Benedicto arremete contra el matrimonio homosexual y contra lo que llama "el credo del anticristo"

General

Benedicto arremete contra el matrimonio homosexual y contra lo que llama "el credo del anticristo"
Foto: Andrew Medichini

El papa emérito Benedicto XVI arremete, en el capítulo final de un libro que se publica este lunes en Alemania, contra el matrimonio homosexual y lo que él llama «el credo del anticristo» que, dice, castiga con la excomunión social a quienes no se adhieren a él.

«Hace cien años a todo el mundo le hubiera parecido absurdo hablar de matrimonio homosexual. Hoy todo el que se oponga a él queda excomulgado socialmente«, ha dicho Benedicto XVI en una entrevista que cierra una biografía de más de mil páginas escrita por el periodista Peter Seewald.

Algo similar, según Benedicto XVI, ocurre con el aborto y con la creación de vida humana en los laboratorios. «La sociedad moderna está formulando un credo del anticristo y el que se opone a él es castigado con la excomunión social. El temor ante el poder espiritual del anticristo es demasiado natural», ha afirmado el papa emérito.

Seewald es autor de varios libros de entrevistas con el papa emérito y la biografía que aparece este lunes, de la editorial Droemer-Knaur, es la culminación de varios años de trabajo dedicados a la figura de Benedicto XVI.

El autor de la biografía es un defensor de Benedicto XVI y sostiene que la imagen que se tiene de él como un papa ultraconservador y reaccionario se debe en buena parte a las «calumnias» de uno de sus principales críticos, el teólogo ecuménico alemán Hans Küng.

El papa emérito también aprovecha la entrevista del final del libro para ajustar cuentas con parte de sus críticos -parte de ellos teólogos alemanes- que le reprochan entrometerse permanentemente en debates teológicos, minando así la autoridad de su sucesor el papa Francisco.

Benedicto XVI asegura además que hay teólogos que quieren silenciar su voz y pone como ejemplo las reacciones que hubo a un artículo suyo en 2018 en la revista Comunnio sobre las relaciones entre el cristianismo y el judaísmo. «El espectáculo de las reacciones de la teología alemana fue algo tan insensato y malintencionado que es mejor no hablar de ello. Prefiero no analizar las razones por las que se quiere silenciar mi voz«, ha dicho el papa emérito.

En su momento, el artículo de Joseph Ratzinger fue interpretado por críticos, judíos y cristianos, como un intento por cuestionar los avances del Concilio Vaticano II y volver a la doctrina anterior según la cual la verdad solo puede encontrarse en el seno de la Iglesia católica.