The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Estados Unidos

El fin de 'Brangelina', un desamor de película

LUKE MACGREGOR
Foto: LUKE MACGREGOR |

Cuando una de las parejas más mediáticas de Hollywood anunció su divorcio el pasado septiembre, el mundo entero comentó con sorpresa, desencanto y, sobre todo, con humor, la ruptura amorosa del año. Durante 12 años, Brad Pitt y Angelina Jolie fueron la pareja más envidiada de las alfombras rojas, pero la demanda de divorcio interpuesta por ella acabó de forma abrupta con la idílica relación y la imagen que el mundo tenía de la misma. Acusaciones de maltrato, drogas, alcohol, 500 millones de dólares a repartir y 6 hijos en común. Casi ningún divorcio es fácil, pero el de 'Brangelina' contiene ingredientes que bien podrían pertenecer a una trama del séptimo arte.

Los rumores y conjeturas sobre el divorcio de 'Brangelina' se multiplicaron hasta crear un auténtico huracán alrededor de la pareja. Todas las fuentes señalan que el episodio que dio pie a la demanda de divorcio tuvo lugar en el interior de un avión privado en el que Brad Pitt y Angelina viajaban con sus hijos, y se habló de alcohol, gritos e incluso de agresiones. Brad Pitt fue investigado por el supuesto maltrato a sus hijos, quedando libre de cargos tras la acusación.

Entre otros motivos, también se habló de las supuestas y jamás confirmadas infidelidades de Pitt, especialmente de un supuesto romance con Marion Cotillard que la actriz desmintió tajantemente. A principios de noviembre, Jolie y Pitt alcanzaron un acuerdo sobre la custodia de sus seis hijos: tres adoptados (el camboyano Maddox, el vietnamita Pax y la etíope Zahara) y tres biológicos (Shiloh y los gemelos Knox y Vivienne).  Según declaró una representante de la actriz, "los seis niños permanecerán bajo custodia de la madre y continuarán con las visitas terapéuticas con su padre".