Las dos Coreas presentan una inédita candidatura conjunta a la Unesco

Cultura

Las dos Coreas presentan una inédita candidatura conjunta a la Unesco
Foto: ED JONES

Las dos Coreas han presentado este lunes una candidatura conjunta para inscribir la lucha tradicional coreana en la lista de Patrimonio de la Humanidad, que ha sido aceptada por la Unesco. Se trata de una iniciativa sin precedentes y un nuevo paso en el proceso de acercamiento que se está produciendo entre ambos países, informa el organismo internacional en un comunicado.

La lucha tradicional coreana —llamada Ssirum en Corea del Norte y Ssireum en Corea del Sur— tiene un significado profundo para los coreanos. Vinculada fundamentalmente a la tierra y a la agricultura, es a la vez un deporte nacional y una práctica cultural muy popular en ambos países. Las competiciones de este deporte tradicional se celebran periódicamente con motivo de eventos o festivales agrícolas relacionados con el ciclo estacional.

«El hecho que las dos Coreas hayan acordado fusionar sus candidaturas respectivas no tiene precedentes», ha dicho Audrey Azoulay, directora general de la Unesco tras la inscripción, acordada en una reunión del comité ad hoc celebrada en Mauricio. «Esta inscripción conjunta es un primer paso histórico en el camino hacia la reconciliación intercoreana y nos recuerda el extraordinario poder del patrimonio cultural como vector de paz y puente de unión entre los pueblos», agregó Azoulay.

El Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, reunido en Port-Louis, decidió inscribir la lucha tradicional coreana en la lista representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, después de que Seúl y Pyongyang aceptaran fusionar sus candidaturas.

Esta inscripción conjunta fue posible gracias a la voluntad de las dos Coreas que acordaron, con la mediación de la Unesco, fusionar sus candidaturas. También ha sido posible gracias a los contactos entre Azoulay y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-In, en octubre en París, e «intercambios similares» con Pyongyang en las últimas semanas, según declaró la Unesco en el comunicado.

Este es uno más de los proyectos en los que está trabajando la Unesco para promover la reconciliación intercoreana. Otras iniciativas en las que  la organización está trabajando incluyen la redacción de un diccionario etimológico coreano que identifique las prácticas lingüísticas en el Norte y el Sur y la creación de una Reserva de la Biosfera en la Zona Desmilitarizada entre Corea del Norte y Corea del Sur, una franja de 4 kilómetros de ancho y 248 kilómetros de largo que divide la península.