The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Bélgica

Bruselas inicia un procedimiento de infracción a Reino Unido por no nombrar un comisario

Foto: Francisco Seco | AP

La Comisión Europea (CE) ha abierto este jueves un procedimiento de infracción contra Reino Unido por no proponer un candidato a comisario europeo, algo a lo que está obligado al seguir siendo miembro de la Unión Europea (UE) tras la última prórroga del Brexit.

El Ejecutivo comunitario ha advertido al Gobierno británico de que tiene de plazo hasta el próximo 22 de noviembre para responder a este requerimiento o, de lo contrario, podría avanzar en el proceso de infracción, que en última instancia permite llevar al país ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Sin embargo, el Gobierno británico ha informado a las instituciones europeas mediante una carta de su representante permanente en Bruselas, Tim Barrow, de que Londres ha descartado nominar a un candidato para la próxima Comisión Europea tal y como requieren las condiciones de la última extensión del Brexit y los propios tratados comunitarios. La misiva justifica esta decisión sobre la base de las directrices “preelectorales” británicas que, según fuentes de ese país, establecen que Reino Unido no debería normalmente hacer nombramientos para puestos internacionales en el periodo anterior a los comicios, que se celebrarán el 12 de diciembre.

La Comisión ha analizado la repuesta y “considera que Reino Unido está violando sus obligaciones conforme al Tratado de la UE”, ha explicado en un comunicado. El Ejecutivo comunitario ha recordado en su carta de emplazamiento a Reino Unido que, según la jurisprudencia comunitaria, un Estado miembro no puede invocar disposiciones de su sistema legal interno para justificar no cumplir con las obligaciones que marca la legislación europea.

El Gobierno británico tiene ahora de plazo hasta el 22 de noviembre para responder, un período más breve que los dos meses con que cuentan habitualmente los países para replicar tras la apertura de un expediente, ya que “la Comisión tiene que asumir el cargo lo antes posible”, ha informado el Ejecutivo comunitario. Si Reino Unido no responde, la Comisión podría enviar “si es apropiado” un dictamen motivado, el segundo paso en el procedimiento de infracción.

Según las normas generales, los Estados cuentan habitualmente con otro plazo de dos meses para responder a la petición de Bruselas y, de no hacerlo, el caso puede llevarse ante el TJUE.

Estaba previsto que la nueva Comisión Europea comenzase a funcionar desde el pasado 1 de noviembre, el mismo día en que Reino Unido debía salir finalmente de la Unión Europea. Por este motivo, el Gobierno del británico Boris Johnson no había nominado un candidato en agosto como hicieron el resto de países, ya que contaba con estar fuera del bloque para el 1 de noviembre.

Sin embargo, en la cumbre de octubre, la Unión Europea aprobó una tercera prórroga del Brexit al Reino Unido, hasta el 31 de enero, con la condición de que Londres enviase a su comisario.

La entrada en funciones de la nueva Comisión se ha retrasado por el veto de la Eurocámara a tres candidatos. Se espera que comience a funcionar como pronto el próximo 1 de diciembre, quizá sin representante británico.