Dimite la presidenta de Vox en Sevilla por diferencias con la dirección nacional

Política y conflictos

Dimite la presidenta de Vox en Sevilla por diferencias con la dirección nacional

La presidenta de Vox en Sevilla, María José Piñero ha presentado su dimisión por diferencias con la dirección nacional del partido y por considerar que frente a la dirección del partido en Sevilla ha existido durante el último año una dirección paralela. Según ha señalado a Efe un responsable de comunicación del partido, Piñero ha enviado a la dirección una carta explicando los motivos de su renuncia.

«Hace ya más de un año se ha creado en Vox Sevilla una estructura paralela al margen de la voluntad democrática de los afiliados, protagonizada por determinados personalismos y apoyada por Vox España, al margen del ordenamiento estatutario, que ha desplazado al Comité Ejecutivo Provincial y, cómo no, a mi presidencia y a todo el que no se alinee a la misma», señala Piñero en su carta de dimisión.

Piñero llega a afirmar en su carta que la dirección nacional del partido ha preferido perjudicar a esta formación política «con tal de desplazar y retirar a cualquier persona que pudiese destacar por trabajadora, inteligente, preparada y capaz que fuese».

Con esta dimisión ya son seis de las ocho provincias andaluzas – menos Córdoba y Málaga- en las que han dimitido los presidentes provinciales.

Según Vox, Piñero ha credo «una alarma injustificada»

Por otro lado, Vox ha negado este miércoles que haya una estructura paralela en el Comité Ejecutivo de Sevilla y ha acusado a Piñero de «sembrar un alarmismo injustificado» en el partido.

Ante estas afirmaciones, Vox ha hecho público un comunicado en el que muestra su sorpresa por la decisión de Piñero y alaba su «alta cualificación personal» y «valía» y en el que anuncia que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) nombrará en su próxima reunión una gestora para dirigir el partido en la provincia.

La dirección dice entender que su hasta ahora dirigente en Sevilla tuviera «expectativas de crecimiento político» dentro del partido y que no haya compartido la designación de determinados cargos. Pero recalca que las decisiones del Comité Provincial se adoptan de manera colegiada y que, al no ser una organización «presidencialista», su máximo responsable debe someter sus propuestas a votación.

«Es normal, como ocurre en otras provincias, que no siempre sean aceptadas», subraya la dirección nacional, que, no obstante, alaba la labor de Piñero tanto al frente del partido en la provincia como en su condición de diputada en el Parlamento de Andalucía, una labor que espera «siga desarrollando con la misma dedicación».

Esta labor, según informa Vox el comunicado, no debe quedar empañada por «el error en el que ha incurrido al realizar una comunicación a los afiliados que puede generar una alarma innecesaria y que no se ajusta a la realidad de la situación de VOX en la provincia de Sevilla».

La dirección nacional acusa a Piñero de sembrar dudas sobre el uso de los recursos económicos del partido, subraya que las cuentas están auditadas y sometidas todos los controles legales y recalca que podría haber recurrido al Comité de Garantías «antes de sembrar un alarmismo injustificado».