The Objective
Publicidad
Economía

Cientos de afectados por las cláusulas suelo denuncian la «estafa» de Arriaga Asociados

El despacho de abogados defiende que se limita a cobrar según el contrato firmado, pero multitud de clientes sostienen que no fueron debidamente informados

Cientos de afectados por las cláusulas suelo denuncian la «estafa» de Arriaga Asociados

Jesus Maria Ruiz de Arriaga, socio fundador de Arriaga y Asociados. | Arriaga y Asociados

«¿Quieres reclamar una cláusula abusiva? Te ayudamos a recuperar tu dinero». Ese era el leitmotiv con el que Arriaga y Asociados, despacho especializado en litigios contra las cláusulas suelo y otras gastos cobrados durante años por entidades bancarias a particulares sin informar del asunto debidamente, se ha presentado en grandes campañas de publicidad a sus clientes. Ahora, muchos de ellos dicen sentirse nuevamente afectados y «estafados» por la actuación del citado despacho de abogados, y están organizándose para que se emprendan acciones contra el mismo.

La queja de estos clientes del despacho Arriaga radica en la cuantía que han acabado abonando a los abogados después de las «promesas» de pagar unos 200 euros de adelanto que supuestamente también iban a ser devueltos. «A todos nos decían que nos devolverían alrededor de 4.000€ o 7.000€ (que habíamos pagado de más, es decir, un dinero que era nuestro, no es que se lo pidiésemos al banco, sino que lo habíamos pagado y nos lo tenían que devolver)», expone una petición de Change.org en la que los afectados piden soluciones.

1.500 firmas de la Plataforma de Afectados por Arriaga Asociados

La petición ha recogido ya alrededor de 1.500 firmas en nombre de la Plataforma de Afectados por Arriaga Asociados. Al margen de las particularidades de cada caso, muchos de estos clientes coinciden en denunciar su desconocimiento sobre las condiciones que el despacho de abogados, por contrato, ha acabado aplicando y que se ha traducido en que las cuantías que realmente han percibido los afectados sea ostensiblemente menor a la apalabrada en un primer momento.

Arriaga Asociados, preguntado al respecto por este diario, sostiene que «la política de honorarios […] es cobrar lo que se firma en la hoja de encargo que acepta el cliente y que normalmente está vinculada al supuesto de ganar el juicio». «En el caso de que no se gane, no se le cobran los honorarios de defensa, salvo la pequeña cantidad inicial por iniciar el expediente», señalan fuentes de la empresa. Una versión distinta a la que sostienen varios cientos de clientes.

Una integrante de la Plataforma de Afectados por Arriaga Asociados insiste en declaraciones a este medio en que esa hoja de encargo a la que se refiere el despacho es «imposible» de comprender, incluso para ella, que cuenta con estudios universitarios: «Firmar no significa entender, yo no estoy obligada a entender términos legales», asevera esta clienta, que considera que «el mismo argumento» que ha servido para reclamar el dinero de las cláusulas suelo debe utilizarse para considerar como una «estafa» el contrato firmado con Arriaga.

hoja encargo arriaga asociados
Hoja de encargo de Arriaga Asociados facilitada por una clienta que asegura que desconocía las condiciones finalmente aplicadas.

Esas mismas hojas de encargo han sido puestas ya en cuestión por la Audiencia de Segovia, que en segunda instancia falló a favor de devolver casi 10.000 euros a un cliente de Arriaga al considerar nula una cláusula del contrato que fijaba sus honorarios con falta de claridad y transparencia .El tribunal reconocía que una cláusula era «aparentemente clara y comprensible desde el punto de vista formal», si bien «cabe dudar que lo sea en cuanto a su comprensibilidad real, sobre todo si se toma en consideración con el resto del contrato y la anterior hoja de encargo», y que el cliente -un jubilado de avanzada edad- era «lego en derecho».

Este anciano relató en el juicio que la única información detallada que le dieron fue cuando contrató los servicios, en enero de 2015, y entonces «se le dejó muy claro cuál era su obligación de pago». Sin embargo, unos meses después, este dijo no haber recibido anticipadamente por correo ningún documento y fue llamado a acudir al despacho de Madrid, donde le dijeron «que tenía que firmar unos documentos para que el abogado le defendiese en el juicio, sin que le informase de nada», recogía EFE.

«Te venden que te va a costar solo 200 euros»

Fuentes de la Plataforma de Afectados por Arriaga Asociados aseguran que están emprendiendo acciones contra el despacho de abogados. Para ello, algunos han recurrido directamente -con quejas- a los colegios de abogados, aunque no siempre con resultados: «Como Arriaga se constituyó como una sociedad mercantil , los colegios profesionales de abogados no pueden hacer nada y nos remiten a Consumo», afirman. Así las cosas, no descartan iniciar un procedimiento judicial conjunto.

«Lo primero que te venden es que el caso está ganado y que va a costar solamente el inicio del trámite… Te comen el coco, te cogen 199 euros y te dicen que todas las costas van a ir a cargo del demandado, que era el banco», relata en declaraciones a THE OBJECTIVE una de las muchas personas que en los últimos años han confiado sus asuntos judiciales a Arriaga Asociados: «Nos decían que sus comisiones las pagaría el banco en el caso de ganar, como ha sido, pero al final las costas las hemos pagado nosotros».

«Lo primero que te venden es que el caso está ganado y que va a costar solamente el inicio del trámite»

«De los gastos hipotecarios, nos tendrían que devolver 1.500 euros, pero nos cobran unos 700, más el IVA, más 600 euros de intereses, más gastos de la procuradora… Al final vamos a recibir 200 o 300 euros«, lamenta esta clienta de Arriaga y Asociados, que critica también el trato por parte de los abogados desde que hace cuatro años contrataron sus servicios: «Si tú no los llamas, no te enteras de nada… Siempre nos decían que esto era lento». 

«Nos tendrían que devolver 1.500 euros… Al final vamos a recibir 200 o 300 euros»

«Al final, el teléfono no nos lo cogían… Pedimos facturas y nos contestaron que nos estaban llamando y no habían podido ponerse en contacto con nosotros. Nos hemos dado cuenta de que nos están estafando con papeles firmados«, censura esta clienta que, como tantas, se siente estafada: «Tú los contratas a ellos porque te estafa un banco y al final te estafa el abogado». Testimonios similares se repiten por toda la geografía española. «A mí me iban a dar 3.800 euros por la reclamación de la cláusula suelo, pero Arriaga se va a llevar 2.200 euros, y a mí me van a quedar 500…», relata Sofía, nombre ficticio de otra clienta disconforme con el despacho de abogados: «No conocen lo que es el código deontológico, Arriaga es una macrogranja de sentencias».

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D