The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Chile

Aparece destruido el primer monumento de Chile que reconoce a las minorías LGTBI

Última actualización: 18 Mar 2019, 3:44 pm CEST
Foto: Movilh | Twitter

"Al Chile del futuro con la esperanza de que en este territorio y en el mundo haya igualdad y no discriminación a los derechos humanos de todas las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersexuales y heterosexuales", era el mensaje que tenía grabado la placa que ha sido destruida este lunes en Santiago de Chile. Este monumento a la diversidad cultural, considerado como el primer reconocimiento a las minorías LGTBI en Chile, fue inaugurado el pasado 10 de diciembre en el cerro de Santa Lucía, hace tan solo 14 días.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) ha sido la agrupación que ha denunciado este hecho considerado como un "acto vandálico,  homofóbico y transfóbico, que pretende dañar la memoria histórica de un grupo social discriminado por su orientación sexual o identidad de género".

Su dirigente, Ronaldo Jímenez, ha señalado que la placa ha sido destruida completamente sin dejar ningún rastro, y ha puntualizado que los ataques comenzaron días después de su instalación cuando le lanzaron piedras. "Si piensan que conseguirán su objetivo, se equivocan, pues reinstalaremos la placa las veces que sea necesario", ha afirmado.

Movilh ha solicitado permiso al Municipio de Santiago para revisar las cámaras del lugar y obtener pistas sobre los autores del suceso. El grupo ha dirigido sus sospechas de autoría a miembros de Acción Republicana, un grupo de extrema derecha integrado por seguidores del fallecido dictador Augusto Pinochet, y de Movimiento Social Patriota, un grupo nacionalista considerado como neonazi.

Bajo la placa conmemorativa se enterró una cápsula de acero con archivos de prensa, videos, campañas, informes de derechos humanos, fotografías y mensajes de personas e instituciones de Chile y del extranjero, que será destapada en el año 2118.

Este primer monumento a las minorías sexuales fue autorizado por el Consejo de Monumentos Nacionales y la Municipalidad de Santiago, patrocinado por el Museo de la Memoria y el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) y apoyado por el Consejo Nacional de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.