The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Suecia

Beber té puede mejorar tus genes

The Objective
Última actualización: 21 Dic 2018, 7:11 pm CEST
Foto: Yuriko Nakao | Reuters

Los beneficiosos efectos biológicos del té se extienden a nivel genético, pues beberlo puede cambiar la forma en que se expresa el ADN de las personas, lo que a su vez podría desempeñar un papel fundamental en la prevención de enfermedades y mejorar la salud en general, según un estudio publicado en Human Molecular Genetics.

El té, es sabido, que tiene numerosos beneficios para la salud, entre los cuales se encuentran un menor riesgo de padecer ataques cardíacos o presión arterial alta o la protección contra ciertos tipos de cáncer, etc. Ahora, se ha descubierto que el té también es capaz de desencadenar modificaciones químicas en el cuerpo, que activan y desactivan la genética humana.

Esta ciencia se conoce como epigenética, y los científicos que la estudian han observado que beber té produce, sobre todo en las mujeres, cambios epigenéticos en 28 regiones de genes conocidas por su injerencia en diferentes tipos de cáncer y  en el metabolismo de estrógenos. El estudio no ha podido ser concluyente, sin embargo, en los beneficios que se producen en los hombres por falta de pacientes masculinos y por el hecho de que el té actúa con mayor fuerza a través de los estrógenos.

Los investigadores examinaron muestras de ADN de más de 3.000 adultos que habían participado en otros estudios europeos. Junto con otros hábitos de dieta y estilo de vida, la gente informó de la frecuencia con la que tomaban café y té. El análisis se ajustó a la edad, el sexo y el tabaquismo, y los efectos del café y el té se ajustaron entre sí. La información sobre qué tipo de té consumían no está disponible,  "sin embargo, sabemos que en cada país incluido en el estudio, las personas beben principalmente té negro", ha dicho Weronica Ek, investigadora del departamento de inmunología, genética y patología de la Universidad de Uppsala, Suecia. Aunque se desconoce cuánto tiempo o con qué frecuencia se debe beber té para experimentar estos cambios epigenéticos, Ek espera abordar esta cuestión en una investigación futura.

Por ahora, los científicos son cautelosos en sus conclusiones, pues hay más factores que podrían ser la causa de los beneficios que produce el té, pero “los hallazgos sobre los cambios epigenéticos son intrigantes”, ha asegurado la científica, “pues pueden proporcionar una idea de cómo los compuestos del té influyen en la salud”.