The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Australia

Científicos descubren árboles gigantes en Papúa Nueva Guinea

Redacción TO
Última actualización: 10 Dic 2018, 7:53 pm CEST
Foto: OLIVIER ASSELIN | AP Foto

Científicos australianos han descubierto árboles gigantes, de unos 40 metros de altura, en una zona montañosa de Papúa Nueva Guinea, un dato que los convertiría muy posiblemente en los más altos del mundo por encima de los 2.000 metros sobre el nivel del mar, según un estudio publicado en la revista científica Global Change Biology. La investigación ha sido la primera en estudiar los bosques primarios de la zona desde la costa hasta las altitudes más altas de la isla.

“El estudio podría inducirnos a reflexionar sobre el medio ideal para el crecimiento de árboles tan grandes”, ha comentado el doctor Dwyes, un profesor de la Facultad de Biología de la Universidad de Queensland, Australia. “El pensamiento actual es que las montañas más altas producen árboles pequeños. Por ejemplo, los árboles que crecen en las montañas tropicales son típicamente nudosos y achaparrados. Ahora, que se han registrado más de 15 familias de árboles con ejemplares de hasta 40 metros, se cuestiona esta conjetura”, ha continuado la doctora Michelle Venter, de la Universidad de British Columbia, Canadá.

La investigación ha contado con 70 asistentes de campo pertenecientes a varias comunidades dependientes del propio bosque, además de con expertos en la materia, y se han realizado unas siete expediciones en zonas que han llegado a alcanzar los 88 grados de desnivel. "Fijamos hasta 193 parcelas forestales en alturas que variaban desde los 50 metros sobre el nivel del mar hasta los 3.100 metros. Inesperadamente, las biomasas forestales tenían una mayor altura entre los 2.400 y los 3.100 metros", ha explicado en un comunicado Michael Bird, experto de la Universidad australiana James Cook.

La mayoría de los bosques de Papúa Nueva Guinea se encuentran lejos de las carreteras, de la costa o de los accesos ribereños y son de difícil acceso, lo que impide su estudio en profundidad, por eso esta investigación abre un nuevo campo de posibilidades, informa EFE.