The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Estados Unidos

Demandan a una clínica de fertilización por confundir embriones

Foto: Andy Wong | AP

Anni y Ashot Manukyan, residentes en Glendale, un suburbio de Los Ángeles, han acusado ante un tribunal a la clínica CHA Fertility Center por negligencia médica y estrés emocional, entre otros. Reclaman indemnizaciones punitivas y compensatorias. La pareja ha denunciado a la clínica por un terrible error de fecundación in vitro que llevó a que otra mujer diera a luz a su hijo.

La demanda ha sido presentada pocos días después de que otra pareja afectada presentara otra denuncia contra la clínica por los mismos motivos.

El caos llevó a que una mujer de Nueva York y de ascendencia coreana diera a luz a dos niños en marzo luego que dos embriones, el de los Manukyan y el de otra pareja no identificada, fueran implantados por error en su útero. La mujer, que esperaba gemelas, terminó con dos niños de etnias diferentes a la suya.

Los Manukyan han afirmado que no sabían que habían tenido un hijo hasta que la clínica los contactó para solicitarles una muestra de ADN para determinar si el niño nacido en Nueva York era suyo.

Tras una batalla legal, obtuvieron la custodia de su hijo en mayo, seis semanas después de haber nacido. La madre ha lamentado que CHA le ha robado la posibilidad de «llevar a mi propio hijo, mi bebé».

Por otro lado y según los Manukyan, en agosto de 2018, Anni fue inseminada con un embrión que ahora saben que era de otra persona. Así lo expresa la denuncia: “Anni fue inseminada con el embrión de una pareja que era totalmente desconocida para ella”.

Según ha declarado Anni, “la clínica nunca nos ha explicado lo que pasó con nuestros embriones, dejando la posibilidad de que mi hijo, otro hijo mío, esté en algún lugar”.

Por su parte, Ashot Manukyan ha confesado que «CHA ha hecho pasar a tres familias por un infierno viviente, nuestras vidas nunca serán las mismas» y ha sentenciado que «Peleamos por tener a nuestro bebé y ahora vamos a pelear para asegurarnos de que esto no vuelva a pasar jamás».