Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

UNICEF alerta de la situación de los niños en la crisis humanitaria de Yemen

Foto: Khaled Abdullah
Reuters/Archivo

Cuando se van a cumplir dos años del inicio de la ofensiva armada de Arabia Saudí en Yemen, UNICEF adelanta en su informe que 10 millones de niños continúan pagando el precio más alto del conflicto y necesitan de forma urgente ayuda humanitaria ante la grave situación que amenaza con la muerte por desnutrición severa de 462.000 pequeños menores de cinco años.

En el país más pobre de Oriente Próximo junto con Nigeria, Sudán del Sur y Somalia, las familias, cada vez más pobres y con menos recursos, recurren a medidas extremas para poder alimentar a sus hijos. Según se recrudece la pobreza, más niños, hasta ahora unos 1.572, son reclutados para combatir en el conflicto y más de dos tercios de las niñas acaban en matrimonios forzados antes de los 18. El número de chicos fallecidos en el conflicto ha ascendido un 70% y al menos el doble han sufrido la violencia desde marzo de 2016.

Además, Yemen debe hacer frente a una de las crisis alimentarias más grave del mundo. Cerca de medio millón de niños sufren malnutrición severa, es decir, que Yemen ha sufrido un incremento del 200% desde 2014. Las familias comen menos y optan por alimentos sin contenido nutritivo. Esta situación tiene su origen como apunta Acción Contra el Hambre en la resolución 2216 de Naciones Unidas que transformó de facto el embargo armamentístico en un bloqueo aéreo y marítimo que “afecta casi a la totalidad de las importaciones de productos de primera necesidad”.

La vulnerabilidad de la población y las condiciones extremas obligan a la población a vivir con dos dólares al día, y en muchas ocasiones ni eso, pues al menos el 80% de las familias están en deuda o piden préstamos para alimentar a sus hijos. La asistencia social que proporcionaba liquidez a los yemeníes ha sido suspendida y por lo tanto la compra de alimentos, medicinas o productos básicos se ha vuelto imposibles para la mayoría.

El sistema sanitario está al borde del colapso, dejando a casi siete millones de niños sin acceso a una atención sanitaria adecuada. El cólera, que ya hizo acto de presencia en octubre del 2016 continúa extendiéndose, y se sospecha que hay 22.500 casos y al menos 106 muertes.

En cuanto a la educación, 1.600 escuelas han dejado de funcionar bien porque fueron destruidas o dañadas durante el conflicto o porque se usan hoy en día para albergar a familias desplazadas. Unos 350.000 niños han dejado de ir a la escuela, lo que asciende a dos millones los niños que no reciben una educación.

UNICEF y otras organizaciones internacionales continúan proporcionando vacunas, comida, tratamientos para combatir la malnutrición, educación y ayuda psicosocial y económica, pero todas coinciden en la necesidad de tomar medidas urgentes, entre ellas una solución política en la que se prevea la protección de los derechos del niño.

Continúa leyendo: Al menos 16 muertos en un bombardeo en Yemen

Al menos 16 muertos en un bombardeo en Yemen

Foto: MOHAMED AL-SAYAGHI
Reuters

Un bombardeo de la coalición árabe sobre un mercado popular en la ciudad de Al Joja (localidad yemení situada en la zona costera con el mar Rojo) ha dejado, al menos, 16 muertos y 17 heridos, ha informado la agencia Saba, citada por Efe. Fuentes militares y médicas citadas por AFP hablan, no obstante, de 26 fallecidos, 20 de ellos civiles. Algunos de los heridos son graves y los aviones de la coalición árabe (capitaneada por Arabia Saudí) continúan sobrevolando la zona, de modo que el número de fallecidos puede aumentar en las próximas horas.

El mercado contra el que se dirigía el ataque se encuentra en la entrada sur de la ciudad, actualmente bajo el dominio de los hutíes (un grupo insurgente con militantes tanto chiíes como suníes presente en el país), según la cadena de televisión yemení Al Masira. Los atacantes también realizaron dos incursiones contra el cuartel de Abu Musa al Ashaari, un importante centro de los rebeldes hutíes en esta ciudad.

La ciudad de Al Joja, a unos 160 kilómetros del puerto Al Hadidya en el extremo sur de la provincia con el mismo nombre, es uno de los destinos turísticos más destacadas en la costa de Yemen. Las fuerzas del presidente de Yemen reconocido internacionalmente, Abdo Rabu Mansur Hadi, cuentan con el apoyo de la coalición árabe en su lucha contra los rebeldes hutíes, que apoyan al expresidente Ali Abdalá Saleh. El 23 de enero pasado, las tropas de Hadi recuperaron el puerto y la ciudad de Al Moja, situados a unos 20 kilómetros del sur de Al Joja, adonde se retiraron los hutíes y otras milicias aliadas a Saleh tras de haber sido derrotados en unos duros combates que se alargaron varios días.

Continúa leyendo: AI acusa a EEUU y Reino Unido de agravar el conflicto de Yemen mediante la venta de armas

AI acusa a EEUU y Reino Unido de agravar el conflicto de Yemen mediante la venta de armas

Foto: Khaled Abdullah
Reuters/File

Amnistía Internacional (AI) ha acusado este jueves a Estados Unidos y el Reino Unido de agravar el conflicto en Yemen mediante la venta de armas a Arabia Saudí, mientras que de forma “hipócrita” ofrecen ayuda humanitaria al país. La venta de armas de ambos países a Arabia Saudí ronda los 5.000 millones de dólares, según AI, que ha destacado que esa cifra supera con creces los 450 millones de dólares que han destinado en ayuda humanitaria al Yemen en los últimos dos años.

