Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Una universidad ofrece 4.000 euros por infectarse con una enfermedad respiratoria

Foto: Jae C. Hong
AP Foto

La Universidad de Southampton, Reino Unido, ofrece hasta 3.526 libras, unos 4.000 euros, por dejarse infectar de forma deliberada con tos ferina, una infección del sistema respiratorio altamente contagiosa que continúa siendo una causa principal de mortalidad infantil en el mundo. Los científicos esperan poder estudiar la enfermedad de cerca para desarrollar una nueva vacuna que combata las bacterias de forma más efectiva.

La tos ferina o pertussis es una enfermedad bacteriana que se transmite por el aire. Si bien en los adultos parece un simple resfriado, para los bebés y los niños puede suponer la muerte. Por eso, el equipo científico de Southampton, en su búsqueda por mejorar la vacuna contra esta enfermedad, requiere 35 voluntarios. La edad de los mismos oscilará entre los 18 y los 45 años y además deberán estar dispuestos a permanecer en una unidad de aislamiento durante al menos 17 días en donde el servicio médico observará el desarrollo de los síntomas.

De todos los voluntarios, solo enfermarán algunos, ya que, en realidad, los científicos buscan a un perfil de portador silencioso, es decir,  a una persona que sea inmune a la infección de manera natural. Estas personas todavía podrían transmitir la infección, si bien nunca padecerán tos ferina, pues tienen inmunidad suficiente para combatir la enfermedad sin necesidad de vacunarse.

Es cierto también que existe a día de hoy una vacuna para prevenir la pertussis, sin embargo, no es tan eficaz como los médicos quisieran y su protección se desvanece a lo largo de los años. Por otro lado, los antibióticos pueden evitar hasta cierto punto que la gente propague la tos, pero esto no significa que tengan plena consciencia de su condición de portadores silenciosos.

Algunas personas, sin embargo, son completamente “impermeables” a la infección. Comprender por qué ocurre esto podría ayudar a diseñar una vacuna más efectiva. “Queremos saber qué tienen de especial estas personas y por qué no podemos convertirlas en portadoras silenciosas aunque las infectemos deliberadamente”, ha dicho el investigador principal, Robert Read, director del Centro de Investigación Biomédica de Southampton NIHR.

Este experimento humano es parte de una colaboración respaldada por la Fundación Bill y Melinda Gates, así como por la industria farmacéutica, estimada en 24 millones de libras. La tos ferina mata cada año a miles de niños en todo el mundo, por eso experimentar con nuevas y mejores curas cuenta con un gran apoyo internacional.

Continúa leyendo: Bebés a la carta: la nueva frontera de la ingeniería genética

Bebés a la carta: la nueva frontera de la ingeniería genética

Marielba Nunez

Foto: Marielba Nunez

La idea de utilizar la manipulación genética para lograr seres humanos a la medida ha sido una inspiración recurrente para la ciencia ficción. Pocas cosas seducen tanto la imaginación como soñar con un mundo donde puedan modificarse las características que vienen inscritas en el ADN para obtener aquellas que se desean.

Aunque todavía parezca una fantasía extravagante, la posibilidad de diseñar seres humanos con características determinadas luce cada vez más cercana. Para muestra basta recordar que el Premio Princesa de Asturias 2015, en la categoría de investigación científica y técnica, acaba de concederse a las bioquímicas Emmanuelle Charpentier y Jenniffer Doudna por haber desarrollado la técnica de edición de los genes conocida como CRISPR-Cas9. Como dice el acta del jurado, la tecnología que les valió el reconocimiento “permite modificar genes, con gran precisión y sencillez en todo tipo de células”.

