Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

La moción de censura de Podemos a Rajoy se debatirá el 13 de junio en el Congreso

Foto: Podemos
Ahora Podemos

Así lo ha informado la presidenta del Congreso, Ana Pastor, después de hablar con los portavoces de los grupos parlamentarios a los que ha consultado la fecha del debate. Una vez que la Mesa del Congreso ha admitido hoy a trámite la moción de Podemos hay un plazo de dos días para que otros grupos presenten mociones alternativas.

El pasado viernes Unidos Podemos registró su anunciada moción de censura contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por los escándalos de corrupción que afectan al Partido Popular. “El Gobierno de España ha abandonado a la ciudadanía al secuestrar a las instituciones y ponerlas al servicio de la defensa de su partido y de los saqueadores de las arcas públicas”, se puede leer en el documento que Irene Montero, portavoz parlamentaria de Podemos, y 36 diputados registraron en el Congreso.

Al registro acudieron, además de Irene Montero, los diputados de Unidos Podemos y sus confluencias Josep Vendrell, Alberto Garzón, Antón Gómez-Reino, Ione Belarra, Gloria Elizo y Juantxo López de Uralde.

En el texto se incluye que el candidato a la Presidencia del Gobierno es el líder de la formación morada, Pablo Iglesias, cumpliendo así con lo que establece la Constitución en lo relativo a las mociones de censura de presentar un candidato alternativo. “Por todo lo expuesto, y acompañando a este escrito la expresa aceptación como candidato a la Presidencia del Gobierno del Sr. Pablo Iglesias Turrión, es por lo que solicitamos que admita este escrito para que se pueda exigir la responsabilidad política del Gobierno mediante la adopción de esta moción de censura”, concluye el texto presentado en el registro de la Cámara, dirigido a la presidenta Ana Pastor.

Iniciativa fallida

Podemos, según han admitido el propio Iglesias y otros dirigentes, sabe que su moción de censura no tiene posibilidades de prosperar ya que necesita al menos 176 votos. PSOE, Ciudadanos, PNV y Coalición Canaria ya han adelantado que no apoyarán la iniciativa, por lo que la formación de Iglesias sólo cuenta, por el momento, con los 71 diputados del Grupo Parlamentario de Unidos Podemos y sus confluencias, y los cuatro parlamentarios de Compromís. Su objetivo es lograr también los votos de los independentistas catalanes (ERC y PDeCat) y vascos (EH Bildu), aunque dichos apoyos sigan siendo insuficientes para echar a Rajoy de La Moncloa.

En este sentido, ERC ha dicho que está a favor de la moción porque “hacemos un análisis parecido sobre la situación actual” a la que plantea Podemos para justificar la acción parlamentaria, y que el Grupo Parlamentario apoyará a Iglesias siempre que incluya el reconocimiento “al derecho a decidir del pueblo de Cataluña y, por lo tanto, del referéndum que se va a celebrar en la segunda mitad del mes de septiembre”, ha indicado su portavoz Joan Tardà a través de una nota de prensa.

Pese a todo, Montero ha manifestado a los medios tras registrar la iniciativa, que “se puede echar al Gobierno del PP” y “este es un mensaje claro de esperanza“. El objetivo del partido es poner de manifiesto que “nuestro país está en una situación de emergencia social, de emergencia política”.

La moción de censura, añaden en Podemos, no es sólo un “simple debate parlamentario, es un debate sobre el modelo de sociedad en el que queremos vivir”.

La formación morada ha convocado este sábado por la tarde a los ciudadanos a participar en un acto en la Puerta del Sol de Madrid en apoyo a la moción de censura contra el Gobierno de Mariano Rajoy.

Las bases de Podemos apoyaron esta semana la moción. “Los inscritos de Podemos apoyan de forma abrumadora la moción de censura que la dirección del partido morado” con “el 97,4% de los participantes, frente a un 2,5% que se ha mostrado contrario a la misma”, informó Podemos el pasado día 16 en un comunicado, tras la celebración de una consulta a la bases en la que participaron 85.310 personas.

Continúa leyendo: El hermano de Pablo Escobar demanda a Netflix 1.000 millones de dólares

El hermano de Pablo Escobar demanda a Netflix 1.000 millones de dólares

Foto: Netflix

Roberto de Jesús Escobar Gaviria, hermano mayor del narcotraficante Pablo Escobar, ha exigido a Netflix un pago de 1.000 millones de dólares al considerarse el dueño de los derechos de imagen de su hermano, ex líder del Cártel de Medellín. Lo ha hecho al más puro estilo “plata o plomo”.

El hermano del narco, que fue contable del cartel de Medellín bajo el apodo de ‘jefe de los sicarios’ por dirigir durante dos años una unidad de asesinos, ha llegado a amenazar a Netflix con “cerrar su pequeño show si no recibe 1.000 millones de dólares en concepto de derechos de imagen a causa de la serie Narcos. “Yo no juego con esta gente de Silicon Valley. Ellos tienen sus teléfonos y sus productos bonitos, pero no saben de la vida y nunca se atreverían a sobrevivir en la selva de Medellín o Colombia. Yo he hecho eso. Sus madres deberían haberlos dejado en el vientre. Eso es lo que le decimos a gente como esta si viene a Colombia”, ha añadido.

