Un coche se estrella contra la oficina de Angela Merkel en Berlín

Política y conflictos

Un coche se estrella contra la oficina de Angela Merkel en Berlín
Foto: Fabrizio Bensch| Reuters

Un automóvil se ha estrellado contra la puerta de la oficina de la canciller alemana, Angela Merkel, en Berlín. De acuerdo con las primeras informaciones, el conductor del vehículo se ha dirigido a propósito al edificio, pues es una zona cortada al tráfico y solo es accesible para los medios de comunicación y delegaciones oficiales.

Lo más importante: el coche, un Volkswagen verde oscuro, tenía el eslogan de «condeno el asesinato de niños y ancianos» garabateado con pintura blanca en un lado. El otro lateral rezaba: «detengan las políticas de globalización».

Las autoridades oficiales han señalado que el conductor, una persona de movilidad reducida cuya edad ronda los 50 años, ya ha sido detenida por los servicios de seguridad «Ha sido puesto bajo custodia», ha señalado la Policía de Berlín en Twitter. El vehículo ha sufrido leves daños en la parte delantera de su carrocería, al igual que algunas de las vallas hacia las que se ha encarrilado el Volkswagen.

Este suceso ha ocurrido pocas horas antes de la reunión, prevista en ese emplazamiento, entre Angela Merkel y los líderes regionales alemanes, donde se espera que se prolonguen las restricciones por la pandemia. «La canciller, otros miembros del gabinete y las personas que trabajan en la cancillería no han estado en peligro en ningún momento», ha señalado el portavoz del gobierno, Steffen Seibert.

El autor del incidente no es desconocido para las fuerzas de seguridad que custodian el edificio. Según varios medios alemanes, en 2014 protagonizó una similar acción ante la misma valla de acceso a la Cancillería Federal y usando el mismo automóvil, con matrícula en la localidad de Lippe, estado de Renania del Norte-Westfalia, al oeste de Alemania. Sin embargo, en aquella ocasión, la carrocería del coche estaba adornada con distintas pintadas. «Fin al cambio climático que mata a las personas», figuraba a un lado del vehículo, mientras que en el otro podía leerse: «Nicole, te amo».