Detenidos en EEUU dos supuestos cómplices de la fuga de Carlos Ghosn

General

Detenidos en EEUU dos supuestos cómplices de la fuga de Carlos Ghosn
Foto: Maya Alleruzzo

Estados Unidos ha detenido a dos hombres sospechosos de ayudar al exjefe de Nissan Carlos Ghosn a huir de Japón en diciembre al esconderlo en un estuche similar a un contenedor de instrumentos musicales. Se trata de Michael Taylor, de 59 años y exmiembro de las fuerzas especiales estadounidenses convertido en guardia privado de seguridad, y su hijo Peter Taylor, de 27, ambos con orden de captura en Japón y que comparecerán por videoconferencia a las nueve y media de la noche (hora peninsular española) ante un juez federal de Massachusetts, según documentos judiciales.

Carlos Ghosn, que fue detenido por primera vez el 19 de noviembre de 2018, estaba en libertad bajo fianza cuando huyó de Japón a Líbano. Se enfrenta a cuatro acusaciones por supuestas irregularidades financieras durante su gestión al frente de Nissan Motor, que le impedían salir del país nipón, lo cual finalmente logró hacer en un viaje en avión privado con escala en Turquía. Este año, la Interpol también ha ordenado su detención y Nissan ha interpuesto una demanda contra él por 83 millones de euros.

El padre e hijo que supuestamente le ayudaron a huir de Japón presentan un «gran riesgo de fuga» y deben permanecer detenidos a la espera de la solicitud de extradición formal de Japón, estiman los fiscales en documentos judiciales de del tribunal de Massachusetts. «Peter Taylor presenta un riesgo excepcionalmente alto de fuga y eso solo demanda su detención», consta en el texto. Su arresto se produjo en Harvard, Massachusetts, según un funcionario del Departamento de Justicia. Peter Taylor se preparaba para partir hacia Líbano, donde se ha refugiado Carlos Ghosn. Estados Unidos y Japón tienen un tratado de extradición, pero Líbano no tiene ningún acuerdo de ese tipo con el país asiático.

Los dos hombres, así como el libanés George-Antoine Zayek, están acusados por Japón de haber ayudado al magnate a escapar de la justicia nipona durante una huida espectacular la noche del 29 de diciembre. Entre julio y diciembre, Peter Taylor hizo varios viajes a Japón y «se encontró con Ghosn al menos siete veces», han indicado los investigadores. Según la documentación del tribunal estadounidense, los tres hombres aparentemente lo ayudaron a esconderse en un gran estuche negro, similar a un contenedor de instrumentos musicales, que luego trasladaron en un avión privado. El control de equipaje no era obligatorio en ese momento para ese tipo de aeronave.

«La conspiración para sacar a Ghosn de Japón fue uno de los actos de escape más descarados y bien orquestados de la historia reciente, que involucró una vertiginosa cantidad de reuniones en hoteles, viajes en tren bala, personajes falsos y el alquiler de un avión privado», consideran los fiscales japoneses.