Francia probará en 10 enfermos de coronavirus una solución a base de sangre de un gusano marino

La solución, destinada a pacientes afectados por el Síndrome de Insuficiencia Respiratoria Aguda (SIRA), se produce con la hemoglobina del gusano marino arenícola

Por: AFP

Futuro
Francia probará en 10 enfermos de coronavirus una solución a base de sangre de un gusano marino
Foto: CHRISTOPHE SIMON

Un ensayo clínico consistente en administrar a enfermos de coronavirus una solución a base de sangre de un gusano marino con propiedades altamente oxigenantes ha recibido la luz verde en Francia.

Tras el acuerdo de la Agencia Nacional francesa del Medicamento y Productos de la Salud (ANSM) hace una semana, la empresa Hemarina (con sede en Bretaña), que ha desarrollado el producto, ha anunciado a AFP que había obtenido la luz verde del Comité de Protección de Personas (CPP) para realizar los ensayos. «Obtuvimos el acuerdo del CPP esta madrugada. Tenemos las respectivas luces verdes administrativas para empezar», ha anunciado Franck Zal, que dirige la empresa.

La solución, destinada a pacientes afectados por el Síndrome de Insuficiencia Respiratoria Aguda (SIRA), se produce con la hemoglobina del arenícola, que mide entre 10 y 15 centímetros.

Su hemoglobina, molécula presente en los glóbulos rojos y que tiene como misión transportar el oxígeno en el cuerpo, es capaz de llevar 40 veces más de oxígeno que la hemoglobina humana. A diferencia de esta última, encerrada en los glóbulos rojos, la de los arenícolas es extracelular.

Este «respirador molecular», cuyo proyecto ha recibido el nombre de Mónaco, es una «esperanza para aliviar las salas de reanimación», ha asegurado Franck Zal.

El ensayo se realizará con diez pacientes de uno de los hospitales de la Asistencia Pública-Hospitales de París (AP-HP), la Pitié-Salpêtrière o el Georges-Pompidou, ambos en París.

«En un primer momento, se hará un test de seguridad y eficacia para ver una señal de oxigenación en las personas que irán a reanimación», ha precisado Zal. Se trata «de evitar que los pacientes lleguen demasiado rápidamente a reanimación».

«Nuestros resultados se publicarán en el respeto de las reglas científicas y de las personas que recibirán la molécula. En este tiempo de crisis #COVID-19 la #opensource es la regla», ha señalado Laurent Lantieri, uno de los responsables científicos del proyecto. «Nos gustaría que la investigación fuera ‘open source’ (abierta y gratuita) que la data (datos) se publique y sea abierta para la comunidad internacional».

Con sede en Morlaix, Hemarina posee una granja de cría de gusanos marinos en la localidad de Vendée, y a finales de marzo contaba con 5.000 dosis disponibles y una capacidad de producir «bastante rápidamente» otras 15.000.

Actualmente no hay tratamientos contra la COVID-19, aunque hay varios estudios en marcha.