El chef de Marbella Dani García, nuevo tres estrellas Michelin

General

El chef de Marbella Dani García, nuevo tres estrellas Michelin
Foto: Grupo Dani García

El restaurante del chef Dani García en el hotel Puente Romano de Marbella (Málaga) acaba de ingresar en el prestigioso club de los establecimientos con tres estrellas Michelin, según se ha anunciado este miércoles en una ceremonia celebrada en Lisboa. Con esta nueva incorporación, en España son 11 los restaurantes con tres estrellas, ya que Sant Pau, de Carme Ruscalleda, cerró en octubre. El Dani García Restaurant se ha convertido en el segundo tres estrellas de Andalucía y su menú degustación tiene un precio de 195 euros, bebidas aparte. García dirige también los restaurantes Bibo de Madrid y Marbella. En esta localidad malagueña también controla Lobito de Mar, un establecimiento especializado en producto local.

La gala, que se celebra desde 2009, sale por primera vez de España con destino a la capital lusa y su Pavilhão Carlos Lopes. En total, para la guía Michelin 2019 España y Portugal hay 190 restaurantes con una estrella (25 nuevos), 31 con dos y 11 con tres, todos en España. Ningún establecimiento triestrellado está en Portugal, pese a su condición de anfitriona de la fiesta.

Los 11 de España en la Guía Michelin están repartidos cuatro en el País Vasco (Martín Berasategui, Arzak, Akelarre y Azurmendi), tres en Cataluña (El Celler de Can Roca, Abac y Lasarte), dos en Andalucía (Aponiente y Dani García Restaurant), uno en Madrid (Diverxo) y otro más en la Comunidad Valenciana (Quique Dacosta).

 

Los cuatro nuevos restaurantes que se han alzado con dos estrellas son el restaurante valenciano Ricard Camarena; el navarro El Molino de Urdániz, de David Yarnoz; Cocina Hermanos Torres, el nuevo local en Barcelona de los televisivos gemelos Sergio y Javier Torres, y el portugués Alma, en Lisboa, del cocinero Henirque Sá Pessoa.

Las primeras estrellas son, destaca Pardo, un síntoma del «crecimiento» de la gastronomía española, que además se «descentraliza» y, fuera de los focos tradicionales como el País Vasco, Cataluña y Madrid, se distribuye por otras zonas.

«Hace unos años las novedades se concentraban en dos o tres comunidades autónomas, pero ahora está todo muy repartido, y eso es bueno. Cada vez más gente tiene claro que la gastronomía es un importante motor del turismo«, refiere.