“Dos años de conflicto han forzado a tres millones de personas a huir de sus hogares, han destrozado la vida de miles de civiles y han dejado al Yemen sumido en un desastre humanitario, con más de 18 millones de personas en necesidad apremiante de ayuda”, ha expresado en un comunicado la directora adjunta de Investigación en la oficina regional de AI en Beirut, Lynn Maalouf.

El armamento suministrado por EEUU y el Reino Unido ha sido utilizado para cometer “graves violaciones” y contribuyó a “precipitar una crisis humanitaria” en el país, según AI. La ONG también ha resaltado que España fue el tercer exportador mundial de armas a Arabia Saudí entre 2013 y 2015 y afirmó que, entre 2014 y el primer semestre de 2016, vendió al reino wahabí armamento por valor de 900 millones de euros.

AI ha instado a la comunidad internacional a actuar de inmediato para imponer un embargo de armas e investigar los posibles crímenes de guerra cometidos por todas las partes implicadas en el conflicto. La guerra en el Yemen se desató en 2014, cuando los hutíes (chiíes) se levantaron contra el presidente Abdo Rabu Mansur Hadi y tomaron la capital, Saná. El conflicto se agravó en marzo de 2015, cuando la coalición de países árabes suníes, liderada por Arabia Saudí, comenzó su intervención a favor de Hadi, quien se exilió en Riad. Estados Unidos apoya militarmente a la coalición árabe y también ha intervenido en el país contra la organización terrorista Al Qaeda, que ha aprovechado el conflicto para hacerse ganar territorio en varias regiones del país.

La ONU ha alertado que el país está al borde de la hambruna, la más grave en el mundo, que amenaza a unos 17 millones de personas.

Continúa leyendo: La ONU alerta que 20 millones de personas corren el peligro de morir de hambre

La ONU alerta que 20 millones de personas corren el peligro de morir de hambre

Foto: FEISAL OMAR
Reuters

El coordinador de ayuda de emergencia de la ONU, Stephen O’Brien, realizó ayer un dramático llamamiento al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para que preste ayuda a millones de personas que pasan hambre.

De acuerdo con sus declaraciones, unas 20 millones de personas corren peligro de morir por inanición en cuatro países, en caso que la comunidad internacional no resuelva impulsar una importante acción de ayuda.

O’Brien visitó previamente las regiones en crisis de Yemen, Sudán del Sur, Somalia y Nigeria, para hacerse un cuadro de la situación.

Para el coordinador de ayuda de emergencia se alcanzó un “punto crítico en la historia de las Naciones Unidas”, según se desprende de un comunicado.

La ONU está ante la mayor catástrofe humanitaria desde su fundación.

“La situación para las personas en estos países es terrible y sin una gran reacción internacional será aún más grave”, aseveró el británico.

Aseguró que los cuatro países tienen algo en común: el conflicto. “Eso significa que nosotros (la ONU) tenemos la posibilidad de impedir mayor miseria y sufrimiento”, alertó.

Continúa leyendo: La Guerra en Yemen: Por la Puerta de los Lamentos

La Guerra en Yemen: Por la Puerta de los Lamentos

Julio Cesar Pineda

En Yemen de nuevo se expresa la guerra con el sentido religioso y étnico de otros conflictos en Medio Oriente, pero también la incidencia de las potencias regionales con la confrontación entre Irán-Arabia Saudita.

En Yemen de nuevo se expresa la guerra con el sentido religioso y étnico de otros conflictos en Medio Oriente, pero también la incidencia de las potencias regionales con la confrontación entre Irán-Arabia Saudita. Igualmente, los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU se dividen como en Siria. China y Rusia más cercanas a Teherán, mientras que Europa y Estados Unidos con simpatías hacia Riad.

Difícilmente Arabia Saudita permitirá la influencia iraní en su larga frontera con Yemen y en las islas de este país, especialmente en el islote de Perim que permite el acceso al Mar Rojo por el estrecho de Bab-el-Mandeb, y la isla Socotra, la más grande en el Océano Indico. Bab-el-Mandeb, paso que une al Mar Rojo con el Océano Indico, traducido es La Puerta de los Lamentos, de gran significación después de la reapertura del Canal de Suez en 1975.

Yemen es un punto de grandes conflictos con la caída de la monarquía etíope, la guerra entre Etiopia y Somalia, la independencia de Yibuti y Eritrea, la inestabilidad en Somalia y la transformación de la nación en dos Estados: Yemen del Norte, bajo el Imperio Otomano y Yemen del Sur, bajo Gran Bretaña.

En junio 1978 llegó al poder Ali Abdullah Saleh, quien logró la estabilidad del país y mantuvo un equilibrio en su relación tanto con Rusia como con Estados Unidos y con Yemen del Sur, donde siempre hubo influencia comunista y del radicalismo islámico. Saleh logró unificar Yemen en mayo de 1990. Yemen tiene una extensión de 529.000km2 y una población de 20 millones. La mitad de la población está vinculada al chiismo.

En el 2011 con la Primavera Árabe se puso fin al gobierno de Ali Abdullah Saleh. Con el traspaso de poder, el nuevo jefe de Estado fue Abd Rabbuh Mansur al-Hadi. Pero ha sido imposible la estabilidad del gobierno por la presión de los grupos chiitas con la ayuda de Irán y el interés de Arabia Saudita en apoyar al gobierno legítimo. Actualmente no hay gobierno en Yemen desde la renuncia del presidente, situación fomentada por las presiones de los hutíes.

TOP