The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Suiza

Cada 39 segundos muere un niño por la neumonía, una enfermedad evitable

Foto: Marieke van der Velden | Save the Children

La neumonía mató a más de 800.000 niños menores de cinco años el año pasado, es decir, uno cada 39 segundos. La mayoría eran menores de dos años, y casi 153.000 bebés murieron en su primer mes de vida por esta causa, según un nuevo análisis de Unicef.

La neumonía está causada por bacterias, virus u hongos, y, debido a sus efectos, los niños sufren dificultades para respirar porque los pulmones se van llenando de pus y líquido. La enfermedad causó más muertes entre menores de cinco años que cualquier otra; 437.000 niños de esta franja de edad murieron a causa de la diarrea, y 272.000 debido a la malaria. 

“Todos los días, casi 2.200 niños menores de cinco años mueren debido a la neumonía, una enfermedad que en la mayoría de los casos se puede prevenir y tratar”, asegura la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore. “Para luchar contra esta enfermedad es esencial un compromiso mundial sólido y aumentar las inversiones. Solo las medidas rentables y eficaces de protección, prevención y tratamiento para los niños, dondequiera que se encuentren, salvarán realmente millones de vidas”.

Más de la mitad de todos los casos mortales de neumonía infantil se produjeron en tan solo cinco países: Nigeria (162.000), India (127.000), Pakistán (58.000), República Democrática del Congo (40.000) y Etiopía (32.000).

Especialmente vulnerables son los niños cuyo sistema inmunológico está debilitado por otras infecciones como el VIH o la malnutrición, así como los que viven en zonas afectadas por la alta contaminación del aire y del agua.

La enfermedad se puede evitar gracias a la vacunación y se cura fácilmente con antibióticos baratos si se diagnostica adecuadamente. Sin embargo, decenas de millones de niños todavía no están vacunados, y uno de cada tres niños con síntomas no recibe atención médica vital. Los niños con formas graves de neumonía también pueden necesitar oxigenoterapia, un tratamiento que rara vez está disponible para los niños que lo necesitan en los países más pobres.

En 2018, 71 millones de niños no recibieron las tres dosis recomendadas de la vacuna antineumocócica conjugada (PCV) y, por lo tanto, corren mayor riesgo de contraer neumonía. En todo el mundo, el 32% de los niños que presentan síntomas de neumonía no acuden a un centro de salud. Esta cifra se eleva al 40% para los niños más pobres de los países de ingresos bajos y medios, según datos de Unicef.

Esta epidemia mundial olvidada requiere una respuesta internacional urgente. Millones de niños mueren por falta de vacunas, antibióticos asequibles y oxigenoterapia sistemática. La crisis neumónica es un síntoma de la negligencia y las desigualdades insostenibles que hay en el acceso a la atención sanitaria”, alerta el director ejecutivo de Save the Children, Kevin Watkins.