El BCE advierte de que el endeudamiento por pandemia podría provocar una salida del euro

Economía y capital

El BCE advierte de que el endeudamiento por pandemia podría provocar una salida del euro
Foto: DANIEL ROLAND

Los temores de salida del euro por parte de los países más endeudados por el impacto del nuevo coronavirus pueden aumentar en los mercados si no se toman medidas para limitar la carga de la deuda, ha advertido el Banco Central Europeo (BCE).

«Si las medidas tomadas a nivel nacional o europeo fuesen juzgadas insuficientes para preservar la viabilidad de la deuda (en algunos países), la evaluación de los mercados del riesgo de redenominación (salida del euro, ndlr) podría aumentar aún», indica un informe semestral de la institución sobre la estabilidad financiera.

Los niveles de endeudamiento en los países de la zona euro deberían aumentar de forma significativa entre un 7% y un 22% en 2020, incrementando la proporción de deuda pública respecto al Producto Interior Bruto (PIB) de la región de un 86% en 2019 a cerca del 103% en 2020, explica la institución.

Normalmente, la zona euro busca limitar la deuda pública al 60% del PIB, aunque esta regla, que figura en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento europeo (PEC), fue suspendida a causa de la pandemia.

Duramente golpeados por dos meses de confinamiento, que paralizó la economía, los países europeos presentaron en las últimas semanas programas de ayudas por cientos de miles de millones de euros, que serán financiados principalmente a través de créditos.

El BCE no cuestiona esos planes de apoyo y reconoce que sin ellos, «el coste económico y el impacto en el mercado […] habría sido probablemente más duro».

En paralelo, el instituto monetario decidió aumentar sus compras de deuda pública y lanzar un plan de emergencia frente a la pandemia, con un volumen de más de 1 billón de euros (1,1 billones de dólares), para 2020.

Esto permitió «impedir que se profundizaran las diferencias en las tasas» de interés de la deuda pública dentro de la zona euro, entre la de Alemania (que sirve de referencia) y las de los otros países.

«Trayectoria insostenible» 

El BCE buscaba tranquilizar a los mercados, nerviosos por la bajada de actividad y el aumento del déficit presupuestario en países como España e Italia.

Sin embargo, una contracción económica más prolongada en la zona euro haría que la relación entre deuda pública y PIB acabara en «una trayectoria insostenible en los países endeudados», advierte la institución.

Además, los países podrían tener dificultades para financiarse en los mercados «si los inversores consideran que la viabilidad de [su] deuda pública se ha deteriorado» y exigen réditos más altos.

La Comisión Europea propondrá el miércoles un plan de recuperación que podría alcanzar 1 billón de euros (1,1 billones de dólares) para superar la crisis causada por el coronavirus.

No obstante, las negociaciones se auguran difíciles entre los europeos: Francia y Alemania defienden su proyecto para evitar que las tasas de deuda pública italiana y española se disparen, protegiendo a esos países con un sistema de préstamos europeo, mientras que cuatro países -incluyendo a Austria y Holanda- son hostiles a que la deuda se mutualice.