2016 fue el peor año para la prensa en la historia de Afganistán

Mundo ethos

2016 fue el peor año para la prensa en la historia de Afganistán
Foto: MOHAMMAD ISMAIL| Reuters

Informar en algunos países puede suponer la muerte. En Afganistán la prensa ha vivido durante 2016 el año más mortífero de su historia, con 13 periodistas muertos. «Es una cifra sin precedentes», según el Comité para la Seguridad de Periodistas Afganos.

Este balance convierte a Afganistán en el segundo país más peligroso para la prensa después de Siria. Los autores del informe señalan que este sangriento balance responde a un gran cambio de actitud de los talibanes hacia los periodistas, a un aumento general de la inseguridad y a la inestabilidad en el país. Con 101 casos reportados, el número de actos violentos contra la prensa aumentó un 38% respecto a 2015. La mitad de dichos actos (51) es imputable a representantes de las autoridades, «lo que hace al gobierno responsable», considera el comité. Sin embargo, de los 13 periodistas muertos en 2016, diez lo fueron a manos de los talibanes, cuyas ofensivas se extendieron al conjunto de las provincias afganas, se añade. Desde 2012, un total de 28 periodistas y empleados de medios de comunicación han muerto en Afganistán.