La Biblioteca Nacional inicia la digitalización de vídeo y casetes desde los 70 hasta el 2000

Cultura

La Biblioteca Nacional inicia la digitalización de vídeo y casetes desde los 70 hasta el 2000
Foto: Charles Krupa

La Biblioteca Nacional de España (BNE) ha iniciado, junto a Red.es, su primer proyecto de digitalización masiva de soportes magnéticos de audio (casetes y cartuchos) y vídeo (VHS y beta), que datan desde los años 70 hasta el 2000. En total, suman más de 650.000 minutos de imágenes y audio.

El objetivo fundamental de este proyecto, que tiene prevista la conversión al digital de 4.800 casetes, 859 cartuchos y más de 5.000 cintas de VHS y BETA, es la preservación de este tipo de documentos. Estos materiales constituyen una parte importante del patrimonio cultural, y son varios los factores que amenazan con su desaparición: desde su alto riesgo de deterioro físico y su naturaleza hoy ya prácticamente obsoleta, hasta la disponibilidad cada vez menor de lectores adecuados, tanto en el mercado como en las instituciones depositarias de este tipo de fondos. Aunque de momento el material digitalizado no será accesible a través de la web de la biblioteca, se están estudiando las posibilidades para su puesta a disposición del público, dentro de los límites establecidos por la legislación de propiedad intelectual.

Estas colecciones pasaron a formar parte de los fondos de la BNE por la Ley de Depósito Legal y reflejan la industria cultural de consumo de masas y los gustos y tendencias en el mundo de la producción musical y audiovisual de los años 70 y 80 en adelante. En el caso de los vídeos, son muchos los títulos de los que solamente se conserva una copia en BETA o VHS y, aunque algunos de ellos se han reeditado en soportes digitales como el DVD, las cintas constituyen un documento único, ya que las ediciones más modernas siguen unos patrones de montaje y de edición de duración diferente. La mayor parte de los vídeos que van a ser digitalizados son documentales y títulos de cine español o internacional.

Respecto al audio, la biblioteca cuenta con más de 160.000 cintas de todos los géneros musicales, además de las no musicales y los archivos de palabra, que recogen las voces de poetas, filósofos, obras de teatro o recitales humorísticos. Debido a que, junto a los discos de vinilo, las casetes fueron el sistema más popular de grabación y comercialización del sonido, una parte importante de su edición comercial tiene otra idéntica en disco. El gran volumen de la colección ha obligado a hacer una selección del material, dividiéndolo por categorías como música española, compositor, letrista o intérprete español.

También se someterá a este proceso de digitalización la colección de cartuchos de la institución. Se trata de un formato de ocho pistas grabadas en un solo sentido «que no tuvo mucha difusión comercial, pero que era de uso extendido entre los camioneros«, recuerda la BNE. La biblioteca cuenta con una colección de 3.134 cintas, que en su mayoría contienen música ligera de los años 60 y 70, conocida popularmente como «música de gasolinera«.

Al finalizar esta primera fase, el proyecto continuará con los soportes ópticos, (CDs, DVDs, Blueray). Para ello, cuenta con el apoyo de Red.es, con quien la biblioteca ha establecido un convenio dotado con un presupuesto de más de cinco millones de euros para la preservación de documentos mediante su digitalización y la puesta a disposición de los ciudadanos de los fondos de la Biblioteca Nacional.