El Gobierno acepta transferir la gestión de la Seguridad Social al País Vasco

Política y conflictos

El Gobierno acepta transferir la gestión de la Seguridad Social al País Vasco
Foto: David Aguilar

El Gobierno ha aceptado el traspaso de una treintena de competencias a Euskadi, entre los que se incluye el régimen económico de la Seguridad Social. Con su materialización, el País Vasco consigue un reclamo histórico que hasta entonces ningún Gobierno había afrontado. La ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, se ha trasladado a Vitoria este jueves para cerrar el acuerdo con el consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno, Josu Erkoreka.

En el calendario cerrado en la reunión no se fija una fecha para el traspaso de la gestión económica de la Seguridad Social, sino para llevar a cabo un estudio sobre la misma (entre junio y diciembre de 2021). En cuanto a la competencia penitenciaria, otra que se ha aprobado, su traspaso comenzará en junio de este año, con la previsión de ser totalmente efectivo en diciembre.

Se trataba de una de las transferencias pendientes para el cumplimiento del Estatuto de Gernika, el Estatuto de Autonomía del País Vasco, aprobado en 1979. En concreto, la competencia de la Seguridad Social se recoge en el artículo 18. El Gobierno vasco asumirá la gestión de las prestaciones, por las que el Estado gasta en Euskadi más de 9.500 millones de euros al año. Además, se responsabilizará de la gestión y control de las cotizaciones, la recaudación de cuotas, la organización de los ingresos y las sanciones.

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha asegurado que la caja única de la Seguridad Social «no se toca» y que la reunión de hoy aborda únicamente la transferencia de la gestión económica de las cotizaciones y prestaciones. «El sistema de la Seguridad Social se va a quedar tal y como está», ha aclarado la titular de Trabajo, ya que «seguirá siendo la que garantiza la solidaridad del propio sistema de pensiones en España».

Preguntada por el traspaso también de las competencias en materia de prisiones, la ministra se ha referido a los términos recogidos en el acuerdo entre Gobierno y PNV, y ha añadido que «esto forma parte de la normalidad del propio sistema constitucional».

«El sistema de las autonomías funciona y ha funcionado bien, seguramente necesita de retoques, pero quedan muchísimas competencias, no sólo en el País Vasco, sino en otras autonomías por transferir y esto no es un problema ni debe serlo», ha apuntado.