Bangladesh ofrece una isla deshabitada a los pobres para que se alejen del coronavirus

Mundo ethos

Bangladesh ofrece una isla deshabitada a los pobres para que se alejen del coronavirus
Foto: Mohammad Ponir Hossain| Reuters

Bangladesh ha ofrecido las instalaciones de una isla deshabitada, inicialmente preparada para la reubicación de los refugiados rohinyás en el país, a personas pobres que deseen mantenerse alejadas del coronavirus.

“Esto es para aquellas personas que no tienen un refugio seguro y que desean mantenerse a salvo, lejos del coronavirus. Hemos ofrecido una opción para que ellos vayan a la isla Bhasan Char”, ha asegurado a Efe Shah Kamal, secretario del Ministerio de Gestión de Desastres y Socorro. “Esto es opcional, solo si alguien quiere ir, mientras continúa el período de emergencia del coronavirus”.

Las personas dispuestas a ir, tienen que presentar una solicitud ante la administración del distrito respectivo antes de que los lleven a la isla donde el gobierno les brindará todo el apoyo, incluidos alimentos y tratamiento.

“Tenemos las instalaciones listas. Podemos llevar gente allí desde mañana. Las instalaciones pueden albergar hasta 100.000 personas o 25.000 familias. La Armada los cuidará y la administración del distrito les brindará apoyo”.

El secretario del gabinete de Bangladesh, Khandker Anwarul Islam, se ha referido también al plan como parte de una serie de medidas tomadas por las autoridades para luchar contra el coronavirus, que ha causado la muerte de al menos tres personas, y 33 más están infectadas.

Sin embargo, algunos expertos han advertido que llevar a los pobres a una isla remota podría ser contraproducente en cualquier momento.

«Es un movimiento arriesgado. Si alguien lleva el virus a la isla, el resultado podría ser devastador. Sería mejor si el Gobierno puede organizar algún apoyo para los pobres dentro del país», ha dicho Saif Ullah Munshi, presidente del Departamento de Virología de la Universidad Médica Bangabandhu Sheikh Mujib en Dacca.

Bangladesh a principios de febrero detuvo un plan para reubicar en la isla de la Bahía de Bengala a unos 100.000 refugiados rohinyás, que viven en los campamentos de Cox Bazar, en medio de las preocupaciones de los grupos de derechos humanos.

La isla, también conocida como Thengar Char, emergió del mar hace aproximadamente una década y cubre un área de aproximadamente 40 kilómetros cuadrados. No tiene conectividad terrestre y solo se puede acceder con botes a motor y, por lo general, se ve afectada por inundaciones monzónicas.

Las autoridades en octubre del año pasado dijeron que entre 6.000 y 7.000 rohinyás acordaron mudarse a la isla porque estaban convencidos de que obtendrían mejores viviendas que sus refugios actuales. El gobierno afirma que, además de 120 refugios contra ciclones, ha construido 1.440 estructuras de viviendas, cada una con capacidad para unas 16 familias.

Bangladesh emprendió el proyecto de desarrollo Bhasan Char en noviembre de 2017, bajo la responsabilidad de la Armada, por un costo estimado de 272 millones de dólares.

Las medidas de seguridad para hacer frente al coronavirus han llevado a las autoridades de Bangladesh a prohibir todos los vuelos desde Europa, excepto el Reino Unido, hasta el 31 de marzo, además del cierre de los institutos educativos, centros comerciales y actividades deportivas.

El Gobierno también anunció el lunes el despliegue de tropas para ayudar a la administración civil a mantener la distancia social y decidió cerrar todas las oficinas públicas durante 10 días, del 26 de marzo al 4 de abril.

Un total de 24.708 personas se encuentran en cuarentena en sus hogares, mientras que 40 personas están en aislamiento por sospechas de infecciones, de acuerdo a la Dirección General de Servicios de Salud de Bangladesh.