The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
Economía

La Liga pierde 1.137 millones de euros desde la irrupción de la covid arrastrada por el Barça

Más de la mitad de las pérdidas registradas en la temporada 2020-2021 se explican por los 500 millones que se dejó el FC Barcelona

La Liga pierde 1.137 millones de euros desde la irrupción de la covid arrastrada por el Barça

Un partido de esta temporada 2021-2022 de La Liga española de fútbol.|AGENCIAS

Los 42 clubes del fútbol profesional español han perdido 1.137 millones de euros desde la irrupción de la covid-19 en marzo de 2020. Desde el confinamiento se han sucedido dos temporadas y media que han arrastrado importantes pérdidas para el fútbol español, principalmente por la prohibición de asistir a los estadios y la reducción de los ingresos por fichajes de jugadores. Así lo indica el Informe Económico de La Liga presentado este martes con los resultados de la temporada 20/21 y las previsiones para el curso 21/22.

Los datos -que reúnen la suma de todas las cuentas y previsiones de los clubes- indican que durante la temporada 2020-2021 se registraron pérdidas por 892 millones, que se sumarían a los 297 millones que se prevén perder en la temporada en curso. A ello hay que sumarle 52 millones de euros en beneficios después de impuestos de la 2019-2020 con un impacto de la covid en la mitad de este año (a partir de marzo).

De estas cifras, el mayor impacto se ha producido por los resultados del Fútbol Club Barcelona, cuyas pérdidas corresponden al 56% del importe total registrado durante la temporada 2020-2021. Sin los 500 millones que se dejó el Barça, este dato se hubiese reducido desde los 898 millones a los 685 millones, antes de impuestos. Del total de pérdidas de este club, 250 millones (50%) se corresponden con convenciones contables asociados al saneamiento extraordinario de su balance.

Caída de traspasos

Con todo, el principal motivo de las pérdidas ha sido la importante reducción de los ingresos que han pasado de más de 5.029 millones de euros en el año de comienzo de la pandemia (el récord histórico) hasta los 3.818 millones del año siguiente, un 24% menos. En la temporada pasada las mayores caídas se produjeron en Matchday (-53%) y precio de venta por traspasos de jugadores (-52%).

Estos resultados implican haber retrocedido -«puntual y excepcionalmente», recalca La Liga- a niveles de hace unos cinco o seis años, debido a contingencias como cierre de los estadios al público, la concentración y reprogramación de las parrillas televisivas (con la consiguiente incidencia sobre la facturación proveniente de las mismas), la disminución de la capacidad de la inversión comercial de los patrocinadores y publicistas, y finalmente la contracción generalizada del mercado europeo de traspasos de jugadores.

La Liga espera que los ingresos lleguen a los 4.012 millones en la temporada en curso y que no se recuperen totalmente hasta la 2023-2024. Pese a ello se estima que en la 2022-2023 la suma de los 42 clubes dejará de perder dinero.

Comparación con otras ligas

Con todo, desde LaLiga se indica que las cifras pese a ser malas comparado con la tendencia ascendente de los últimos años, han ido mucho mejor de lo esperado. De hecho, un informe de PwC encargado por la propia patronal cifraba en 2.000 millones el impacto de la Covid en La Liga hace unos meses.

La diferencia entre esta valoración y los resultados reales radica en que el comportamiento comercial ha sido mucho mejor del esperado, que la vuelta a los estadios ha generado un mayor impacto y que los ingresos por televisión han sostenido los ingresos en límites superiores a los estimados inicialmente.

Según la UEFA, la merma de facturación ordinaria ha ascendido a 7.000 millones en las dos temporadas con Covid-19. Incluyendo los ingresos por traspasos de jugadores, la erosión de ingresos totales en el conjunto del fútbol profesional europeo asciende a más de 10.000 millones de euros. En comparación con las grandes ligas europeas, el impacto ha sido mucho menor, ha destacado la patronal.

Deuda controlada

De esta manera, en la temporada 2020-2021 se registró un Ebit de 154 millones de euros y una inversión de 300 millones, mientras que para el cierre de éste se prevé que el Ebitda llegue a los 432 millones y el Ebit corre en negativo con ion déficit de 303 millones de euros.

Por otro lado, la deuda bruta total ha llegado a los 3.354 millones y la deuda neta a los 1.946 millones. Pese a que es el nivel más alto alcanzado jamás por La Liga, la patronal valora que se mantiene en un nivel sostenible, y en ambos casos muy por debajo del valor contable y del económico de los activos de los clubes de la patronal.

También indican que la proporción con las pérdidas totales -892 millones- ha sido mucho menor, por el estabilizador automático, derivado del Control Económico de La Liga: en un contexto de menor nivel de desinversiones asociadas al traspaso de jugadores (ventas), se ha frenado igualmente el nivel de inversiones acometidas en plantilla deportiva (fichajes), preservando el balance de los clubes

A nivel de resultados el efecto no es simétrico: las menores ventas impactan de forma directa e inmediata desfavorablemente sobre los resultados de la temporada, mientras que las compras solo lo harán gradualmente en los próximos años por las amortizaciones. Pero en términos de consumo de liquidez y de presión sobre el endeudamiento, es decir, de caja, el equilibrio se ha dejado sentir ya de forma muy positiva.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D