El FBI considera que el espionaje de China es la mayor amenaza para EEUU

Política y conflictos

El FBI considera que el espionaje de China es la mayor amenaza para EEUU
Foto: Alex Brandon| AP Photo

El FBI está convencido que los actos de espionaje y robos de información continuos por parte del Gobierno de China representan la mayor amenaza a largo plazo para el futuro de Estados Unidos. En una comparecencia ante al Instituto Hudson, el director del FBI, Christopher Wray, ha analizado las relaciones chino-estadounidenses, detallando que no atraviesan su mejor momento tanto a nivel político como comercial.

En contexto: estas declaraciones llegan después del anuncio de Mike Pompeo, secretario de Estado norteamericano, quien considera restringir la aplicación TikTok debido a la posibilidad de que el Gobierno de Pekín la esté utilizando como un medio para vigilar y distribuir propaganda entre los ciudadanos.

El director del FBI ha calificado al país asiático como «la mayor amenaza a largo plazo para la información y la propiedad intelectual de nuestra nación y para nuestra vitalidad económica», señalando que la agencia cuenta con más de 2.000 investigaciones abiertas que vinculan al Gobierno chino.

En un discurso de casi una hora, el responsable del servicio de inteligencia ha asegurado que los piratas informáticos chinos se han movido rápidamente para atacar a las instituciones farmacéuticas y de investigación de EEUU que tratan de avanzar en la lucha contra el coronavirus.

Al igual que el gobierno de Donald Trump –quien ha tenido un tono muy crítico hacia China durante los últimos meses y acusa al país de haber ocultado la propagación de la COVID-19–, en palabras de Wray, Pekín está realizando una campaña de espionaje económico, robo de datos y monetario y actividades políticas ilegales, utilizando el soborno y el chantaje para influir en la política estadounidense. «Hemos llegado a un punto en el que el FBI está abriendo un nuevo caso de contrainteligencia relacionado con China cada 10 horas», señala Wray en declaraciones que reproduce la CNN.

Además, el presidente chino, Xi Jinping, habría encabezado un programa llamado Fox Hunt, dirigido a ciudadanos chinos que viven en el extranjero y que son vistos como amenazas por el Gobierno de Pekín, con el objetivo de intimidarlos. «Estamos hablando de rivales políticos, disidentes y críticos que buscan exponer las extensas violaciones de derechos humanos de China», añade. «El Gobierno chino quiere obligarlos a regresar a China, y las tácticas de China para lograrlo son impactantes».