El avance, en términos sencillos, se describe como una tijera molecular que imita la estrategia que utilizan las bacterias para defenderse del ataque de los virus: detectar las secuencias genéticas infectadas, eliminarlas limpiamente y sustituirlas por otras sanas. El prometedor hallazgo de Charpentier y Doudna, cuyo hallazgo las convierte en fuertes candidatas al Nobel, ha sido bautizado ya como la nueva frontera de la ingeniería genética, pues se reconoce su poder “para reorganizar el genoma, detener la progresión del cáncer y de otras enfermedades y corregir mutaciones responsables de enfermedades hereditarias”.

Una de las posibilidades que abre la nueva tecnología es la de manipular el ADN de la “línea germinal”, es decir, de óvulos y espermatozoides, o de los embriones antes de su implantación en el vientre materno, para librarlos de fallas genéticas. Los pioneros en aventurarse con un experimento de este tipo fueron investigadores de la Universidad Sun Yat-sen, localizada en Cantón, China, quienes publicaron en el número de abril de la revista Protein & Cell los resultados de las pruebas que realizaron en 86 embriones en los que esperaban corregir el gen de la Beta-talasemia, una deficiencia en la producción de glóbulos rojos.

Los investigadores reconocieron que la eficacia del procedimiento fue muy baja, pues sólo lograron editar el ADN en 28 embriones y corregir el gen defectuoso en cuatro de ellos. También reportaron efectos indeseados del procedimiento, como la introducción de nuevos errores en las células embrionarias. “Nuestro trabajo destaca la necesidad apremiante de mejorar aún más la fidelidad y la especificidad de la plataforma CRISPR Cas9, un requisito previo para todas las aplicaciones clínicas de la edición mediada por esta tecnología”, concluyeron.

El uso del procedimiento levantó graves cuestionamientos éticos, pues el uso de embriones humanos para experimentación es de por sí un límite que muy pocos pueden legalmente cruzar. En este caso, los investigadores chinos se defendieron con el argumento de que los utilizados en el estudio, que provenían de clínicas de fertilidad, eran defectuosos de entrada, pues tenían una copia extra de cromosomas que los hacía inviables.

No es probable que los investigadores interesados en esta línea de trabajo se desanimen por los pobres resultados de este primer intento. “La baja eficiencia y las mutaciones no deseadas podrían atribuirse a la anormalidad de los embriones, pero por ahora en muchos países no es posible investigar con embriones normales”, recalca la bióloga María Teresa Urbina, presidenta de la Red Latinoamericana de Reproducción Asistida.

En todo caso, no es este tipo de edición genética la primera incursión en terrenos de la modificación de las células reproductivas, recuerda Urbina. “Hace quince años, Jacques Cohen, uno de los biólogos más brillantes en el campo de la fertilización in vitro, desarrolló una técnica que permitía la transferencia de citoplasma de donante para tratar ovocitos con mitocondrias defectuosas”. En pocas palabras, el bebé por nacer cuenta con información genética de tres personas: sus padres biológicos y una donante de óvulos que aporta mitocondrias sanas.

Este método se propuso como cura para la enfermedad mitocondrial, un desorden del funcionamiento de las células que puede causar fallas en varios órganos y sistemas del cuerpo. Su aplicación permitió que nacieran sanos 30 niños que de otra forma probablemente habrían desarrollado la enfermedad, pero la controversia ética que causó el procedimiento obligó a dictar una moratoria de su aplicación, hasta tanto se comprobara su seguridad.

En febrero de este año, la Cámara de los Comunes de Reino Unido aprobó finalmente el uso de la técnica luego de comprobar que, tres lustros después, aquellos bebés siguen sin presentar problemas de salud. Pese a que gracias a ello miles de familias tienen la esperanza de criar bebés libres de la enfermedad mitocondrial, persisten las dudas. Hasta el año pasado, la Agencia de Alimentos y Fármacos estadounidense, FDA, mantuvo sus cuestionamientos al método y su recomendación de continuar los estudios para determinar la seguridad de madres e hijos, así como de generaciones futuras.