Por otro lado, ha precisado que no quiere que Netflix u otras productoras graben películas en Medellín o Colombia sobre su hermano sin su autorización. “Es muy peligroso, especialmente sin nuestro permiso. Este es mi país“, ha espetado.

El colombiano también se ha referido a la reciente muerte de un productor de la serie que buscaba localizaciones para el rodaje de la tercera temporada en México. “Necesitas eliminar todas las amenazas. Si no tienes inteligencia, debes usar armas. En este caso, Netflix debió poner sicarios a su gente como seguridad“, ha llegado a recomendar.

Continúa leyendo: Se reanudan las negociaciones del Brexit con choques entre la UE y Reino Unido

Se reanudan las negociaciones del Brexit con choques entre la UE y Reino Unido

Foto: Hannah Mckay
Reuters

Las antagónicas posiciones de la Unión Europea y Reino Unido han vuelto con fuerza a las negociaciones del Brexit, al comienzo de una ronda consagrada inicialmente a la “claridad” pero que sumó nuevos condicionantes a un proceso con la cuenta atrás activada. Reino Unido se convertirá a finales de marzo de 2019 en el primer país en abandonar el proyecto europeo y, de cara a lograr una retirada “suave y ordenada”, la primera ministra británica, Theresa May, propuso el viernes un periodo de transición de dos años a partir de ese momento.

El negociador europeo, Michel Barnier, no cierra la puerta a esa eventualidad, si bien ha precisado la condición. “Solo puede hacerse si hemos alcanzado un acuerdo previo sobre los principios de los asuntos de una retirada ordenada”, ha asegurado antes del inicio de la cuarta ronda este lunes en Bruselas. Barnier ha supeditado así discutir sobre esa eventual transición a un acuerdo sobre las prioridades del divorcio en discusión: garantizar los derechos de los ciudadanos directamente afectados por el Brexit, el monto a pagar por Londres por su retirada y la cuestión irlandesa.

La UE rechaza también hablar del futuro marco de relaciones a ambos lados del Canal de la Mancha, si no se registran “progresos suficientes” en esas prioridades, la más espinosa de las cuales es la financiera. Y el negociador británico, el ministro David Davis, ha aumentado la presión en este asunto, condicionando el llegar a un acuerdo sobre la factura al futuro marco de relaciones, que podría incluir un acuerdo de libre comercio, o, en sus propias palabras, a su “nueva y profunda asociación especial con la UE”.

Brexit bajo las normas europeas

La cuarta ronda se inicia así con choques, pese a que los europeos querían consagrarla a la “claridad”. Barnier ha reiterado la llamada a la primera ministra británica a “concretar” en posiciones de negociación las ideas que había plasmado la semana anterior en un discurso en Florencia (Italia). En la cuna del Renacimiento, May ha abogado por un Brexit blando con un periodo de transición de dos años y se ha comprometido a “honrar” los compromisos financieros asumidos por su país como miembro de la UE desde 1973, pero no ha adelantado ninguna cifra ni precisión.

Respecto a la transición, para el negociador europeo, las reglas comunitarias deberían regir “sin excepción” durante esos dos años si se trata “de mantener la participación de Reino Unido en el mercado único y en la unión aduanera”. La “cuenta a saldar” por Reino Unido aparece por el momento como la cuestión más espinosa. Ante la falta de precisión de la posición británica, la UE reclama una “metodología” de cálculo del monto total para pasar a la segunda fase de las negociaciones.

Según varias fuentes, los europeos evaluarían el monto del Brexit entre 60.000 y 100.000 millones de euros. The Times ha indicado que Londres estaría dispuesto a pagar 40.000 millones de libras (unos 45.000 millones de euros), una cifra desmentida el fin de semana por Davis.

El tiempo apremia

Desde que May notificara oficialmente la decisión de los británicos en referéndum de abandonar el bloque, el reloj de arena de dos años ya ha consumido casi seis meses y el tiempo apremia para alcanzar un acuerdo, como han recordado este lunes ministros de Asuntos Europeos del bloque tras una reunión en Bruselas. El objetivo era finalizar la primera fase de negociaciones en octubre, después que los 27 constataran los avances suficientes en las prioridades del Brexit, a propuesta de Barnier, pero ese calendario parece cada vez más imposible.

La última ronda de negociaciones, celebrada a finales de agosto, ha terminado con ambos bandos echándose en cara la falta de avances y, sin estos, la UE no está dispuesta a pasar a la segunda fase del proceso de negociación y, por consiguiente, a discutir las futuras relaciones y el periodo de transición. En paralelo a las negociaciones, May y Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, que reúne a los mandatarios del bloque, tienen previsto reunirse el martes en Londres.

