The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Estados Unidos

EEUU coloca en una lista negra a tres startups chinas de reconocimiento facial por usar su tecnología negligentemente

Redacción TO
Foto: Mike MacKenzie | Flickr

Estados Unidos ha prohibido a tres startups chinas de reconocimiento facial hacer negocios en el país, ya sea a través de la comprar de productos estadounidenses o manteniendo relaciones con entidades estadounidenses, por cooperar con el Gobierno chino en la violación de derechos humanos

El pasado lunes 7 de octubre, el Departamento de Comercio anunció que 28 compañías chinas y entidades gubernamentales habían sido incluidas en una lista negra por atentar contra los derechos humanos en la localidad de Xinjiang, una región autónoma en el noroeste de China donde residen millones de uigures, una minoría musulmana turca

Entre estas empresas se encuentran SenseTime, Megvii y Yitu, que, combinadas, han recaudado miles de millones de dólares para desarrollar tecnologías de reconocimiento facial. Se cree que estas tres compañías, que han florecido en medio del impulso del gobierno chino para invertir en inteligencia artificial, se han empleado de forma indebida por agencias gubernamentales en esta región, ayudando al arresto y detención de más de un millón de musulmanes uigures y otras minorías étnicas. 

Si bien SenseTime y Megvii han negado trabajar con entidades estatales en la región, investigadores y académicos han descubierto conexiones preocupantes entre su tecnología de reconocimiento facial y la vigilancia y encarcelamiento de minorías en China.

Según el Departamento de Comercio, estas 28 empresas “representan un riesgo significativo al participar o poder participar en actividades contrarias a los intereses de seguridad nacional o política exterior del país”. “Estas empresas han estado implicadas en violaciones y abuso de derechos humanos, en la implementación de la campaña de represión, detención y vigilancia en China contra uigures, kazajos y otros grupos minoritarios”, ha explicado el departamento.

Por su parte, el gobierno chino lo ha negado y ha explicado que los campamentos son centros de reeducación o formación profesional.

Estas tres compañías se unen a Huawei, que a principios de año era incluida en la lista negra debido a preocupaciones de seguridad nacional dando un duro golpe a las perspectivas comerciales del gigante tecnológico.