Corea del Sur exige al Norte investigaciones más profundas sobre el asesinato de un surcoreano

Política y conflictos

Corea del Sur exige al Norte investigaciones más profundas sobre el asesinato de un surcoreano
Foto: JUNG YEON-JE| AFP

Corea del Sur ha dicho este sábado que pedirá a Pyongyang una investigación más profunda sobre el asesinato de un surcoreano, después de que el líder norcoreano Kim Jong-un pidiera disculpas por la muerte de este.

En contexto: el surcoreano, un funcionario de los servicios de pesca, murió por disparos de soldados norcoreanos el martes, en el que fue primer asesinato de un civil surcoreano en una década. El líder norcoreano Kim Jong-un ofreció el viernes disculpas excepcionales después del «inesperado y vergonzoso» asesinato y lamentó «haber decepcionado al presidente Moon Jae-in y a los surcoreanos», según la oficina de la presidencia de Seúl.

Sin embargo, para Corea del Sur la disculpa es insuficiente y ha dicho este sábado que quiere una investigación más profunda. «Hemos dedicido exigir al Norte que lleve a cabo una nueva investigación y solicite una investigación conjunta si es necesario«, ha dicho la Casa Azul, la oficina presidencial de Corea del Sur, en un comunicado.

La presidencia también ha indicado que la investigación de Corea del Sur continuará debido a «discrepancias» en los informes sobre el tiroteo.

Según funcionarios militares surcoreanos, el hombre fue interrogado durante varias horas mientras estaba en el agua y dijo que quería desertar, pero fue asesinado por «orden de una autoridad superior». Los norcoreanos vertieron aceite sobre su cuerpo y luego lo quemaron, un «acto indignante», según Corea del Sur.

Por su parte, Pyongyang dijo en una carta enviada el viernes, que contenía la disculpa de Kim, que el funcionario había «entrado ilegalmente» en aguas del país y se negó a identificarse adecuadamente. Corea del Norte reconoció que hubo unos diez disparos contra el hombre y que luego los militares prendieron fuego a la embarcación, que estaba cubierta de sangre, siguiendo las regulaciones de Corea del Norte para evitar contagios de nuevo coronavirus.