Alerta en EEUU ante una droga que causa la muerte instantánea

Energía y medioambiente

Alerta en EEUU ante una droga que causa la muerte instantánea
Foto: | Reuters

El Departamento Antidroga de Estados Unidos (DEA) ha advertido de la existencia de una droga que puede provocar la muerte instantánea sólo con el contacto directo. El fentanilo, también llamado China White, es, según los informes de la DEA, la sustancia que está detrás de la mayoría de las muertes por sobredosis en el país. El bajo coste de este opiáceo,y sus efectos inmediatos, lo han convertido en una droga habitual en las calles, que ha llegado a derivar en epidemia, según las autoridades.

El fentanilo, un opioide sintético 50 veces más fuerte que la heroína y hasta 100 veces más potente que la morfina, es un medicamento recetado para pacientes que sufren dolores severos o crónicos que se administra en dosis muy bajas y controladas por profesionales de la medicina.

El mes pasado, un policía de Ohio se desplomó inmediatamente después de sacudirse del uniforme restos de esta sustancia, que se le había quedado adherida durante una redada antidroga rutinaria. «La inhalación de unas pocas partículas transportadas por el aire podría ser mortal», ha asegurado el fiscal adjunto de la DEA, Rod Rosenstein. «Nuestros oficiales de policía y personal se enfrentan a este peligro todos los días.»

El fentanilo no es una droga desconocida para las autoridades; en 2005 y 2007 ya causó alrededor de 1.000 muertes en EEUU. La sustancia procede en su mayoría de México, en donde el Cártel de Sinaloa, entre otros, corta la heroína o la cocaína con el opiáceo. Su producción se lleva a cabo en laboratorios clandestinos, algunos de los cuales ya se han desmantelado. Sin embargo, esto ha llevado a los narcotrafricantes a deshacerse con rapidez del producto vendiéndolo falsamente como heroína.

El problema es que los consumidores, desconocedores de este hecho,  acaban consumiendo una cantidad letal para el organismo. Además, ahora los derivados del fentanilo han resurgido con más fuerza, ya que son incluso más baratos y sus efectos más prolongados. Se calcula que la adicción a estos opiáceos provocaron 59.000 casos de sobredosis solo en 2016, un 20% más que en el año anterior.

La Agencia Antidrogas ha emitido un comunicado pidiendo cautela a los agentes de policía a la hora de manejar sustancias sin identificar y la Administración de Salud ha pedido que se retiren aquellas medicinas que lleven el fentanilo entre sus componentes. Michael Jackson y Prince tenían prescripción médica para consumir este tipo de medicamentos.