metro de San Petersburgo de atentado terrorista. “Actualmente en el lugar de los hechos trabaja un grupo de trabajadores de la Fiscalía de San Petersburgo, liderados por el fiscal general de la ciudad, Serguéi Litvinenko. Es demasiado pronto para sacar conclusiones”, ha señalado.

“Estoy absolutamente convencido de que a este descarado desafío se dará una respuesta contundente”, ha asegurado el presidente adjunto del Comité para la Defensa y Seguridad del Consejo de la Federación de Rusia, Frants Klintsévich, que también ha apuntado que las explosiones “indudablemente son atentados terroristas”.

Ya son varios los representantes internacionales que han condenado el atentado y se han solidarizado con Rusia, como el secretario general de la OTAN, el Gobierno británico, el estadounidense o el sirio, entre otros. La embajada de EEUU en Rusia también ha mostrado sus condolencias a través de Twitter. “Estamos consternados y entristecidos por las explosiones en San Petersburgo, que provocaron la muerte de personas y lesiones, acompañamos en el dolor a las víctimas y sus familiares”, ha dicho la portavoz de la embajada, Maria Olson.  Asimismo, el ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Boris Johnson, ha expresado sus condolencias en relación con la explosión en San Petersburgo. “Estoy conmocionado por la noticia de la explosión en San Petersburgo. Me simpatizo con las víctimas y sus familias”, ha escrito en su cuenta de Twitter.

Las autoridades de San Petersburgo han declarado tres días de luto en la ciudad, empezando desde este martes, 3 de abril, a causa de la explosión que ha sacudido el metro de San Petersburgo.

Un atentado en el metro de San Petersburgo deja varios muertos
Los servicios de emergencia ayudan a uno de los heridos fuera de la estación de metro Sennaya Ploshchad | Foto: Anton Vaganov/Reuters


Un observador de la OSCE muere en el este de Ucrania por la explosión de una mina

Foto: Alexander Ermochenko
Reuters/File

Un observador de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), de origen estadounidense, ha muerto este domingo en la provincia ucraniana de Lugansk al explotar una mina al paso del automóvil en el que viajaban los miembros de la misión de ese organismo. Según ha informado la policía de la autoproclamada república separatista de Lugansk, un miembro de la misión murió y otro resultó herido cuando se encontraban a la altura de la localidad de Prishib, cerca de la línea de separación de fuerzas en el este de Ucrania.

Al parecer, uno de los coches del convoy de la OSCE fue alcanzado de lleno por la mina antipersona, mientras el segundo resultó intacto. La república separatista de Donetsk también confirmó la muerte del observador y recordó que se habían dirigido a la OSCE para que extremara las medidas de seguridad.

“Es sabido que dicho convoy se salió de la ruta habitual y se desplazaba por carreteras secundarias, lo que está prohibido por el mandato de la misión de observación de la OSCE”, dijo Eduard Basurin, subcomandante de las milicias rebeldes, a medios rusos.

Mientras, el presidente en ejercicio de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europea, el ministro de Exteriores de Austria, Sebastian Kurz, reconoció la muerte del observador en su cuenta de Twitter.

“Trágicas noticias desde Ucrania. Una patrulla de la Misión de Observación Especial chocó con una mina. Un miembro de la patrulla resultó muerto y otro herido. La muerte de un colega es un revés para toda la OSCE”, dijo. Asimismo, Kurz demandó una “profunda investigación” del incidente para que los responsables del ataque respondan de sus actos.

Las fuerzas de seguridad separatistas no descartan que la mina fuera colocada por grupos subversivos ucranianos activos en la zona de separación. Aunque los Acuerdos de Paz de Minsk de febrero de 2015 pusieron fin a la guerra a gran escala entre el Ejército ucraniano y las milicias insurgentes prorrusas, las escaramuzas son constantes, al igual que las bajas en ambos bandos.

Las negociaciones de paz están estancadas, entre otras cosas por la falta de acuerdo sobre las elecciones en las zonas controladas por los separatistas, ya que Kiev exige garantías de seguridad y la presencia de observadores internacionales. Además, Ucrania demanda el control de la frontera entre las regiones de Donetsk y Lugansk y el territorio ruso, mientras Moscú pide a Kiev que apruebe antes una ley que otorgue altas dosis de autonomía a las zonas separatistas.

