Detenido un radical islamista en Cataluña y un presunto yihadista en Vitoria por captación

Mundo ethos

Detenido un radical islamista en Cataluña y un presunto yihadista en Vitoria por captación
Foto: EMILIO MORENATTI

Un radical islamista de origen holandés que los servicios de inteligencia tenían fichado como sospechoso peligroso ha sido detenido en la AP-7, ha informado el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. Además, la Policía Nacional ha detenido en Vitoria a un presunto yihadista por organización terrorista y captación.

El detenido en Cataluña es Khalid Makran, un holandés con antecedentes criminales, ha dicho el ministro en una entrevista en Antena 3. Los servicios de inteligencia habían advertido a la Policía Nacional, Guardia Civil y Mossos d’Esquadra de la radicalidad del sospechoso, que había sido visto por última vez en Salou, Tarragona.

El detenido tenía una conducta “irregular”, con “soflamas islamistas” y se había dirigido a una comisaría de los Mossos d’Esquadra, ha explicado el ministro.

Detención en Vitoria

La Policía Nacional ha detenido en Vitoria a un hombre de 36 años y nacionalidad argelina por su presunta integración en el autodenominado Estado Islámico. El detenido utilizaba su posición como presidente de una asociación cultural para lograr mayor influencia entre la comunidad islámica y para destinar los recursos económicos que obtenía al retorno de yihadistas y a ayudar a los que siguen en Siria.

En el momento de su detención, ha amenazado con un arma blanca y al grito de “voy a matar policías” a los agentes policiales que lo han identificado. En otra ocasión agredió a una pareja de policías, por lo que fue detenido por atentado a la autoridad.

Durante los últimos cuatro años, el detenido ha desarrollado diversas acciones para favorecer e impulsar la actividad del grupo terrorista, entre ellas labores de captación directa y remota y la colaboración con yihadistas que se encuentran en Siria.

En estas labores de captación, el detenido adoctrinó a través de las redes sociales a una persona a quien enviaba material audiovisual de manera sistemática y a quien trató de aislar de su familia.

Además, alardeó en varias ocasiones de su autoformación en la elaboración de artefactos explosivos caseros, lo que ha llevado a la Policía Nacional a “neutralizar esta amenaza” en una investigación que ha contado con la colaboración del Centro Nacional de Inteligencia y de Europol.