Colectivos LGTBI denuncian el acoso sufrido por la joven bisexual de 17 años que se quitó la vida

Por: The Objective

Sociedad
Colectivos LGTBI denuncian el acoso sufrido por la joven bisexual de 17 años que se quitó la vida
Foto: | Unsplash

Varios colectivos LGTBI de Galicia han lamentado en un comunicado la muerte de N.A.B, una joven de 17 años de Rois (La Coruña), que se quitó la vida la semana pasada debido al acoso escolar que estaba sufriendo por su orientación sexual. Entre los colectivos denunciantes se encuentran Alas A Coruña, Amizando, Avante LGBT, LesCoruña o Sex Point, entre otras.

Por qué es importante: el movimiento LGTBI ha criticado la falta de apoyo de la joven, pues «todas y cada una de las personas que la odiaban por ser bisexual, y que se lo demostraron, son sus asesinas». Además, señalan, a la edad de la menor es difícil enfrentarse o o escapar de un entorno hostil, en una localidad «pequeña donde todo el mundo se conoce» y donde «nadie, o casi nadie, levanta la voz para defender a quien transita caminos minorizados»

«Se quitó la vida porque no pudo soportar tanto odio», asegura el manifiesto divulgado a través de las redes sociales. Estos colectivos señalan la responsabilidad de quienes «miraron para otro lado cuando era agredida, por miedo o por indiferencia». El movimiento LGTBI gallego considera que «todas las personas con capacidad para actuar, que sabían lo que acontecía, pero que no se posicionaron ni se implicaron lo suficiente, son cómplices de su asesinato».

La joven había sufrido acoso en el entorno escolar en dos centros educativos diferentes y a través de las redes social y cayó en una depresión, hasta que finalmente, el pasado 1 de octubre, se suicidó. Según se ha conocido este lunes, ya había intentado quitarse la vida en anteriores ocasiones sin conseguirlo.

La familia ha pedido que les dejen «llevar su pena con dignidad y que ya habrá tiempo para aclarar los acontecimientos y, si hubiese lugar, las responsabilidades a través de los procedimentos legalmente establecidos». También han hecho un llamamiento para que no se realicen «juicios de valor que puedan ser ofensivos o injustos» y evitar de esta forma que «una tragedia familiar se convierta en un espectáculo».