El Estado Islámico reivindica el ataque con tres muertos en Rusia

Foto: Alexander Zemlianichenko
AP Photo

El grupo Estado Islámico (EI) ha reivindicado la autoría de un mortífero ataque este viernes en una oficina de la agencia de inteligencia rusa FSB, en el Extremo Oriente ruso, ha dicho una web de monitoreo de yihadistas de Estados Unidos.

La agencia de noticias Amaq, el servicio de propaganda del EI, ha reivindicado el ataque en un breve informe en árabe distribuido en la aplicación Telegram, citando a una “fuente de seguridad”.

Según el texto, traducido al inglés por el sitio web de monitoreo de grupos yihadistas SITE, la fuente ha dicho que un “soldado” del EI ha atacado la oficina del FSB en Jabárovsk, matando a tres personas e hiriendo a otras.

Los agentes rusos dieron cuenta de dos muertos -un empleado del FSB y un civil- y un herido.

El asaltante ha sido abatido, según el FSB, que ha indicado que había “informaciones que hacen referencia a su pertenencia a un grupo neonazi”.

La información de Amaq llega un día después de que el grupo yihadista EI reivindicara el ataque en los Campos Elíseos de París en el que ha muerto un agente de policía y otros dos resultaron heridos.

Los ataques mortales contra agentes del orden rusos son poco frecuentes fuera de la inestable región del Cáucaso Norte.

Sin embargo, Rusia ha reforzado la alerta desde el presunto ataque suicida con una bomba en el metro de la ciudad de San Petersburgo, el 3 de abril, en el que han muerto 15 personas.

EEUU rechaza la autorización de sus compañías para hacer negocios petroleros con Rusia

Foto: Matthew Brown
AP Photo

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha rechazado este viernes la posibilidad de que compañías como ExxonMobil puedan explorar petróleo en conjunto con firmas rusas, unas actividades que se han visto afectadas por las sanciones impuestas en 2014.

La decisión se conoce días después de que se conociera que ExxonMobil llevaba meses buscando una exención de estas sanciones para poder reanudar sus actividades con la firma rusa Rosneft con el fin de explorar yacimientos de petróleo en el Mar Negro.

“En consultas con el presidente Donald Trump, el Departamento de Tesoro no emitirá exenciones a compañías de EEUU, incluida Exxon, para autorizar la perforación (de yacimientos de petróleo) prohibida por las actuales sanciones contra Rusia”, ha afirmado el Tesoro.

El comunicado, de dos líneas, firmado por el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, no aporta información adicional.

Esas sanciones han sido impuestas a Rusia para castigar al Kremlin por su anexión de la región ucraniana de Crimea, pero chocan con acuerdos firmados en 2012 entre ExxonMobil y el gigante petrolero ruso Rosneft.

The Wall Street Journal ha informado este miércoles de las gestiones que está haciendo ExxonMobil para conseguir la autorización necesaria y poder operar con Rosneft en el Mar Negro, donde puede haber unas reservas de 30.000 millones de barriles de crudo.

Rex Tillerson, ahora secretario de Estado, era hasta hace poco el principal directivo de ExxonMobil, pero, según el Journal, se estaba marginando de cualquier decisión del Gobierno de Donald Trump sobre esa gestión.

La petición se ha conocido meses después de que Rusia se colocara en el centro de un huracán político en EEUU por las denuncias de ciberataques de ese país antes de las elecciones presidenciales del pasado 20 de noviembre y la ventaja que pudo sacar de ello Trump.

De hecho, distintos políticos habían anticipado su oposición inicial a que se otorgara esa autorización.

“¿Están locos?”, ha tuiteado uno de los senadores republicanos más influyentes, John McCain, reaccionando a los informes que daban cuenta de los intentos de ExxonMobil por lograr la autorización oficial.

“Aunque una exención para permitir negocios con entidades rusas prohibidas podría estar a favor de los intereses de ExxonMobil, claramente no beneficiaría a los intereses de la seguridad nacional” de EEUU, ha dicho, por su parte, el senador republicano Marco Rubio.

El sospechoso de terrorismo buscado por el atentado en París se entrega en Amberes

Foto: CHRISTIAN HARTMANN
Reuters

El hombre por el que Francia había lanzado una orden de busca y captura al sospechar que podía estar relacionado con el atentado perpetrado anoche en París se ha presentado en una comisaría de Amberes, en Bélgica, según ha indicado el Ministerio francés de Interior. El portavoz del Ministerio, Pierre-Henry Brandet, citado por la emisora France Info, ha señalado que ese individuo había sido señalado por los servicios secretos belgas a Francia después del ataque en la avenida de los Campos Elíseos, en el que un policía fue asesinado y otros dos agentes resultaron heridos antes de que el autor de los disparos fuera abatido por las fuerzas del orden.

