The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Siria

El coronavirus llega a Siria: un país devastado por nueve años de guerra

Agencias
Última actualización: 23 Mar 2020, 10:11 am CEST
Foto: OMAR SANADIKI | Reuters

El Gobierno sirio ha reconocido su primer infectado por COVID-19 en una persona procedente del extranjero, según ha informado la agencia estatal SANA, después de que varias ONG hayan asegurado que hay más casos en el territorio del país árabe. En todo el país, devastado por nueve años de guerra, el "endeble sistema de salud" sería incapaz de hacer frente a una epidemia, ha advertido la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El ministro de Sanidad sirio, Nizar Yazigi, ha asegurado que se han tomado "las medidas necesarias para tratar" con el paciente, de 20 años de edad, que pasará 14 días en aislamiento médico tendrá y se le tomará una muestra cada cuatro días "hasta que se recupere".

Hasta ahora, Siria era uno de los pocos países que quedaban en el mundo sin registrar casos del nuevo coronavirus.

 

El responsable de Salud de la provincia de Rif Damasco, Yasin Nanous, ha afirmado a SANA que habían tomado muestras de 31 sirios de un total de 138 que habían llegado el martes de países donde se había registrado brotes de coronavirus, aunque todas esas dieron negativo. Nanous ha asegurado que el laboratorio de referencia del país ha incrementado su volumen de 10 a 15 tests diarios a 30 a 40 por día.

En los últimos días, el Gobierno sirio ha ido tomando una serie de medidas para confinar a su población, como el cierre de fronteras y negocios salvo los de primera necesidad o suspender la publicación de periódicos en papel hasta nuevo aviso, para así evitar la propagación de la pandemia.

El ministerio del Interior anunció la suspensión de transporte, público y privado, en las ciudades; y el cierre a partir del martes de vías que unen a las provincias. La semana pasada, el gobierno anunció el cierre hasta el 2 de abril de los centros educativos y la paralización de actividades científicas, culturales y deportivas. Las elecciones legislativas, previstas para el 13 de abril en Siria, fueron aplazadas al 20 de mayo.

A pesar de ser el primer caso reconocido por Damasco, en los últimos días tanto la ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos como el colectivo de activistas Deir el Zur 24 han informado de casos de personas infectadas en el territorio sirio.

El Observatorio, ONG cuya sede se encuentra en el Reino Unido pero que cuenta con colaboradores en el terreno, asegura que en la ciudad de Al Mayadín, en Deir al Zur, hay 15 casos confirmados, de los cuales 11 son iraníes, uno de los países más tocados por la pandemia, así como cuatro iraquíes pertenecientes a milicias pro Teherán, aliadas de Damasco y presentes en ese lugar limítrofe con Irak.

Sin embargo, el Gobierno sirio ha insistido en que no ha habido casos en su país hasta hoy.

El pasado 19 de marzo, el Gobierno sirio apeló a la comunidad internacional a levantar las sanciones económicas contra Siria por la amenaza del coronavirus, según SANA.

Además de en los territorios controlados por el Gobierno, se teme que el coronavirus llegue a zonas que escapan a su control, como en la provincia de Idlib, donde se levantan campos informales de desplazados por la ofensiva lanzada el pasado abril contra el último feudo opositor en el país. El gobierno sirio, en guerra contra los rebeldes y los yihadistas, controla más del 70% del territorio del país.