Continúa leyendo: La ONU denuncia que los policías birmanos violan a mujeres rohingyas

La ONU denuncia que los policías birmanos violan a mujeres rohingyas

Foto: CATHAL MCNAUGHTON
Reuters

Al menos 25 mujeres han denunciado y probado ante médicos de las Naciones Unidas que han sufrido distintas formas de violencia sexual a manos de las autoridades birmanas desde agosto, de acuerdo con los propios sanitarios trasladados a Bangladés. Los médicos ya asistieron a centenares de mujeres con las mismas evidencias de haber sufrido violencia sexual en los pasados meses de octubre y noviembre.

Nirante Kumar, directora de una clínica administrada por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), dependiente de la ONU, ha asegurado que, aunque han sido menos las violaciones, los ataques han sido más agresivos, tanto por penetraciones violentas como por laceraciones de vagina. Estas denuncias públicas tan contundentes no son habituales entre miembros de la ONU, de acuerdo con el diario The Independent, menos si cabe ante la tensa situación diplomática.

Por su parte, el Gobierno birmano, acusado por las Naciones Unidas de estar realizando una limpieza étnica, ha negado las acusaciones y ha defendido que los ataques han sido perpetrados por terroristas. En cualquier caso, Zaw Htay, portavoz de la presidenta birmana, la Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, ha prometido que investigará las denuncias.

“Las víctimas de violaciones deberían acudir a nosotros para denunciar”, ha declarado Htay. “Les daremos plena seguridad. Vamos a investigar y vamos a tomar medidas”. Con todo, la coordinadores de medicina de emergencia de Médicos Sin Fronteras en Cox’s Bazar (Bangladés) ha asegurado que las violaciones registradas en los campos de refugiados tan solo suponen “una fracción de los casos” que se han producido.

Esta situación se produce en un contexto en el que casi medio millón de rohingyas han tenido que salir de Birmania por la represión de las fuerzas gubernamentales. La mayoría de los desplazados están habitando campos de refugiados superpoblados en Bangladés, y sobreviven en circunstancias verdaderamente lamentables con la ayuda de organizaciones y ciudadanos locales.

Continúa leyendo: Rosa Torres-Pardo y Teresa Catalán, premio Nacional de Música 2017

Rosa Torres-Pardo y Teresa Catalán, premio Nacional de Música 2017

Foto: Ivanna Blinova
Unsplash

Rosa Torres-Pardo y Teresa Catalán han sido las galardonadas este lunes con el Premio Nacional de Música, ha informado el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, entidad que entrega el premio. La primera ha sido distinguida en la categoría de Interpretación; la segunda, en la modalidad de Composición. Ambos reconocimientos están dotados con 30.000 euros cada uno.

El jurado, presidido por la directora general del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM), Montserrat Iglesias, ha decidido conceder el premio a Torres-Pardo “por su extraordinario trabajo de difusión de la música española como intérprete, recuperando repertorio y apoyando especialmente a los compositores españoles”. Además, ha valorado “la versatilidad de los proyectos que ha puesto en marcha, aunando diversas disciplinas artísticas, y destacando su colaboración con el flamenco, la poesía o la danza”. Y a Teresa Catalán, por su parte, se lo ha concedido “por su amplio y diverso catálogo de obras, abarcando desde la canción lírica hasta piezas sinfónicas. En los últimos años destacan los estrenos de Printzesaren Dantza o Aldonza y Crésida”. El Jurado también ha valorado “su importante labor pedagógica y de difusión de la música contemporánea y su larga dedicación a la educación musical”.

Rosa Torres-Pardo es una de las más renombradas pianistas españolas. Obtuvo el Premio Extraordinario Fin de Carrera en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid. Tras estudiar en España con Joaquín Soriano y Gloria Olaya, amplió sus estudios con María Curcio en Londres, Adele Marcus en Juilliard School of Music en Nueva York y Hans Graff en Viena. Ganadora de diversos premios internacionales, Pardo debutó en el Teatro Real de Madrid en 1987 con la orquesta alemana Philharmonia Hungarica bajo la batuta de Jean-Bernard Pommier, interpretando el Tercer concierto de Prokofiev.

Por su parte, Teresa Catalán es una destacada compositora y catedrática de Composición e Instrumentación en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid. Fue condecorada en 2011 con la Encomienda de la Orden al Mérito Civil y en la actualidad es miembro del Consejo de Cultura del Gobierno de Navarra y del consejo de redacción de la revista Papeles del Festival de Cádiz. Su obra recorre prácticamente todos los géneros, destacando el de cámara y las obras para piano. Ha participado en trabajos colectivos como El rapto de Europa del Grupo de Pamplona (1987).

Además de la presidenta, el jurado ha estado compuesto por Daniel Bianco, María Bayo, Antón García Abril, Vera Martínez Mehner, Antonio Moral Rubio, Pilar Rius Fortea -a propuesta de la Asociación de Mujeres en la Música-, Antoni Parera Fons -Premio Nacional de Música 2016 en la modalidad de Composición- y Eduardo Fernández Palomares -subdirector general de Música y Danza, quien ha ejercido como vicepresidente-.

TOP