Nueva Zelanda aprueba una baja remunerada para víctimas de violencia doméstica

Mundo ethos

Nueva Zelanda aprueba una baja remunerada para víctimas de violencia doméstica
Foto: Uncredited

El parlamento de Nueva Zelanda ha aprobado esta semana un proyecto de ley que permite a las víctimas de violencia doméstica optar a un tipo especial de baja remunerada.

La Ley de Protección de Víctimas de Violencia Doméstica permite a las personas afectadas solicitar hasta 10 días de permiso al año en caso de que sufran este tipo de violencia y las protege de ser despedidas o degradadas de rango en sus empleos, además de contar con los derechos regulares por enfermedad o vacaciones. Con esta ley se pretende dotar de recursos a las víctimas para que puedan dejar a sus parejas, trasladarse a otras viviendas y protegerse a sí mismas y a sus hijos.

La diputada del Partido Verde Jan Logie ha trabajado en esta ley durante siete años, y finalmente ha salido adelante en el parlamento en la tercera lectura la noche del miércoles.

«Parte de esta iniciativa es obtener una respuesta de toda la sociedadNo queremos dejarlo únicamente en manos de la policía: somos conscientes de que todos tenemos un papel en ayudar a las víctimas. Se trata de cambiar las normas culturales y decir ‘todos tenemos una responsabilidad en esto y no está bien’ «, ha dicho la diputada.

La ley se ha aprobado con 63 votos a favor y 57 en contra. La oposición ha justificado su voto alegando que le preocupa que la medida no pueda ser asumida económicamente por las pequeñas y medianas empresas. Para optar a la ayuda, no se exigirá a los solicitantes que presenten pruebas de su condición de víctimas, y tendrán derecho a acogerse a condiciones flexibles de trabajo que garanticen su seguridad, como cambiar de lugar de trabajo (manteniendo el mismo puesto y salario), de dirección de correo electrónico o solicitar que se eliminen sus datos de contacto en la empresa.

«Demasiado a menudo las víctimas se ven obligadas a abandonar sus puestos de trabajo por este motivo, lo que por un lado las hace más dependientes de su maltratador y por el otro obliga a las empresas a contratar y formar a nuevo personal. Es una situación en la que todos pierden», ha dicho Logie. La Comisión de Derechos Humanos ha celebrado la aprobación de la medida.

«Sabemos que la situación económica de las mujeres es fundamental para sus elecciones, porque condiciona qué pueden y qué no pueden hacer. Que puedan conservar su trabajo y la confianza de su empleador mientras siguen lidiando con asuntos internos nos parece una gran noticia «, ha dicho la directora ejecutiva de Women’s Refugee, Ang Jury.

Nueva Zelanda tiene uno de los índices de violencia doméstica más altos del mundo: la policía atiende 105.000 llamadas de violencia familiar al año. Aún así, el 80% de los incidentes no se denuncian.

La ley entrará en vigor en abril del año que viene.

En marzo, el gobierno australiano anunció que introduciría una ley que permitiría a los trabajadores cinco días de baja sin dotación económica para lidiar con una situación de violencia familiar, y en Canadá ya existen leyes que prevén bajas remuneradas en esos casos en las provincias de Manitoba y Ontario.