Otras vías, menos sofisticadas que la manipulación de la línea germinal humana, ofrecen de alguna manera diseñar hijos que cumplan los deseos de sus progenitores. Para quienes quieren escoger el sexo del futuro bebé, existe la tecnología que permite separar los espermatozoides que portan los cromosomas X o Y. Combina el uso de un láser para identificar las células deseadas en el líquido seminal y descartar las que no interesan. Luego se utilizan técnicas de reproducción asistida, como la fertilización in vitro o la inseminación artificial, para asegurar la fecundación de un embrión del sexo que se busca.

Con el mismo fin se utilizan otros desarrollos, como la PGD o diagnóstico genético previo a la implantación, que posibilita también en laboratorio seleccionar los embriones que conducirán al nacimiento de una niña o un niño antes de insertarlos en el útero.

Una ventaja de este tipo de métodos es que facilitan la prevención de defectos congénitos que se expresan solamente en algunos sexos, como la hemofilia, pero no dejan de ser polémicos porque también se ofrecen para aquellos padres que invocan la búsqueda de “equilibrio familiar”.

Aunque estas técnicas tienen ya varios años de creadas, las observaciones éticas, legales y morales sobre su uso persisten y fueron resumidas por la Organización Mundial de la Salud en dos: pueden distorsionar la proporción natural en la que nacen hombres y mujeres y refuerzan la discriminación femenina, especialmente en países con marcada desigualdad de género, como India y China.

En la búsqueda del bebé ideal, también se han explorado herramientas que estudian las probabilidades de que un hipotético hijo tenga determinadas características. Hace un par de años, la empresa estadounidense 23andMe causó un escándalo entre los especialistas en bioética al obtener la patente de un método que prometía dar a los padres la opción de escoger ciertos rasgos como si se tratara de una lista de compra. Por ejemplo, se podía seleccionar para el bebé una mayor expectativa de vida, mayor habilidad para los deportes o menor riesgo de desarrollar determinados tipos de cáncer.

El invento, tan fascinante como escalofriante, fue cuestionado por la revista Genetics in Medicine, del Colegio de Genética Médica y Genómica de Estados Unidos. Señalaron que el uso de un proceso computarizado para elegir gametos que condujeran a fenotipos especiales “tiene implicaciones muy amplias pues consiste en seleccionar rasgos que no tienen que ver con una enfermedad en particular”.

Frente al desarrollo de estas tecnologías y las que sin duda aparecerán en el futuro, ¿quién puede resistirse a pensar en la inminencia de distopías como la imaginada por Aldous Huxley en Un mundo feliz, con seres humanos creados a la medida?

Urbina ataja esos temores. Sostiene que aún estamos lejos de poder obtener bebés de diseño “y aún más lejos de poder utilizar estas tecnologías para modificar características no relacionadas con enfermedades graves”.

Sin embargo, el hecho de que ya haya empezado a experimentarse con tijeras moleculares para modificar el ADN embrionario ha puesto sobre la mesa el debate sobre la necesidad de impulsar límites sobre este tipo de investigación. En vísperas de la publicación de los resultados logrados por el equipo de Cantón, la revista Nature publicó un editorial en el que alertaba sobre los peligros de la investigación.

La edición del genoma en los embriones humanos usando tecnologías actuales podría tener efectos impredecibles sobre las generaciones futuras. Esto hace que sea peligroso y éticamente inaceptable”, señalaba el texto, firmado por representantes de la industria de la biotecnología, entre ellos Edward Lanphier, presidente de la Alianza para la Medicina Regenerativa en Washington. E insistían: “En esta primera etapa, los científicos deberían comprometerse a no modificar el ADN de las células reproductivas humanas”.

Guiada por la misma preocupación y aprovechando el prestigio que le da ser una de las creadores de la CRISPR-Cas9, Doudna convocó a principios de este año un encuentro en Napa, California, con integrantes de la élite de la investigación genética, cuyos resultados fueron publicados en la revista Science en marzo. Allí se invocaba “una discusión abierta de las ventajas y riesgos de la modificación del genoma humano”, en la que participaran ampliamente científicos, médicos, científicos sociales, el público en general, entidades públicas y grupos de interés.

