El fiscal pide investigar por falso testimonio al responsable de Difusión de la Generalitat

Mundo ethos

El fiscal pide investigar por falso testimonio al responsable de Difusión de la Generalitat

El fiscal Jaime Moreno ha pedido al tribunal del juicio del procés que ordene investigar al responsable de Difusión de la Generalitat, Jaume Mestre, por falso testimonio en su declaración, tras escuchar las respuestas de este a las preguntas de la Fiscalía durante su declaración como testigo.

El presidente del tribunal, el juez Marchena, ha respondido que “eso tiene que tomarse en sentencia y a la vista de documentos y otros testimonios”, por lo que comunicará su decisión en la sentencia.

Antes de finalizar el interrogatorio del fiscal, Marchena ha advertido a Mestre que estaba eludiendo la respuesta a algunas preguntas y que tenía la obligación de decir la verdad. “En el Código Penal, el delito de falso testimonio no consiste solamente en no decir la verdad. Cuando el testigo altere la verdad con reticencias o inexactitudes también hay responsabilidad penal”, ha dicho Marchena.

«El tribunal no ha valorado su testimonio porque hay que conectarlo a otras fuentes de prueba para saber si dice o no la verdad. Pero es evidente que hay preguntas que usted está eludiendo. Lo único que le pide el tribunal es que se acuerde de que el falso testimonio no solo lo comete quien no dice la verdad», ha insistido.

Mestre ha negado haber mantenido conversaciones con la directora de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, Núria Llorach, sobre la campaña de promoción del referéndum que empleaba la imagen de unas vías de tren separándose, a pesar de que Llorach había declarado ante el juez que fue Mestre quien se puso en contacto con ella. El fiscal ha repetido la pregunta para darle “una oportunidad” de responder la verdad, pero el testigo ha mantenido su respuesta.

Durante su declaración, relacionada con la supuesta malversación de fondos públicos, Mestre ha afirmado que ni la campaña realizada por la empresa Estudi Dadà ni la difusión del anuncio fueron pagados. «Los servicios se prestaron y eran debidos por la Generalitat», ha afirmado Jaume Mestre.

A las preguntas del fiscal sobre si la empresa Estudi Dadà, que diseñó la campaña del registro de catalanes en el extranjero, había “perdonado” la factura, de más de 10.000 euros, Mestre ha dicho que “no han reclamado”.

El secretario general del Diplocat niega los pagos a observadores internacionales

El secretario general del Diplocat, Albert Royo, ha negado este miércoles en su declaración como testigo en el juicio del procés que el órgano de la Generalitat pagara a observadores internacionales  para el referéndum del 1-O.

Albert Royo ha confirmado que hubo un pago de 40.000 euros con la tarjeta de crédito de Diplocat, pero ha asegurado que «no fue una observación internacional» y que, por tanto, no tenían que ver con el 1-O. «Era un programa de visitantes internacionales, una actividad habitual de Diplocat, la hacíamos casi cada mes», ha afirmado.

Sobre la fecha de estas visitas, entre el 29 de septiembre y el 2 de octubre de 2017, Royo ha dicho que «ellos querían estar en esas fechas en Cataluña para saber lo que sucedía». «Se producían visitas cuando había hechos noticiables».

A preguntas de la abogada Judit Gené, Royo ha explicado que los visitantes eran, en su mayoría, «parlamentarios» de otros países, y que a algunos de ellos se les sufragaron los gastos, pero a otros no.

La explicación de Royo sobre esta cuestión contrasta con lo manifestado por Helena Catt en las fechas del referéndum cuando, junto a su equipo de 17 observadores, firmó un breve comunicado el 2 de octubre de 2017 en el que avalaba el proceso de la consulta. «A pesar de estos hechos (la violencia) ayer vimos un día de votación», decía el documento.

Durante la declaración, Royo ha insistido en desmarcar la actividad del Diplocat con la del Departamento de Acción Exterior que era dirigido por Raül Romeva. «Hay confusión en los atestados policiales y en los medios de comunicación, se mezcla Diplocat con Exteriores y son cosas distintas», ha defendido

Además, Royo ha defendido que «Diplocat no organizó ningún referéndum ni estuvo involucrado en ningún referéndum». «Nos limitamos a explicar nuestro trabajo, que era explicar la realidad catalana a nivel internacional», ha asegurado ante las preguntas de la fiscal Consuelo Madrigal.

Ha afirmado que Diplocat no llevó a cabo «acciones de apoyo a la convocatoria» del 1-O. «Organizamos charlas a nivel internacional de la realidad catalana y nos cuidábamos de que hubiera una pluralidad de posiciones».