The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Estados Unidos

El calor de los testículos de los carteros se hace con el Nobel más disparatado

Redacción TO
Foto: Erich Gordon | The Objective

Un año más los premios Nobel más disparatados están aquí. El volumen de saliva de los niños, el placer de rascarse la picazón, las peligrosas bacterias escondidas en el dinero o temperatura escrotal de un grupo de carteros son algunos de los insólitos experimentos con los que se atrevieron científicos de todo el mundo, galardonados este jueves con el disparatado premio Ig Nobel de la Universidad de Harvard, en Cambridge, Massachusetts, que este año celebra nada más y nada mes que su 29º edición. Unos galardones que “primero hacen reír y luego hacen pensar”.

Un equipo japonés ganó el premio de química por estimar el volumen total de saliva producido por día por un niño típico de cinco años. Iman Farahbakhsh, de Irán, ganó el premio de ingeniería por una máquina que cambia pañales de bebé y que fue patentada en Estados Unidos el año pasado.

De la misma forma, un equipo recibió el Ig Nobel de la Paz por medir el grado de placer que provoca rascarse una picazón, mientras Silvano Gallus se llevó el premio de medicina por recolectar pruebas de que la pizza puede proteger contra enfermedades y la muerte, pero solo si es fabricada y comida en Italia.

Sin embargo, el mayor honor en la categoría de anatomía fue para Roger Mieusset, Louis Boujan y Bourras Bengoudifa por su estudio de 2007 que mide la asimetría en temperatura del escroto en carteros desnudos y vestidos en Francia. Los tres científicos diseñaron tres experimentos en el que midieron la temperatura escrotal de once carteros y otros tantos conductores de autobús que permanecían de pie y sentados, respectivamente, durante hora y media. El resultado de la prueba fue que los hombres vestidos tienen mayor temperatura en el lado izquierdo del escroto.

Los ganadores, que tuvieron 60 segundos para pronunciar un discurso y que si se pasaban del tiempo eran interrumpidos por una niña de ocho años que repetía hasta que se callaran “por favor para, estoy aburrida”, recibieron 10 billones en efectivo en dinero de Zimbabue, prácticamente sin valor. 

Por su parte, los organizadores del evento han señalado que el objetivo de estos premios es “celebrar lo inusual, homenajear a la imaginación y alentar el interés de las personas en la ciencia, la medicina y la tecnología”.

Como cada año, los premios fueron presentados por verdaderos ganadores de los Nobel. Cuatro de ellos asistieron a la ceremonia de este jueves.