Dimite el magistrado del TC Fernando Valdés tras ser procesado por malos tratos

Política y conflictos

Dimite el magistrado del TC Fernando Valdés tras ser procesado por malos tratos
Foto: Mariscal| EFE

El magistrado Fernando Valdés ha renunciado este miércoles a su puesto en el Tribunal Constitucional (TC), según fuentes del tribunal de garantías. Su dimisión llega en medio de una causa judicial abierta en el Tribunal Supremo por maltrato desde el pasado agosto.

En contexto: menos de un mes después de abrir causa y tras escuchar una serie de declaraciones, hace una semana el Supremo procesó a Valdés al ver indicios de criminalidad contra el magistrado. Previamente, había sido detenido en agosto después de que sus vecinos alertasen a unos agentes de una fuerte discusión con su mujer en su domicilio de Majadahonda (Madrid). En su momento, después de declarar, quedó en libertad por su delicado estado de salud y por la situación de emergencia sanitaria. 

Al renunciar Valdés a su cargo, pierde la condición de aforado. Su causa judicial, por tanto, dejará de estar en manos del Supremo y volverá a la justicia ordinaria, al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7 de Majadahonda (Madrid), especializado en violencia machista.

En el auto, contra el que cabe recurso, el instructor Martínez Arrieta relata que el 10 de agosto Valdés mantuvo una discusión con su esposa, quien subió al piso superior confiando en que dadas las patologías que sufría el magistrado, no le siguiera; pero este subió y la mujer, temiendo por su integridad, gritó: «socorro, auxilio, ayúdenme por favor». El auto prosigue narrando que Valdés, al percibir que quienes estaban en un parque público cercano podrían escuchar los gritos, cerró la ventana, corrió las cortinas y continuó la discusión. «Desde el exterior, los viandantes percibieron movimientos bruscos y golpes, que determinaron una lesión, no diagnosticada, en el dorso de la mano derecha de la mujer». Las versiones de Valdés y su mujer contradicen ese relato. Ambos negaron cualquier agresión física o psíquica, una tesis que también apoyó su hija, que exculpó a su padre.

El magistrado está procesado por un delito del artículo 153 del Código Penal, que castiga con seis meses a un año de prisión o trabajos a la comunidad a quien «por cualquier medio o procedimiento causare a otro menoscabo psíquico» o una lesión, o «golpeare o maltratare de obra a otro sin causarle lesión, cuando la ofendida sea o haya sido esposa, o mujer que esté o haya estado ligada a él por una análoga relación de afectividad aun sin convivencia».

Valdés ya ha presentado su renuncia al presidente del TC, Juan José González Rivas. También se ha informado a la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet. Su cese se publicará en el Boletín Oficial del Estado (BOE) en los próximos días.