China anuncia el cierre de partes de la Gran Muralla para evitar la propagación del virus

Sociedad

China anuncia el cierre de partes de la Gran Muralla para evitar la propagación del virus
Foto: Mark Schiefelbein

China ha anunciado este viernes que cerrará partes de la Gran Muralla y otros lugares públicos de Pekín para evitar los contagios por el coronavirus que ya ha infectado a centenares de personas en el país. Mas de 40 millones de chinos están confinados en sus ciudades después de que se impusieran restricciones de transporte en otras cuatro localidades para evitar la propagación del coronavirus, que ya ha matado a 27 personas y ha contaminado a otras 800 en el gigante asiático.

A partir del sábado, las tumbas de la dinastía Ming y el parque Jingshan, en Pekín, estarán cerradas, han dicho las autoridades que gestionan estos lugares. El estadio nacional de Pekín, conocido como ‘nido de pájaro’, tampoco abrirá sus puertas para evitar que el virus se siga propagando.

Los primeros infectados por este virus (bautizado por la OMS como 2019-nCoV) eran, en su mayoría, trabajadores de un mercado de mariscos y pescados en el que se vendían animales vivos y que se encuentra en Wuhan, ciudad de 11 millones de habitantes situada en el centro del país. Es ese el que se considera origen y epicentro de la epidemia, por lo que las autoridades sanitarias chinas precintaron el lugar poco después de determinar la procedencia del coronavirus. Posteriormente, China ha prohibido la salida de trenes y aviones de Wuhan y ha hecho obligatorio el uso de máscaras de protección en lugares públicos para tratar de contener la propagación de la enfermedad. Además, ha ampliado la cuarentena a otras dos ciudades.

El riesgo de que el virus llegue a España es “muy bajo”. Así lo ha señalado recientemente el Ministerio de Sanidad. “Teniendo en cuenta la pequeña magnitud del brote y los controles realizados por las autoridades sanitarias chinas, el riesgo de introducción en nuestro país en este momento se considera muy bajo”, ya que España no dispone de aeropuertos con vuelos con conexión directa a Wuhan y esta ciudad no es un destino turístico frecuente.