Autobuses escolares y camiones de mercancías peligrosas sin inspección, la situación de las ITV en Andalucía

Sociedad

Autobuses escolares y camiones de mercancías peligrosas sin inspección, la situación de las ITV en Andalucía
Foto: | Imagen cedida por Isidro Jiménez Ruiz

El colapso a la hora de conseguir cita para pasar a tiempo la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en Andalucía empieza a ser una ardua tarea que trae consigo meses de espera con los riesgos que eso conlleva. El motivo: el déficit que arrastra la plantilla de inspectores, de unos 450, según nos informan desde UGT Sevilla, y que ha hecho que estos se echen a la calle para reivindicar sus derechos.

Lo más importante: en estos momentos se tarda hasta tres meses para pedir cita para la realización de la ITV en la comunidad autónoma andaluza, esto supone que muchos vehículos están circulando sin estar al día en la revisión, con el consiguiente peligro que eso tiene para el vehículo, mientras que en caso de accidente, ninguna aseguradora se haría cargo si no se ha pasado la ITV.

De esta forma, desde la primera semana de diciembre, los trabajadores de las ITV de Andalucía se han echado a la calle para exigir la contratación de más personal cualificado, ya que, según cuenta a The Objective Isidro Jiménez Ruiz, coordinador de UGT Sevilla, «ahora solo hacen como mucho contratos precarios, de seis meses, y estamos trabajando bajo mínimos». Además, a esta situación desde antes de la pandemia, en estos momentos, debido al coronavirus, los retrasos se van acumulando y las circunstancias no han hecho más que agravarse. Según Jiménez, hay incluso compañeros aptos a la prejubilación y «no se la conceden». Por lo que con las prejubilaciones relevo bloqueadas, una falta de personal técnico y una sobrecarga de trabajo de los jefes de estación y del personal administrativo, los concursos de traslados y las promociones para ascensos no se están llevando a cabo, denuncian.

En este sentido, el coordinador de UGT Sevilla, apunta que tienen un convenio negociado con la empresa «secuestrado» en la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, de quien depende las ITV. «Tras casi dos años desde la firma del preacuerdo, seguimos con el Convenio Colectivo secuestrado, deambulando de despacho en despacho sin causas justificadas», afirman. Y mientras, cientos de coches en movimiento sin una inspección que garantice su correcta circulación. «No solo turismos, también autobuses escolares o camiones con mercancías peligrosas», apuntan. Por ello es que el próximo miércoles 23 de diciembre se congregarán ante la Consejería para reivindicar sus derechos –hasta el 75% de los empleados han secundado los paros en la comunidad, según UGT; cifra que la Junta reduce al 25%–.

Y es que, otras de las vertientes por la que luchan los trabajadores es por poner el foco sobre lo que ellos consideran una estrategia de la Junta para privatizar Veiasa, la empresa andaluza de las ITV, que el año pasado ganó 17 millones de euros y el anterior, 20.
De esta forma, desde UGT indican que las huelgas van a seguir «todos los miércoles de este mes» y si no hay negociación, «se endurecerán las medidas de protesta en enero».