The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Corea del Norte

Corea del Norte niega su vinculación con la fabricación de armas químicas en Siria

The Objective
Foto: Bassam Khabieh | Reuters

Corea del Norte ha rechazado este viernes las acusaciones de que ha cooperado con Siria en el desarrollo de armas químicas y ha argumentado que responden a una conspiración de Estados Unidos para aumentar la presión sobre el régimen. Por su parte, el Ejército sirio también ha negado las acusaciones sobre el supuesto uso de armas químicas en Guta Oriental, el principal feudo opositor de las afueras de Damasco.

Corea del Norte “se opone al uso de armas químicas”, ha dicho un portavoz del Ministerio de Exteriores. “Como se ha aclarado en varias ocasiones, no hay registros de que la República Popular Democrática de Corea (RPDC) haya desarrollado, producido o almacenado” este tipo de armas, ha añadido.

Se trata de un mal truco para avivar el ambiente de sanciones contra la RPDC por posesión y proliferación de armas químicas (...) y justificar una invasión militar a Siria”, ha añadido el portavoz.

Por otra parte, el Ejército ha afirmado que fueron “los grupos terroristas” los que lanzaron estas acusaciones, según ha informado la agencia de noticias oficial SANA.

Las fuerzas armadas “han recibido información confirmada que apunta a que organizaciones terroristas en Guta Oriental, el Frente al Nusra, la Legión de Misericordia y los Libres de Sham, planearon una obra teatral sobre el uso de armas químicas por parte del Ejército Árabe Sirio”, ha dicho una fuente militar, informa AFP. Además, esta fuente ha insistido en que Siria no posee armas químicas ni las poseerá nunca.

Estas declaraciones son la respuesta a un informe elaborado por expertos de la ONU y divulgado esta semana por el diario The New York Times, que afirmaba que Corea del Norte ha suministrado a Siria materiales que pueden ser utilizados en la fabricación de armas químicas.

El documento, que no se ha hecho público y cuyo contenido no ha confirmado la ONU, estudia posibles violaciones por parte de Corea del Norte de las sanciones en su contra aprobados por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.