La búsqueda se había lanzado después de que el autoproclamado Estado Islámico asumiera anoche rápidamente la autoría del ataque en París, y lo atribuyera a uno de sus “combatientes” al que identificó como Abu Yusef el belga. El canal de televisión BFMTV apuntó que el individuo señalado por los servicios secretos belgas también se llama Yusef.

Sobre el autor del ataque, Brandet no ha querido dar la identidad del terrorista que cometió el atentado, para preservar las pesquisas que se están llevando a cabo en su entorno personal. De hecho, tres conocidos suyos estaban siendo interrogados esta mañana, según BFMTV. Por los elementos filtrados por la prensa, se sabe que es un francés de 39 años domiciliado en Livry Gargan, en la periferia de París. Había sido condenado a 15 años de cárcel en 2005 por unos hechos de 2001, cuando hirió de bala a un policía tras haberse visto implicado en un choque de coches. Dos días después, cuando estaba arrestado, hirió gravemente a otro policía que lo sacaba de su celda al robarle el arma.

Brandet no ha querido confirmar que estuviera fichado por los servicios secretos, una información ofrecida por Europe 1, que también ha señalado que había sido arrestado el pasado 23 de febrero, pero fue puesto en libertad por falta de pruebas. Por otro lado, fuentes judiciales confirmaron a France Info que en el coche que utilizó el terrorista para llegar a los Campos Elíseos se encontró un fusil y armas blancas.

El sospechoso, Youssouf E. O. estaba trabajando en una gasolinera en el momento en que ocurrió el ataque en París, según ha indicado su abogado. En un registro llevado a cabo en su domicilio durante una investigación no relacionada con el terrorismo, se encontró un billete de Thalys, que dio lugar a un aviso a las autoridades francesas.

El sospechoso de terrorismo buscado por el atentado en París, se entrega en Amberes
La Policía francesa registra la vivienda de Youssouf E. O. en el suburbio de Chelles, en París | Foto: Charles Platiau/Reuters

El ministro del Interior de Bélgica, Jan Jambon, ha asegurado este viernes que el autor del ataque ocurrido en la noche del jueves en París no tenía nacionalidad belga sino francesa, pero no ha querido pronunciarse sobre sus posibles vínculos con ciudadanos belgas, debido a la investigación en curso. “El criminal muerto anoche era francés”, ha indicado Jambon en declaraciones a la televisión pública francófona RTBF, y ha añadido que la posibilidad de que tenga relación con ciudadanos belgas es algo que forma parte de la investigación, y por tanto no puede hablar del asunto. Según Jambon, los servicios secretos de Bélgica tenían fichado al atacante, cuya identidad no ha sido facilitada todavía por motivo de la investigación. Tampoco el titular belga de Justicia, Koen Geens, ha confirmado si el atacante tenía relación con Bélgica.

“De momento no tenemos ninguna información sobre un vínculo belga”, ha indicado Geens a su llegada a un Consejo de ministros, según ha informado la agencia Belga. Por otra parte, el ministro de Interior belga ha confirmado que las once oficinas donde los franceses podrán votar este domingo en Bélgica con motivo de las elecciones francesas, están sujetas a un dispositivo especial de seguridad.

Refuerzo de la seguridad

El primer ministro de Francia, Bernard Cazeneuve, ha anunciado este viernes un refuerzo de la seguridad ante la primera vuelta de las elecciones presidenciales del próximo domingo, después del atentado de anoche en París que causó la muerte de un policía. En una declaración al término del Consejo de Defensa presidido por el jefe del Estado, François Hollande, Cazeneuve ha explicado que habrá “unidades especializadas de intervención para garantizar una capacidad de respuesta total”, y ha recordado que 50.000 policías, gendarmes y militares se desplegarán el domingo para que los comicios se desarrollen con normalidad.

Cazeneuve ha agregado que el Gobierno está “totalmente” movilizado y ha pedido no ceder “al miedo” ni a la “división”.Asimismo,  ha añadido que “es la unidad lo que debe prevalecer”, y ha demandado “dignidad y responsabilidad” en estos momentos.

El Consejo de Defensa, que comenzó a las 06.00 horas GMT, ha estado presidido por el presidente Hollande y han participado, además de Cazeneuve, los ministros de Exteriores, Jean-Marc Ayrault, Interior, Matthias Fekl, Defensa, Jean-Yves Le Drian, y Justicia, Jean-Jacques Urvoas.

