Un ataque suicida durante una ceremonia religiosa causa al menos 43 muertos en Kabul

Política y conflictos

Un ataque suicida durante una ceremonia religiosa causa al menos 43 muertos en Kabul
Foto: JAWAD JALALI

Al menos 43 personas han fallecido y más de 60 han resultado heridas, 24 en estado crítico, en el atentado que se ha producido hoy en Kabul, según ha confirmado el portavoz del ministerio de Salud Pública, Wahidullah Majroh, a Efe. El ataque ha tenido lugar en un salón de bodas, donde había una reunión de académicos islámicos celebrando el aniversario del nacimiento del Profeta Mahoma. «En la ceremonia participaban tanto el público como ulemas de todo el país», ha informado por su parte a AFP el ministerio de Defensa. 

La causa del atentado, que ha tenido lugar a las 18.00 (hora local), ha sido un ataque de bomba suicida. Según ha indicado a la agencia Efe el portavoz de la policía capitalina, Basir Mujahid, la explosión la ha llevado a cabo un insurgente. A esta información ha añadido que el suicida ha detonado los explosivos dentro del recinto donde estaba teniendo lugar la celebración. Mujahid ha recalcado que la zona carecía de control policial en ese momento.

De momento ningún grupo ha reivindicado la autoría del ataque, pero la BBC informa que el Estado Islámico ha declarado estar detrás de la mayoría de ataques que se han producido últimamente. El poder y el alcance de los talibanes también ha aumentado desde que las tropas extranjeras abandonaron el país en 2014. 

AFP informa de que este es uno de los atentados más sangrientos cometidos en la capital afgana desde hace meses. Sin embargo, este año Kabul ha sido escenario de múltiples ataques. El último de ellos se produjo la semana pasada cerca de una protesta de cientos de miembros de la minoría chií hazara, que dejó al menos tres muertos y ocho heridos. El atentado más grave fue registrado en enero, cuando los talibanes hicieron estallar una ambulancia bomba cerca del antiguo Ministerio del Interior, donde aún operan algunas dependencias oficiales, que causó más de un centenar de muertos. 

Haroon Chakhansuri, portavoz del presidente Ashraf Ghani, ha condenado en su nombre el ataque a través de Twitter. Además, ha anunciado que el miércoles será un día nacional de luto. «Este hecho es un ataque a los valores del islam y seguidores del Profeta Mahoma», ha declarado el mandatario.