La Audiencia Nacional absuelve al organizador de la pitada al himno en la Copa del Rey de 2015

General

La Audiencia Nacional absuelve al organizador de la pitada al himno en la Copa del Rey de 2015
Foto: Manu Fernandez

La Audiencia Nacional ha absuelto este viernes al presidente de Catalunya Acció, Santiago Espot, de la multa de 7.200 euros a la que fue condenado como promotor de la pitada al himno en la final de la Copa del Rey en el Camp Nou entre el FC Barcelona y el Athletic de Bilbao, celebrada el 30 de mayo de 2015, al entender que actuó amparado por la libertad de expresión.

Así lo ha acordado la Sección Cuarta de lo Penal en una sentencia en la que estima el recurso de apelación de Espot contra la sentencia condenatoria que dictó contra él el juez central de lo Penal de la Audiencia Nacional, José María Vázquez Honrubia. Éste lo consideró autor de un delito de injurias a la Corona y otro de ultrajes a España por su manifiesto ‘Por la pitada al Himno español y al rey Felipe de Borbón’, publicado en Facebook el 28 de mayo de 2015.

La Sala de lo Penal, por contra, considera que su acción como promotor de esa pitada está amparada en la libertad de expresión y se enmarca, por tanto, en la libertad de crítica.

Espot fue condenado por el juez Honrubia por estar al frente de «un plan preconcebido y planificado por él mismo» que ejecutó con el «deliberado y firme propósito de ofender y menospreciar al jefe del Estado español y al himno nacional».

La «monumental pitada«, como la definió en la sentencia, «no surgió de forma espontánea», sino que Espot la preparó «de manera coordinada con otras asociaciones independentistas» con la finalidad de «atacar a la Corona» y de «insultar y despreciar al rey con el aditamento de la desmesura» aprovechando que el partido se retransmitía a nivel internacional.

La principal prueba de ello, según el juez, era el propio manifiesto que publicó en Facebook en el que sostenía que la Copa del Rey, que ese año disputaron el FC Barcelona y el Athletic de Bilbao, suponía «una ocasión inmejorable para manifestar, una vez más, que queremos dejar de ser súbditos del Reino de España para convertirnos únicamente en ciudadanos de una Cataluña independiente».