Caída "sin precedentes" de la actividad privada en la eurozona este mes

Economía y capital

Caída "sin precedentes" de la actividad privada en la eurozona este mes
Foto: Martin Meissner

La actividad del sector privado en la eurozona ha registrado una caída «sin precedentes» este mes por las limitaciones decretadas para contener la propagación del coronavirus, ha indicado este jueves la consultora Markit. «En abril se ha observado un deterioro sin precedentes en la economía de la zona euro debido a las medidas de confinamiento», junto «a una creciente caída de la demanda mundial y escasez de personal e insumos», ha explicado Chris Williamson, economista jefe.

Tras un «mínimo récord» el mes pasado en los 29,7 puntos, el índice PMI, un indicador europeo que mide el estado de la economía elaborado con datos de 5.000 empresas de los sectores manufacturero y servicios, cayó a 13,5 puntos en abril. Se trata de la cifra más baja en la serie histórica, iniciada en 1998. Un índice superior a 50 refleja una progresión de la actividad en los 19 países de la eurozona, mientras que una cifra inferior indica un repliegue. Durante la crisis financiera mundial de 2008, el mínimo fue de 36,2, en febrero de 2009. Según Markit, la situación, más pronunciada en el sector servicios que en el manufacturero, podría traducirse con una contracción trimestral del 7,5% del PIB en la economía de la zona euro en su conjunto.

«Se espera que el segundo trimestre registre la desaceleración más feroz que la región haya sufrido en los últimos años», apunta Williamson, para quien el final de las medidas de contención atenuará el parón, pero estima que el proceso será «lento». Para Jack Allen-Reynolds, analista de Capital Economics, los índices de confianza de abril «dan a entender que la actividad económica está prácticamente paralizada» y augura que «la producción continuará muy débil durante muchos meses más». «Nadie espera un rápido repunte de la actividad, pero tendría sentido una cierta recuperación desde los mínimos de abril, ya que algunas empresas están autorizadas a reabrir con cautela», precisa Bert Colijn, economista de ING.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) coincide con Markit al augurar el PIB de la eurozona se contraerá un 7,5% en 2020. Estima, eso sí, que crecerá de nuevo un 4,7% en 2021. Las principales economías registrarán caídas de un 7% en Alemania, un 7,2% en Francia, un 9,1% en Italia y un 8% en España.