El atentado yihadista ha conmocionado la campaña presidencial, la más disputada que se recuerda, y la ultraderechista Marine Le Pen y el conservador François Fillon, dos de los favoritos, han sido los primeros en anunciar que suspendían hoy sus actos electorales previstos para este viernes tras el ataque registrado en los Campos Elíseos.

El socioliberal Emmanuel Macron, que encabeza las encuestas, también ha suspendido sus actividades programadas.

Reacciones de los candidatos

La candidata ultraderechista a la Presidencia de Francia, Marine Le Pen, ha reclamado este viernes que se restablezca “inmediatamente” el control de las fronteras nacionales y ha atacado la “laxitud penal” de los gobiernos de izquierda y derecha de las últimas décadas. “A este gobierno efímero, dirigido por la inacción, le pido que ordene la restauración inmediata de nuestras fronteras nacionales”, dijo la candidata eurófoba en una declaración a la prensa desde su sede de campaña en París. Le Pen ya declaro el jueves por la noche la necesidad de reestablecer el control de las fronteras y de “expulsar a los imanes extranjeros que predican el odio”. Con las declaraciones de este viernes reafirma su postura anti islamista.

“La lucha contra el terrorismo empieza por recuperar nuestras fronteras nacionales y por acabar con la ingenuidad”, ha subrayado antes de exigir al presidente francés, el socialista François Hollande, que aplique antes de dejar el cargo en tres semanas las medidas que ella defiende en su programa electoral. En esa línea, ha pedido que los extranjeros fichados por los servicios secretos por radicalismo sean expulsados, que se retire la nacionalidad francesa a los que tienen doble nacionalidad para ser expulsados a la vez, y que los que son únicamente franceses sean detenidos por su “adhesión a la ideología del enemigo”.

Asimismo, ha defendido incrementar con 15.000 agentes más los efectivos de la Policía y de la Gendarmería, un refuerzo de los servicios secretos y de los medios del Ejército, así como “una adaptación de la política penal y carcelaria a este tipo de criminalidad”.

Le Pen también ha pedido que se prohiban las organizaciones salafistas, que se expulse a los imanes que promueven en sus discursos el odio y que se aplique un laicismo “estricto, conforme a los principios republicanos”. La candidata ultraderechista a la Presidencia de Francia ha asegurado que “el islamismo es una ideología hegemónica monstruosa que ha declarado la guerra a nuestra nación, a la razón, a la civilización”, y ha finalizado diciendo que para ganar esta guerra, como para ganar cualquiera, hay que actuar “con constancia y coherencia”.

Por su parte, el candidato conservador a la Presidencia francesa, François Fillon, ha avanzado este viernes su intención de renegociar el tratado de Schengen para mantener el control en las fronteras nacionales más allá del próximo mes de noviembre. Según ha indicado en una declaración en el cuartel general de su campaña electoral el objetivo es elevar el nivel de protección de las fronteras. El ex primer ministro ha afirmado que si gana las elecciones mantendrá “el estado de emergencia y el control en las fronteras” y que el combate por la seguridad y la libertad de los franceses será la prioridad de su quinquenio en caso de llegar al Elíseo.

“Hay que cambiar de escala. Tenemos que rearmarnos en el terreno de la seguridad, militar y diplomático, pero también en el ideológico y cultural, porque el islam radical desafía nuestros valores”, ha añadido antes de subrayar que la prioridad de su política exterior será la destrucción del grupo yihadista Estado Islámico. “No será posible hasta el día en que las grandes potencias actúen juntas de verdad. Cuanto más divididos estén EEUU, Europa, Rusia, Irán, Turquía y los países del Golfo, más tarde llegará la victoria contra el totalitarismo islámico”, ha apuntado.

A nivel nacional, ha prometido igualmente reforzar los medios de las fuerzas de seguridad y del Ejército, aumentar los efectivos de la policía con 10.000 agentes adicionales, unificar los servicios de inteligencia, endurecer la respuesta penal o expulsar del país a los extranjeros con vínculos confirmados con los movimientos integristas. “La Justicia debe ser implacable con los individuos peligrosos”, ha señalado el líder conservador, que prevé también aumentar el número de plazas de prisión, aislar a los detenidos radicales o no permitir que en las mezquitas haya sermones “contrarios a los valores de la República”.

TOP