Una preocupación central es que con un método relativamente accesible será posible eventualmente introducir cambios en la línea germinal (óvulos, espermatozoides, embriones), que luego pueden pasar a las siguientes generaciones. Un avance como ese “supone enormes oportunidades pero también riesgos desconocidos para la salud y el bienestar humano”.

Marielba Núñez

Continúa leyendo: El niño que murió en Caracas esperando al Cardioxane

El niño que murió en Caracas esperando al Cardioxane

Cecilia de la Serna

Foto: Cecilia de la Serna

Cuando pensamos en la escasez en Venezuela, nos llegan a la mente cientos de imágenes de supermercados vacíos, o el recurrente ejemplo de que es imposible encontrar productos básicos como el papel higiénico. Cuando lo que faltan son medicamentos, entonces la desesperación es cuestión de vida o muerte.

Redes sociales: gritos desesperados y una denuncia viral

Cuando los venezolanos no encuentran un medicamento, acuden a las redes sociales. En muchos casos este es el último recurso, un grito desesperado tras una odisea cuyo mapa ha dibujado decenas de farmacias. El uso de redes sociales como Twitter o Facebook no es, ni mucho menos, algo aislado. Cientos de usuarios acuden a ellas en busca de medicamentos, especialmente antirretrovirales -necesarios para los tratamientos del VIH-, medicamentos para la hemofilia o para el cáncer.

Los usuarios con mayor influencia en Venezuela, es decir, con mayor número de seguidores, comparten cada caso para llegar al mayor número de personas posible. Los más afortunados tienen contactos que le pueden facilitar el medicamento que necesitan. Sin embargo, a pesar de la incansable lucha, la mayoría de peticiones no llega a ningún lado.

La tuitera Adriana Medina (@cotidiana) realizaba hace unos días una petición de esta índole en su cuenta, y horas después comunicaba que su sobrino había fallecido “gracias a este maldito gobierno”.

Más de un 70% de medicamentos escasean

Ya en el pasado mes de octubre, el Presidente de la Federación Farmacéutica Venezolana, Freddy Ceballos, alertaba de un dato preocupante: el desabastecimiento de medicamentos en Venezuela se ubica en el 70%. Además, apuntaba a que la inacción del gobierno venezolano agravaba considerablemente la situación.

La respuesta del gobierno de Nicolás Maduro ha sido siempre negar los hechos. El ministro de Salud, Henry Ventura, ha declarado recientemente que su gobierno “garantizaba” el abastecimiento de medicamentos y de materias primas. Sin embargo, la desesperación de los ciudadanos es palpable: basta un paseo por las redes para ver a familiares y amigos de enfermos pidiendo con urgencia medicamentos, o recorrer las farmacias de todo el país para comprobar que el abastecimiento no está garantizado.

La última de las excusas del gobierno de Maduro es decir que la derecha quiere acaparar los medicamentos y otros productos de primera necesidad para presionar al gobierno. Medios afines al gobierno chavista se hacen eco de la detención de un opositor por “contrabando de medicamentos”, concluyendo que todo forma parte de una “guerra económica”.

Una importación imposible

La mayoría de medicamentos se importan del exterior, y los farmacéuticos acusan al gobierno de que no les otorgan las divisas necesarias para adquirir nuevas medicinas. Algunas de estas, necesarias para los tratamientos de diabetes, VIH y cáncer, las deben proveer el propio gobierno. La deuda de este con empresas farmacéuticas acentúan el problema, que ya no pueden ofrecer a los venezolanos los medicamentos que necesitan.

Mientras el gobierno y la oposición se enfrentan por determinar la responsabilidad de la escasez, las farmacéuticas denuncian las trabas que deben superar para abastecerse. Y, también mientras tanto, los venezolanos intentan buscar una solución desesperada a través de los medios de los que disponen. Por el momento, el caso del sobrino de Adriana Medina no es único, y tampoco será el último.

