Bolsonaro se somete de nuevo a una prueba de coronavirus tras presentar síntomas

Política y conflictos

Bolsonaro se somete de nuevo a una prueba de coronavirus tras presentar síntomas
Foto: Eraldo Peres| AP

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se ha sometido a un test al sospechar que podría estar contagiado de coronavirus. «El presidente presenta, en este momento, buen estado de salud y está en su residencia», señala en un comunicado, sin dar más detalles.

Por qué te lo contamos: en contra de lo que dice el comunicado oficial, Bolsonaro –un escéptico de la pandemia– ha afirmado a la cadena CNN Brasil que tiene algunos síntomas del coronavirus, entre ellos 38º de fiebre, y que se ha hecho en el Hospital de las Fuerzas Armadas una radiografía de los pulmones. También ha afirmado estar tomando hidroxicloroquina de manera preventiva.

En un video grabado por uno de sus seguidores, con los que suele hablar a la puertas de su residencia oficial en Brasilia, el mandatario, con una mascarilla blanca, declaró que acababa de volver del hospital, donde se ha hecho una «placa de pulmón». «Está limpio el pulmón, ¿de acuerdo? Voy a hacer un test de COVID-19 en un rato, pero está todo bien», ha declarado tras advertir que no podía acercarse mucho a sus simpatizantes. Según los medios brasileños, Bolsonaro ha cancelado, de manera preventiva, sus compromisos oficiales de esta semana.

El mandatario, de 65 años, ya se ha hecho anteriormente tres test para detectar el coronavirus. En mayo, fue obligado por la Corte Suprema a entregar los resultados, que dieron negativo. Desde el inicio de la pandemia, Bolsonaro ha minimizado la enfermedad y ha participado en varios eventos públicos sin usar mascarilla, además de criticar las medidas de aislamiento social implementadas en varios estados.

El pasado sábado, Bolsonaro publicó fotos en las redes sociales en las que se lo ve con el rostro descubierto junto a varios ministros y al embajador de Washington en Brasilia, durante un almuerzo de celebración del Día de la Independencia de Estados Unidos. Y el pasado lunes vetó otros dos artículos de la ley sobre el uso de mascarillas en lugares públicos para enfrentar la pandemia en Brasil, segundo país en número de muertos y de casos confirmados, después de Estados Unidos.