The Objective
Publicidad
Economía

El Gobierno impone por decreto que los escaparates se apaguen a las 22 horas

La temperatura del aire acondicionado no podrá ser inferior a 27 grados y la de la calefacción no deberá superar los 19

El Gobierno impone por decreto que los escaparates se apaguen a las 22 horas

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. | Europa Press.

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha anunciado que la temperatura del aire acondicionado en las grandes superficies no podrá estar por debajo de los 27 grados, mientras que la calefacción no podrá superar los 19 grados en invierno. Además, el Gobierno impone por decreto que todos los escaparates, monumentos y edificios públicos que no estén ocupados apaguen su iluminación a las 22 horas hasta noviembre de 2023.

El Ejecutivo deja en manos de las comunidades autónomas la vigilancia de la norma, que podrán aplicar sanciones en función de lo recogido en el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE). De este modo, se extienden las normas de control de los termostatos que ya se aplican en los organismos de la Administración a los transportes públicos, centros de trabajo, comercios y negocios de cara al público.

Según ha detallado Ribera en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el Real Decreto-ley, que se publicará este martes en el Boletín Oficial del Estado (BOE), recoge un Plan de choque de ahorro y gestión energética en climatización, que tiene como fin «reducir rápidamente el consumo de energía en edificios administrativos, comerciales y de pública concurrencia».

En este sentido, el texto complementa el RITE de manera que se incrementa temporalmente las obligaciones de gestión y de consumo eficiente de los inmuebles de las administraciones públicas; los establecimientos comerciales, como grandes almacenes o centros comerciales; los espacios culturales, como cines o centros de congresos; o las infraestructuras destinadas al transporte de personas, como estaciones y aeropuertos.

Una semana para adaptarse a la norma

Así, tendrán las temperaturas de calefacción y refrigeración limitadas a 19 y 27 grados centígrados, respectivamente. Todos los establecimientos y edificios públicos contarán con siete días desde la publicación de la norma para hacer efectiva la limitación, que estará en vigor hasta noviembre del año que viene. Ribera ha afirmado que un grado menos permite ahorrar un 7% del consumo energético, lo que permitirá a empresas ahorrar más de un millón de euros en un año.

Por otro lado, antes del 30 de septiembre, deberán disponer de cierres automáticos en las puertas de acceso para impedir que se queden abiertas permanentemente, «con el consiguiente despilfarro por pérdidas de energía al exterior», ha informado Transición Ecológica en un comunicado.

Asimismo, la titular de Transición Ecológica ha subrayado que en los edificios señalados se deberán tener las puertas cerradas mientras el aire acondicionado esté activado, se invitará a que se informe en carteles y paneles informativos sobre las medidas adoptadas y poder comprobar así que se están cumpliendo.

El Gobierno, a su vez, invitará a las grandes empresas a fomentar el teletrabajo como medida de ahorro energético, además de que pueda aplicarse en las Administraciones del Estado en la que los puestos de trabajo sean compatibles con esta modalidad. Por su parte, aquellos inmuebles que hayan pasado la inspección de eficiencia energética antes del 1 de enero de 2021, deberán someterse a una revisión extraordinaria antes del 31 de diciembre del presente ejercicio.

Para ejecutar rápidamente las obras de mejora energética en los edificios de las administraciones públicas, éstas podrán aplicar procedimientos de contratación de urgencia. Además, estos contratos se ejecutarán en un plazo inferior a un mes desde su formalización.

Ribera ha destacado que esta primera batería de medidas se trata de un primer paquete «importante y potente» que será completado con el plan de contingencia que se presentará en septiembre y que permitirá poder «cumplir al 100% para poder garantizar la solidaridad con Europa».

Por otro lado, se agilizarán las tramitaciones de las redes e infraestructuras eléctricas, se facilita la inyección de gases renovables en la red de gasoductos, y se potencia el almacenamiento y el autoconsumo. El Ejecutivo también activará medidas para incrementar la eficiencia energética de distintos sectores productivos y potenciar la electrificación de la economía con 350 millones en ayudas.

100 millones para el sector terciario

Con el objetivo de acompañar a las empresas en su esfuerzo por incrementar su ahorro y su eficiencia energética, Transición Ecológica saca mañana a consulta pública una nueva línea de ayudas para el sector terciario. Con 100 millones a cargo del Fondo Nacional de Eficiencia Energética (FNEE), este programa para la rehabilitación energética en edificios estará vigente hasta diciembre de 2024.

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), organismo adscrito al Ministerio, será el encargado de coordinar las ayudas, que se entregan en forma de concesión directa a las comunidades y ciudades autónomas. Subvencionarán actuaciones que logren una reducción del consumo de energía final de un 10% y que se encuadren en una serie de tipologías.

Eficiencia energética en la industria

De su lado, el departamento de Ribera también amplía con 100 millones adicionales el programa de eficiencia energética en la industria, lanzado en 2019 y que estará en vigor hasta junio de 2023. Hasta la fecha, ha recibido más de 2.600 solicitudes de ayuda por parte de empresas industriales, por un valor superior a los 400 millones.

Transición Ecológica también sacará a audiencia pública una propuesta de orden ministerial que establece las bases reguladoras para otorgar ayudas a proyectos innovadores de almacenamiento energético hibridados con generación renovable. La primera convocatoria estará dotada con 150 millones y la cuantía dependerá del tamaño de la empresa y las necesidades del proyecto.

Cuarta subasta de renovables. El Gobierno celebrará el próximo 22 de noviembre una nueva subasta de renovables, la cuarta bajo el nuevo esquema, en la que se pondrán en juego un total de 3.300 megavatios (MW) eólicos y fotovoltaicos, con el objetivo de acelerar el proceso de electrificación de la economía, reducir el consumo de gas, rebajar los precios de la electricidad y avanzar en la consecución de los objetivos climáticos. El gabinete dirigido por Teresa Ribera ha indicado que que, gracias a la subasta, se estima un ahorro de gas de 11.000 gigavatios hora (GWh) anuales, un 2,9% del consumo total de gas en España en 2021,

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D