Continúa leyendo: La miel hipster que puede salvar vidas

La miel hipster que puede salvar vidas

Lidia Ramírez

… y rejuvenecer tu cutis

Conocida como ‘El Santo Grial’, esta jalea, de sabor fuerte y amargo, ha llamado la atención de numerosos científicos y profesionales médicos que afirman que contiene propiedades beneficiosas con las que la miel corriente no puede competir. Hablamos de la miel manuka. Cultivada en Nueva Zelanda y Australia, es el resultado de un proceso en el que las abejas polinizan el néctar del arbusto manuka, también conocido como ‘el árbol del té’. Las abejas toman este néctar, lo trasladan hasta sus colmenas y le añaden enzimas, produciendo este tipo especial de miel. Por lo que no son estos insectos, sino el néctar del arbusto, el que posee éstas notables propiedades curativas y que le da algo que el resto de las mieles no poseen.

dddddd Wikimedia Commons
Flor roja del árbol manuka.  (Foto: Wikimedia Commons)

Una nueva investigación de la Universidad de Southampton y publicada en el Journal of Clinical Pathology ha demostrado que una disolución de esta miel y agua podría prevenir el crecimiento de bacterias hasta un 77 %. Y, como resultado, el riesgo de infección en pacientes disminuye. De esta forma el estudio asegura que “incluso las disoluciones bajas en miel manuka pueden frenar la actividad y crecimiento de biopelículas bacteriana; es decir, la capa de microbios delgada y resistente que crece y se adhiere a cualquier superficie, incluyendo el plástico”.

El uso de la miel como remedio de salud se remonta a siglos atrás. Ya los maoríes usaban esta planta como medicina natural e incluso animales, como los periquitos neozelandeses kakariki o los mohoua cabeciblanco, que usan las hojas del manuka para deshacerse de los parásitos. Sin embargo, este estudio es el primero de este tipo que específicamente investiga su potencial a partir del néctar del ‘árbol del té’.

Un mohoua cabeciblanco, en un árbol manuka. Foto: (Kimball Chen/Kea Photography)
Un mohoua cabeciblanco, en un árbol manuka. (Foto: Kimball Chen/Kea Photography)

Los investigadores disolvieron soluciones de miel y agua con valores diferentes, desde 3,3% a 16,7% de miel. Las infusiones se aplicaron a dos tipos de bacterias que comúnmente causan infecciones en las vías urinarias y se dejaron incubando. Los resultados demostraron que incluso la disolución más baja en miel redujo la cantidad de bacterias adheridas al plástico de las placas del laboratorio un 35% tras 48 horas. Después de tres días, todas las soluciones habían inhibido el crecimiento de bacterias alrededor de un 77%. 

Puede prevenir el crecimiento de bacterias hasta un 77 %

Ideal para el aparato digestivo

Además de sus interesantes propiedades antibacterianas, la miel manuka ayuda a mejorar las digestiones, así como los síntomas causados por la úlcera de estómago o las hernias de hiato. Gracias también a su efecto antiinflamatorio, ayuda a disminuir la inflamación característica de estas dos dolencias. Éstas están clínicamente probadas y el laboratorio Honey Research Unit de la Universidad de Waikato es el encargado del análisis.

Una disolución de esta miel y agua podría prevenir el crecimiento de bacterias hasta un 77 %. (Foto: Thomas Peter / Reuters)
Una disolución de esta miel y agua podría prevenir el crecimiento de bacterias hasta un 77 %. (Foto: Thomas Peter / Reuters)

El cosmético natural más dulce 

Cada vez más fabricantes de cosméticos explotan sus increíbles propiedades para elaborar productos estéticos. Algunos de sus componentes son antioxidantes por lo que un mejunje de este producto sobre el rostro te evitará el envejecimiento prematuro, mejorando la longevidad de las células de la piel. Por otro lado, si sufres de acné, su mezcla con una crema hidratante para nutrir la piel puede ayudar a tratar las espinillas, eliminando los gérmenes no deseados y limpiando las impurezas de la piel. Además, durante la lactancia, si usas esta miel a modo de lubricación después de amamantar, puede ayudarte a evitar lesiones en la piel de los senos, una piel que suele ser muy sensible.

