El Centro Pompidou de París cerrará durante cuatro años por obras

Por: EFE

Cultura
El Centro Pompidou de París cerrará durante cuatro años por obras
Foto: CHARLES PLATIAU| Reuters

El Centro Pompidou de París, que se encuentra actualmente cerrado como todos los museos de Francia por el coronavirus, no podrá acoger público desde finales de 2023 hasta 2027 para que se lleven a cabo obras de gran magnitud.

Lo más importante: en el año 2016, una comisión interministerial que se ocupa del parque inmobiliario había alertado sobre el envejecimiento del edificio. La inversión prevista para su remodelación, que incluye retirar el amianto del edificio pero también adaptarlo a las normas energéticas y de acceso para las personas con movilidad reducida, es de unos 200 millones de euros.

El anuncio lo ha hecho la ministra de Cultura, Roselyne Bachelot, en una entrevista al diario Le Figaro avanzada el pasado lunes en la que explica que ha optado por el cierre completo durante las obras porque así estas serán más breves y el costo será menor.

El Centro Pompidou, que se inauguró en 1977, debería reabrir sus puertas para su 50 aniversario en 2027 una vez finalizados esos trabajos. Las obras son indispensables para evitar la corrosión del edificio situado en pleno centro de París, que alberga grandes colecciones de arte moderno y contemporáneo y amplios espacios de exposición, además de una nutrida biblioteca. El museo fue inaugurado por iniciativa del expresidente Georges Pompidou.

El presidente de la institución, Serge Lasvignes, comunicó el pasado lunes la noticia a los sindicatos de los empleados, a los que subrayó que no había alternativa, que el inmueble necesita una intervención en profundidad, según Le Figaro.

Al igual que todos los grandes museos de París, el Pompidou sufrió el pasado año la sacudida de la COVID-19 en la afluencia de visitantes. Cayeron un 72% respecto a 2019 para quedarse en 912.803. Estuvo cerrado una primera vez entre el 13 de marzo y el 1 de julio y luego desde el 29 de octubre hasta ahora. No está previsto que pueda recibir público en las próximas semanas.

Eran indispensables para evitar la corrosión del edificio situado en pleno centro de París, que alberga grandes colecciones de arte moderno y contemporáneo y amplios espacios de exposición, además de una nutrida biblioteca. El museo fue inaugurado por iniciativa del expresidente Georges Pompidou.