The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

EEUU

Detectado el posible nacimiento de un agujero negro

Redacción TO
Foto: Handout - Government Produced | NASA

Este verano un objeto brillante estalló en el cielo. Lo que en el primer momento parecía ser una supernova podría haber sido, según expertos, el nacimiento de un agujero negro o de una estrella de neutrones. De haber sido así, estaríamos hablando de la primera vez que se ha podido presenciar semejante evento. Los resultados del análisis que ha estudiado el fenómeno han sido presentados este jueves en la reunión anual de la Sociedad Astronómica Estadounidense y se publicarán en Astrophysical Journal, según informa EFE.

Bautizado como AT2018cow o, simplemente, “la vaca”, ese objeto estalló rápidamente y desapareció con la misma rapidez. El fenómeno fue detectado el 16 de junio por los telescopios gemelos del estudio Atlas ubicados en Hawai. Esta explosión, que tuvo lugar a unos 200 millones de años luz, en la constelación de Hércules, llamó la atención de la astrofísica Rafaella Margutti, que ha afirmado en un comunicado de la Universidad de Northwestern que “lo que observamos desafiaba nuestros actuales conocimientos sobre la muerte estelar”.

Margutti ha hecho hincapié en que el evento observado fue “anormalmente brillante” –de diez a 100 veces más que una supernova típica– y además estalló y desapareció de forma mucho más rápida que otras explosiones estelares conocidas. Según los datos, en solo 16 días el objeto ya había emitido la mayor parte de su energía, un lapso de tiempo muy corto si se tiene en cuenta que en el Universo algunos fenómenos duran millones o miles de millones de años.

“Por la teoría sabemos que cuando una estrella muere se forma un agujero negro o una estrella de neutrones, pero nunca los hemos visto justo después de su nacimiento. Nunca”, ha señalado Margutti.

Un equipo internacional ha analizado el evento y cree que los telescopios pudieron captar “el momento exacto” en el que una estrella colapsó para formar un objeto compacto, como un agujero negro o una estrella de neutrones con un potente campo magnético que absorbía todo el material circundante. Los residuos estelares, aproximándose y arremolinándose en torno al conocido como “horizontes de sucesos” del objeto, fueron la causa del resplandor extremadamente brillante.

En el seguimiento del evento han participado varios telescopios, entre ellos el SOAR de Chile, cuyo responsable de observación, Régis Cartier, ha asegurado que “casi desde el comienzo” fue consciente de que esa explosión “era especial”.”Fue rápida, azul y brillante, diferente de otras supernovas vistas antes. Dejé todo en lo que estaba trabajando para centrarme en entender este evento”, ha indicado.

La detección de este raro suceso ayudará a los astrónomos a entender mejor la física que actúa en el primer momento de la creación de un agujero negro o de una estrella de neutrones.