(Foto: Vitamin World / AP)
Ideal para personas con acné y madres en periodo de lactancia. (Foto: Vitamin World / AP)

La adulteración

De acuerdo con la UMFHA, la principal asociación de productores de miel manuka de Nueva Zelanda, cada vez es mayor el número de productos falsificados y vendidos como miel 100% pura. En este sentido, la asociación alerta de que el 43% de las muestras analizadas en Gran Bretaña, China y Singapur en 2012 y 2013 estaban adulterados. En 2013, la Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido pidió a las autoridades mayor vigilancia, así como alertar a los vendedores de miel la necesidad del cumplimiento de la ley. Por otro lado, las disputas territoriales entre los productores que operan cerca de grandes cúmulos del ‘árbol del té’ han aumentado en los últimos años ya que éstos están siendo robados o saboteados de diversas maneras.

Continúa leyendo: Alerta en EEUU ante una droga que causa la muerte instantánea

Alerta en EEUU ante una droga que causa la muerte instantánea

Foto: Romeo Ranoco
Reuters

El Departamento Antidroga de Estados Unidos (DEA) ha advertido de la existencia de una droga que puede provocar la muerte instantánea sólo con el contacto directo. El fentanilo, también llamado China White, es, según los informes de la DEA, la sustancia que está detrás de la mayoría de las muertes por sobredosis en el país. El bajo coste de este opiáceo,y sus efectos inmediatos, lo han convertido en una droga habitual en las calles, que ha llegado a derivar en epidemia, según las autoridades.

El fentanilo, un opioide sintético 50 veces más fuerte que la heroína y hasta 100 veces más potente que la morfina, es un medicamento recetado para pacientes que sufren dolores severos o crónicos que se administra en dosis muy bajas y controladas por profesionales de la medicina.

El mes pasado, un policía de Ohio se desplomó inmediatamente después de sacudirse del uniforme restos de esta sustancia, que se le había quedado adherida durante una redada antidroga rutinaria. “La inhalación de unas pocas partículas transportadas por el aire podría ser mortal”, ha asegurado el fiscal adjunto de la DEA, Rod Rosenstein. “Nuestros oficiales de policía y personal se enfrentan a este peligro todos los días.”

El fentanilo no es una droga desconocida para las autoridades; en 2005 y 2007 ya causó alrededor de 1.000 muertes en EEUU. La sustancia procede en su mayoría de México, en donde el Cártel de Sinaloa, entre otros, corta la heroína o la cocaína con el opiáceo. Su producción se lleva a cabo en laboratorios clandestinos, algunos de los cuales ya se han desmantelado. Sin embargo, esto ha llevado a los narcotrafricantes a deshacerse con rapidez del producto vendiéndolo falsamente como heroína.

El problema es que los consumidores, desconocedores de este hecho,  acaban consumiendo una cantidad letal para el organismo. Además, ahora los derivados del fentanilo han resurgido con más fuerza, ya que son incluso más baratos y sus efectos más prolongados. Se calcula que la adicción a estos opiáceos provocaron 59.000 casos de sobredosis solo en 2016, un 20% más que en el año anterior.

La Agencia Antidrogas ha emitido un comunicado pidiendo cautela a los agentes de policía a la hora de manejar sustancias sin identificar y la Administración de Salud ha pedido que se retiren aquellas medicinas que lleven el fentanilo entre sus componentes. Michael Jackson y Prince tenían prescripción médica para consumir este tipo de medicamentos.

TOP