The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Corea del Norte

Corea del Norte bloquea algunas tarjetas SIM para evitar el contacto con el exterior

The Objective
Foto: DADO RUVIC | Reuters

Corea del Norte está bloqueando un tipo de tarjetas SIM para evitar que sus ciudadanos puedan ponerse en contacto con países del exterior, han informado varios norcoreanos a la web Daily NK, un medio de comunicación encabezado por desertores norcoreanos.

Las autoridades de Corea del Norte han bloqueado una serie de números de la compañía Koryo Link, la única operadora nacional de telefonía móvil, debido a que ofrecen servicios de itinerancia, así como han aumentado sus esfuerzos para requisar teléfonos en las zonas fronterizas con China.

La medida se centra en los números de esta operadora que empiezan por 191, pues corresponden a muchas tarjetas que hace años se vendían a extranjeros y que permitían comunicarse con otros países. “Los números de Koryolink que empiezan por 191 han sido prohibidos en las regiones fronterizas porque ofrecen servicios de itinerancia internacionales. La medida quiere evitar que los ciudadanos hagan llamadas a países extranjeros, incluidos China y Corea del Sur”, ha explicado una fuente a Daily NK.

Aunque no todos estos números ofrecen este servicio de itinerancia, las autoridades norcoreanas los han prohibido en las regiones fronterizas con China para evitar que se conecten a las redes del país vecino.

Sin embargo, el bloqueo no consigue eliminar del todo estas tarjetas SIM, que se pueden conseguir en el mercado negro. “Incluso cuando el bloqueo se intensifica, hay muchas maneras de evitarlo. Los ciudadanos llevan más de una tarjeta SIM para estar preparados para las inspecciones, o pagan sobornos al Ministerio de Seguridad de Estado para evitar el castigo”, ha explicado una fuente de la provincia de Hamgyong a Daily NK.

Además, estas tarjetas SIM aún están permitidas en Pyongyang, pues hay muchas personas que negocian con China y necesitan comunicarse con ellas. Por eso, aunque se hayan prohibido en otras zonas y solo esté permitido comprarlas en Pyongyang, es difícil controlar las transacciones ilegales que se llevan a cabo en la ciudad.