AstraZeneca espera tener la vacuna contra el coronavirus en septiembre

Sociedad

AstraZeneca espera tener la vacuna contra el coronavirus en septiembre
Foto: Orlando Barria

El grupo farmacéutico británico AstraZeneca ha afirmado este viernes que espera resultados en septiembre sobre la eficacia de la vacuna contra el coronavirus, cuya producción ya ha comenzado junto con la Universidad de Oxford, según ha declarado el director ejecutivo de la compañía, Pascal Soriot.

Para ganar tiempo, se decidió no esperar a los resultados antes de comenzar la producción. «Estamos empezando a producir esta vacuna ahora, tiene que estar lista para cuando tengamos los resultados», ha asegurado.  Esta estrategia representa un «riesgo financiero» pero «es la única manera de tener una vacuna disponible» rápidamente en cuanto se confirme su eficacia, ha añadido.

«En septiembre deberíamos saber si tenemos o no una vacuna efectiva», ha declarado a la BBC  La Universidad de Oxford, cuyo proyecto está financiado por el gobierno británico, se ha asociado con esta empresa farmacéutica para fabricar y distribuir en todo el mundo la vacuna que está desarrollando.

Los ensayos clínicos con humanos comenzaron a finales de abril en el Reino Unido y lo harán este mes de junio en Brasil, que es ahora «el epicentro de la epidemia», según Soriot. Ante la disminución de los casos en el Reino Unido, los científicos necesitan un lugar con más alta infección del virus para demostrar si es o no efectiva.

AstraZeneca ha firmado acuerdos para establecer cadenas de suministro paralelas, entre ellas una con el Instituto Serum de la India para la entrega de mil millones de dosis a los países de ingresos medios y bajos, a fin de duplicar la capacidad de producción hasta los dos mil millones de dosis.

El jueves, el grupo anunció un acuerdo de 750 millones de dólares con dos organizaciones internacionales especializadas, CEPI y GAVI, para la fabricación y distribución de 300 millones de dosis, con entrega a partir de finales de año. Un total de diez proyectos de vacunas contra la COVID-19 han alcanzado la fase de ensayos clínicos en todo el mundo.